Werner se llevó el Obelisco

En una jornada histórica para el público porteño, el piloto Mariano Werner (Toyota Team Argentina) con su Toyota se adjudicó la segunda fecha del Súper TC 2000 que se corrió sobre las calles de Buenos Aires. Por detrás, se ubicaron Cacá Bueno y Jorge Trebbiani, ambos con Ford del PSG16, en segundo y tercer lugar respectivamente. Matías Rossi, compañero del vencedor, se le incendió el vehículo y debió abandonar.

Werner se llevó el Obelisco
La ciudad rendida a sus pies

El centro jamás imaginó que dejaría de lado a los miles de vehículos que lo transitan a diario por los autos de competición, el rugido de los motores y el griterío de un público que entre fanáticos y curiosos colmaron los alrededores del particular circuito. Tampoco Werner soñó que se llevaría para la historia el rótulo de ganador y la posibilidad de decirle a la posteridad “yo gané por primera vez el callejero de Buenos Aires”.

La carrera comenzó con Cristian Ledesma (Chevrolet YPF), el poleman de la jornada, que con el Chevrolet intentaba frenar el avance avasallante del Fiat de José María López (Pro Racing). “Pechito” no concretó conseguir el liderazgo debido a que se retrasó, finalizó en el cuarto lugar en ese lapso pero quedaría desafectado por inconvenientes en los cambios del coche. Ledesma tampoco duraría mucho tiempo en la punta. Pues un problema en la caja del auto lo obligó ingresar a los boxes y, por ende, atrasarse. Facundo Ardusso (Peugeot Cobra Team), que venía segundo,  tomaría las riendas con el Peugeot.

En la sexta vuelta, la carrera debió neutralizarse debido al principio de incendio que sufrió el Toyota de Matías Rossi cercano al ingreso a Diagonal Norte. El bonaerense no pudo continuar. Posterior a la presencia del pace car en la pista, Ardusso parecía tener una conducción sin atenuantes hasta que se presentó un problema en el paddle-shift y entró a boxes. Werner tomó la punta y, casi en persecución, aguantó la presión del brasileño Bueno.

Festejó todo el equipo Toyota Team Argentina y el piloto de Entre Ríos levantó el trofeo con la presencia de un Obelisco rodeado de bloques de cemento, mallas, promotoras, boxes y, por sobre todo, cientos de personas que se congregaron para festejar y curiosear.

Bueno tiene la cima del campeonato con 50 puntos, Néstor Girolami (Peugeot Cobra Team) arriba del Peugeot posee 33 unidades y Rossi, 32. La próxima jornada, la tercera del calendario de la categoría, será sobre el autódromo Juan Manuel Fangio de Rosario, Santa Fe, el 22 de abril próximo.