Punto con sabor a poco

Con mayoría de suplentes, Independiente rescató un empate sobre el final ante Quilmes, como visitante, por 1-1, y mantiene el invicto en el torneo; Cristian García para el local y Emiliano Rigoni para la visita marcaron los goles del encuentro. Ahora, el Rojo se mete de lleno en la serie ante Chapecoense por la Copa Sudamericana.

Punto con sabor a poco
Damián Martínez peleando una pelota con Matías Sarulyte. / Foto: BAIRES.
Quilmes
1 1
Independiente

Desde la previa, se sabía que Gabriel Milito iba a apostar por una rotación en el equipo debido a que avanzó en la Copa Sudamericana y porque se vienen partidos entre semana. Con siete cambios, respecto a los que jugaron ante Lanús, Independiente igualó 1-1 ante Quilmes, como visitante, y no perdió en el invicto en estas primeras tres fechas del torneo.

Se le cortó la racha al Rojo de cuatro triunfos al hilo y sin recibir goles, ya que le convirtieron por primera vez en el torneo. Esta vez, en el arco no estuvo Martín Campaña, sino que Gonzalo Rehak debutó y tuvo una buena actuación, seguro con los pies y tuvo dos buenas atajadas (una en offside rival, pero que fue muy buena), pero en el gol no tuvo nada que hacer.

Arrancó el encuentro con el Rojo como dominador, como se daría en todo el partido, teniendo siempre la pelota y con Barco como estandarte y conductor del equipo. Además del juvenil de 17 años, Figal, Tagliafico y Benítez fueron los cuatro jugadores que continuaron como titulares en la rotación. Martínez, Pellerano, Vitale, Sánchez Miño, Albertengo, que volvió a jugar luego de más de 11 meses por una lesión en su rodilla, y Blanco, además de Rehak, fueron los que ingresaron. Germán Denis iba a ser titular pero en la entrada en calor tuvo con una molestia en la zona lumbar que le impidió jugar e hizo que Domingo Blanco sea el titular.

Poco pasó en el primer tiempo. Independiente dominaba las acciones pero podía ser punzante; Quilmes, por su parte, intentaba contragolpear pero no tenía resultado. Un remate de Andrada, que contuvo Rehak, y un tiro libre que se fue apenas alto de Benítez fue lo más claro de la primera mitad. El segundo tiempo comenzó igual, pero en un córner, a los 11', el Ruso García logró girar y su disparo potente se desvió en Damián Martínez y dejó sin chances a Rehak, para poner en ventaja al local.

Luego de este gol, Gaby Milito decidió poner a Diego Vera y Emiliano Rigoni para intentar igualar rápidamente. Con esto, Independiente se lo llevó puesto al Cervecero, lo acorraló y creó ocasiones de gol muy claras. Primero, Barco habilitó muy bien a Benítez, que reventó el palo. Luego, un pelotazo hacia Vera, lo dejó de cara al gol, pero Damián Martínez lo molestó y no pudo definir bien. Viendo esto, Grelak decidió sacar a García y meter un volante más y hacer que el equipo defienda más atrás de lo que estaba.

Con una buena combinación entre Barco y Sánchez Miño, que terminó con el ex Estudiantes y Boca habilitando a Tagliafico que pasó al ataque y tiró un gran centro por abajo que Rigoni conectó de zurda y de primera, logrando empatar a 10 minutos del final. Luego de este gol, Milito mandó a la cancha a Ortíz por Vitale e intentó ir a ganar el partido, pero no pudo romper el cerrojo defensivo que le propuso el Cervecero.

Finalmente, el encuentro finalizó 1-1, con bastantes altibajos en el rendimiento de ambos, pero que terminó siendo justo para el Rojo que lo fue a buscar todo el tiempo y se llevó un punto del sur que, aunque sabe a poco, sirve para seguir sumando y para continuar con un invicto de cinco partidos. Ahora, los de Gabriel Milito se prepararán para jugar contra Chapecoense por Copa Sudamericana, el máximo objetivo del club en el semestre.

El gol de Cristian García:

El gol de Emiliano Rigoni: