Moncho Fernández: "La mejor medicina es la victoria"

El entrenador gallego optó por mostrarse prudente ante el duelo contra el CB Valladolid, y advirtió que está convencido de que su rival no bajará los brazos, y que se trata un equipo más complicado de lo que indica la clasificación.

Moncho Fernández: "La mejor medicina es la victoria"
Moncho Fernández, en un tiempo muerto (Foto: Tony Ruibal | Tony's Obradoiro)

El Río Natura Monbus se mide en la jornada 28 de la Liga Endesa al CB Valladolid, en un partido trampa que puede servir para acercar el objetivo de la permanencia. El entrenador del equipo santiagués, Moncho Fernández, se mostró cauto en rueda de prensa, donde declaró que "quien piense que ellos van a bajar los brazos, es que no conoce ni a los jugadores, ni al entrenador". Advirtió que la gente comete un error valorando al rival sólo por los resultados, y les calificó como "un equipo que está jugando muy bien, son jugadores con mucho orgullo", y destacó la importancia del choque para los pucelanos, que "no querrán certificar el descenso aquí". 

Para el preparador gallego, "el futuro nunca es fácil", pero prefirió centrarse en el partido de esta jornada, ya que pensar más allá, sería un error: "Tenemos que hacerlo lo mejor posible mañana, y el lunes ya hablaremos de futuro".

Valoró también la mala racha de los suyos, tras dos meses en las que las desgracias se han cebado con su equipo. Explicó los incidentes de esta semana, con el choque de Delas y Pumprla, así como el esguince de Rafa Luz. Fernández comentó que "no va a entrenar más, y veremos cómo evoluciona", al tiempo que recordó que Rafa "es un jugador muy bravo, y lo va a dar todo para poder estar". Del mismo modo, añadió, resignado: "Seguimos con esa racha de problemas. Voy a cruzar los dedos porque llevamos dos meses terribles en ese aspecto".

Como ya había dicho en semanas anteriores, todas estas lesiones "afectan al día a día, no sólo a la competición, porque no se puede entrenar con normalidad, ni preparar los partidos con todos los jugadores".

Explicó que esta ha sido una "semana muy larga", en referencia a los ocho días que llevan sin competir, desde el sábado, cuando jugaron en Barcelona a las 18:00, hasta el domingo, que lo harán a las 20:00, y que "el equipo tiene ganas de que llegue mañana y competir".

Negó que el partido lo vayan a afrontar como una revancha tras la derrota de la ida, pues "sólo aumenta la presión" y señaló, como clave del éxito, "hacer el trabajo lo mejor posible, para romper esta racha de derrotas". Volvió a recordar que "ataque y defensa van de la mano, no se pueden separar, ya que, cuando anotas, el rival no puede correr, y cuando no te anotan, tú sí". Señaló que "cuando estás enfermo deportivamente, la victoria es la mejor medicina, y todo se vuelve positivo".