Canarios y Cardenales

La Plata y Newman ganaron sus partidos de playoffs y están en semifinales de la Copa DIRECTV. Fiesta amarilla y bordó en la primera jornada de la gran definición de la URBA.

Canarios y Cardenales
Lucas Suárez Folch apoya el primer try del partido.

En la tarde noche del sábado, en Gonnet, se disputaron los cuartos de final del TOP14 de la URBA. Ante un imponente marco de público, La Plata Rugby Club superó en el primer turno a uno de sus rivales de siempre, San Luis, por 20 a 13; y Newman, en el cierre de la jornada, obtuvo un agónico triunfo ante CUBA por 15 a 13.

Los clásicos hay que ganarlos como sea. Esa pareció ser la consigna de La Plata y San Luis durante los 80 minutos que disputaron en la cancha 1 del Canario. Los dos equipos salieron a jugar  con una gran intensidad, y ambos tuvieron sus momentos para desnivelar. Pero fue La Plata el que supo aprovechar esos instantes de superioridad para marcar puntos.

Con un try de Lucas Suárez Folch y Francisco Albarracín, y con la efectividad de Dimas Suffern Quirno para embocar todo lo que pateó; La Plata se alzó con una victoria tan ajustada como merecida frente a un San Luis que se mantuvo con vida gracias al pie de Felipe Campodónico y un try de Germán Ferrarini.

El segundo turno se vivió de la misma manera. Luego de un primer tiempo en el que Newman y CUBA  intercambiaron golpe por golpe, los de Villa de Mayo lograron estirar la ventaja en la segunda mitad gracias a un try de Mateo Zambruno convertido por Bautista Güemes.

Corriendo desde atrás en el marcador, el cardenal se fue acercando con dos penales de Gonzalo Gutiérrez Taboada que, a falta de 20 minutos, dejaba las cosas 13 a 12 a favor de CUBA. Y hubo que esperar hasta la chicharra para conocer el desenlace: mientras CUBA se preparaba para el festejo, le concedió un penal nada menos que al goleador del campeonato. Con el traje de héroe a medida, Gonzalo Gutiérrez Taboada hizo su trabajo y tiño de bordó una fiesta que parecía azul y negra.