Pasó el décimo

Unión le ganó 1-0 a Lanús de visitante y suma 10 partidos sin perder.

Pasó el décimo
Foto: La Voz

Para saber cuando fue la última vez que Unión perdió un partido hay que remontarse al 0-4 contra Lanús del torneo pasado, desde ese día hasta hoy logró una racha de 10 partidos invicto con cinco triunfos y cinco empates. Y este último fin de semana se tomó revancha de aquella goleada y venció al Grana 1-0 en la Fortaleza para mantener este muy buen momento.

El arranque del torneo de Unión es casi perfecto, con 7 puntos, ninguna derrota y además eliminando a Estudiantes en Copa Argentina. La mayoría pensábamos que era muy difícil que el rendimiento que tuvo el Tate los últimos seis meses se repitiera en esta nueva etapa, sobre todo por el gran cambio de nombres que hubo en el plantel y porque los refuerzos debían acoplarse al estilo de Madelon y a sus compañeros; pero parece que nos equivocamos y el Cuerpo Técnico encontró la solución. Aquí los cuatros nombres que fueron clave para el triunfo contra Lanús: 

Mauro Pitton ya estaba en el plantel, pero le tocó la difícil tarea de suplantar a Mauricio Martinez en el doble cinco acompañado por Acevedo. Pitton tiene mucha menos dinámica que Martinez, es más bien un cinco clásico, quien ahora se adelante un poco más es Acevedo, pero el funcionamiento de ese doble cinco cambió bastante, no son tanto de ir a apretar arriba si no más de recuperar detrás de mitad de cancha. 

Otro de los nombres que hoy se destacan es el de Martín Rolle, el 10 parece haber vuelto a encontrar su mejor versión en este equipo. Es el dueño del equipo, el más desequilibrante, el que maneja el destino de las jugadas e indica por donde hay que ir, cambió el partido en el segundo tiempo; el reemplazante de Malcorra también estaba en el plantel.

Por último me voy a quedar con otros dos nombres que se destacaron ante Lanús y que vienen teniendo un muy buen funcionamiento: Sánchez y Anselmo. El 2 ya conocía al club y a algunos de sus compañeros, pero llegó para reemplazar a Zurbriggen (quien venia haciendo una gran dupla central con Garcia Guerreño) y lo está haciendo de la mejor manera posible, es el líder de la defensa. Mientras que el 9 llegó luego de la salida de Riaño y es admirable como se faja todo el tiempo con los centrales, se sacrifica por el equipo, hace el trabajo sucio y no da una por perdida; le falta terminar mejor las pocas jugadas que tiene, pero si sigue así el gol le va a llegar solo.