El "Santo" correntino le impuso su impronta a Quimsa

En la localidad de General Pinedo en Chaco, San Martín de Corrientes fue un justo ganador y superó a Quimsa 90 a 78.

El "Santo" correntino le impuso su impronta a Quimsa
Jeremiah Wood le entrega el balón a Federico Aguerre. Foto: Prensa San Martín

Los "pupilos" de Sebastián González escribieron un nuevo capítulo de la historia llamada "Amistosos en la Liga Nacional". En este caso, afrontaron un duro encuentro contra el equipo santiagueño, que presentó batalla en los primeros cuartos y una reacción en algunos pasajes del complemento.Sin embargo, eso no fue suficiente para impedir la victoria del equipo correntino.

En los primeros minutos se pudo observar a un San Martín de Corrientes dormido, con un juego previsible y con poca eficacia de sus tiradores. Ese fue el efecto que buscó generar Quimsa ya que su especialidad es la marca a presión (identikit de los planteles de Silvio Santander). La particularidad que tuvo el planteo del técnico bonaerense es que usó en la base a Luciano "Chuzito" González, debido a que Julián Ruiz se encuentra disputando el Campeonato Argentino U19. "La debilidad de uno, es la fortaleza de otro", suele rezar la frase que, en este sentido, se hizo carne entre los jugadores. La administración y la buena gestión de pelota por parte de Juan Pablo Cantero y Lucas Faggiano, fueron vitales para imponer el estilo "San Martín de Corrientes". El exSionista y Lanús se encargó de proponer un juego con sucesivas cortinas y con rotación constante de balón que permitió que los perimetrales se lucieran. Aguerre y Mainoldi estuvieron intratables. Por su parte, Faggiano fue el encargado de penetrar y romper la defensa individual propuesta por Quimsa.

Las claves del partido pasaron por la excelente, trabajada y laboriosa defensa del equipo de Sebastián González. Aplicaron a la perfección una zona que, prácticamente, asfixió al Fusionado. Esto trajo aparejado un sequía de puntos por el lado santiagueño, que los correntinos lo convirtieron en puntos a favor.

A pesar de que fue un amistoso, se pudo ver una zona interna fuerte que le daba poca chances a Tayavek Gallizzi, a Nicolás Romano y a Robert Battle poder acceder a un rebote. He ahí la ventaja en la implementación de un "boxout" inclaudicable( cerco reboteador).

La rotación fue la mejor herramienta para los rojinegros, ya que le cayó como anillo al dedo a los tiradores como Lezcano, Mainoldi y Aguerre, para así poder jugar bien abiertos.

Es de destacar la actitud de Quimsa en el tercer cuarto que clavó varias bombas sucesivas para ponerle condimento a un partido que, por ese entonces, estaba siendo dominado a gusto y placer por San Martín de Corrientes.

Los parciales del partido fueron: 1C Quimsa 18-15 San Martín ; 2C Quimsa 15-27 San Martín; 3C Quimsa 25-26 San Martín; 4C Quimsa 20- 22 San Martín.