Tres pruebas de fuego

Finalmente, la sanción a Carlos Tévez por insultar a Germán Delfino será de tres fechas. Un alivio ante la posibilidad de 12 partidos, pero se pierde las visitas a Godoy Cruz y Tigre, y el partido con Quilmes en la Bombonera.

Tres pruebas de fuego
Carlitos no podrá jugar por el torneo local hasta la sexta fecha. Fuente: Olé

Boca Juniors pierde a su gran figura. Justo cuando parecía que Carlos Tévez volvía a encontrar su ritmo, se le soltó la cadena y, ahora, Guillermo Barros Shelotto tiene un gran problema entre manos: debe reemplazar a su mejor jugador por tres partidos.

A priori, no son los encuentros más complicados. La visita a Godoy Cruz de este fin de semana puede ser el más peligroso, ya que el equipo del Gallego Sebastián Méndez demostró ser capaz de jugar muy buen fútbol, sobre todo de local. Luego, visitará a Tigre, que aún no tiene puntos en el certamen luego de sus derrotas por 3-0 recibiendo a Estudiantes de La Plata y 1-0 en cancha de Newell's Old Boys. El último partido sin el Apache será en la Bombonera ante Quilmes, que tampoco conoce la victoria en lo que va del certamen y está más preocupado por el descenso que por otra cosa. 

El mayor consuelo para el Xeneize es que, aunque el partido por Copa Argentina ante Lanús se juega el 28 de este mes, como se rumoreaba qué podía pasar si el Granate era eliminado de la Sudamericana, el ex Juventus podrá decir presente. La sanción solo aplica para partidos del torneo local, así que su presencia en la revancha de la derrota por 1-0 de la primera fecha no estaría comprometida. Lo que si afecta esta sanción es la capitanía del '10': no podrá vestir la cinta por tres meses.

En cuanto a reemplazantes, los mellizos barajan muchas alternativas. A principios de la semana, los mayores candidatos eran Gonzalo Castellani y el Pachi Federico Carrizo. Sin embargo, ahora parece que el gran rendimiento de Wilmar Barrios en los entrenamientos le daría muchas chances de ocupar un lugar en el doble 5 para que se adelante un poco más Pablo Pérez y quede casi como un enganche.

Otro con chances de entrar, y quien realizaría el mismo enroque posicional que el colombiano, es Fernando Zuqui, que enfrentaría a su ex club si juega este domingo en Mendoza.

Boca tendrá que adaptarse a jugar sin su '10', sin su motor, su mayor amenaza, su bala de plata. ¿Podrá hacerlo? ¿O tendrá que empezar a mirar la punta de lejos?