Central volvió al triunfo

Con goles de Montoya y Camacho, Rosario Central logró su primera victoria en el campeonato, fue 2-1 frente a Patronato.

Central volvió al triunfo
Camacho marcó su primer gol en Central. (Foto: Clarín)

Y un día, Rosario Central volvió al triunfo. Después de 10 partidos sin ganar en el ámbito local, los dirigidos por Eduardo Coudet se reencontraron con las mieles del éxito. El rival, un Patronato que llegaba a los tumbos, con dos derrotas en sus dos primeras presentaciones. Y costó.

Un primer tiempo con algunas llegadas pero muy flojo desde lo colectivo con muchos cambios en la formación titular. Un segundo tiempo completamente diferente con el ingreso de Lo Celso desde el primer minuto, abriendo el marcador rápidamente, estirando la ventaja pero cometiendo errores infantiles que terminaron con el hincha sufriendo hasta el final.

Coudet pateó el tablero para el partido de ayer y mandó al banco a Torsiglieri, Montoya, Lo Celso y Fernández para que ingresaran Menosse, Camacho, Bordagaray y Colman, mientras que Ferrari reemplazó al suspendido Salazar y Teo Gutiérrez volvió al equipo luego de la lesión en lugar de Herrera. Un cambio de esquema y nombres que no tuvo el resultado deseado, ya que en el primer tiempo Rosario Central, a pesar de controlar el balón y no sufrir demasiado salvo en alguna que otra ocasión donde respondió con creces el uruguayo Sosa, nunca encontró el camino correcto y abusaba del pelotazo a los delanteros, salteando la línea del mediocampo.

Buena presentación de Hernán Menosse en la zaga, pero Burgos nuevamente volvió a dejar mucho que desear y constantemente enviaba el balón largo a dividir y que sea lo que Dios quiera. Central no tenía fútbol y se hacía cuesta arriba llegar al área de Costa, solo un remate de Teo desviado, un desborde de Camacho que terminó en un centro al punto penal y Márquez casi la mete en contra al querer rechazar, y un disparo de Ruben que definió ante la salida del guardameta pero Furios llegó justo para cortar.

Para el segundo tiempo el Chacho decidió no hacer variantes, hasta el minuto 7, cuando mandó a la cancha a Montoya y Lo Celso, dejando sus lugares Colman y Bordagaray, ambos de floja actuación. Un minuto tardó Gio en demostrar que nunca puede estar en el banco, habilitó a Ruben dejándolo solo contra Costa pero el arquero le tapó el remate, apareciendo Montoya en el rebote para abrir el marcador.

Apenas tres minutos más tarde, tras un lateral Lo Celso asistió a Camacho, que sacó un zurdazo desde afuera del área y la clavó en el ángulo para estirar la ventaja y conseguir la tranquilidad que se necesitaba. Para colmo, el partido se hizo más cuesta arriba aún cuando a los 15' fue expulsado Gonzalo Espinoza por un pisotón a Damián Musto. Minutos después Herrera reemplazará a un Teo Gutiérrez de flojo partido, que reaparecía después de una lesión y fue sustituido para cuidarlo de cara a la Copa Argentina.

Parecía que Central podía golear en el último tramo del partido, con varias situaciones claras que se fueron despilfarrando, un remate de tres dedos de Lo Celso apenas desviado, mano a mano de Herrera tras asistencia de Gio queriendo eludir al arquero y rematando afuera. El Canalla perdonaba y cometía errores infantiles, como Montoya, que teniendo amarilla no dejó distancia en un tiro libre y se fue a las duchas, dejando al equipo con diez hombres. Para colmo, después de un aviso de Bertochi y tapada de Sosa, Ferrari, que también tenía amarilla, se hizo expulsar tontamente tras una dura infracción. 

Con 9 jugadores Central terminó sufriendo en un partido que tenía controlado, y se seguían desperdiciando situaciones, ya que Lo Celso dejó a Ruben cara a cara con Costa, la picó pero Lemos se la sacó en la línea, arco cerrado para el goleador que no convierte desde mayo de este año. Encima, a 2 minutos del final Bertochi marcaría el descuento con una hermosa chilena ante la mirada estática de Burgos. Luego sería expulsado Telechea en Patronato y Rapallini marcaría el final del partido.

Había que ganar y Rosario Central ganó, pero se volvió a dejar en evidencia que falta mucho trabajo y que deben ajustarse muchas cosas, se sufrió más de la cuenta contra un rival que poco propuso, y para ser un equipo con aspiraciones, hay que mejorar en todo sentido y no cometer las equivocaciones que se vienen cometiendo. Claro que siempre es mejor trabajar con una victoria en el lomo. Ahora, a pensar en Deportivo Morón para lograr la clasificación a los 4tos de final.

LOS GOLES DEL PARTIDO