Rivas Ecópolis 52 - 65 Ros Casares: Y Ros Casares coronó Europa

El Ros Casares no ha dejado que se le escapara por tercera vez una final de Euroliga. Las de Valencia se han impuesto en una final histórica ante un Rivas Ecópolis que ha plantado cara hasta los últimos minutos del encuentro.

Rivas Ecópolis 52 - 65 Ros Casares: Y Ros Casares coronó Europa
Rivas
52
65
Ros Casares
Ros Casares, campeón de la Euroliga

Que nos encontramos en la época dorada del deporte español es un hecho irrefutable. Si bien es un logro tener a un equipo nacional en la final de un campeonato europeo, que el himno español suene por parte de los dos conjuntos es ya, hacer historia. Rivas Ecópolis y Ciudad Ros Casares se han enfrentado infinidad de veces, y sobre todo, en más de una final, pero seguro que pocos partidos han causado tanta expectación como este. Y seguro que pocas victorias le han sabido tan bien al Ros Casares como esta.

No podía ocurrir. Que al conjunto valenciano se le escapara por tercer vez una final de Euroliga, no podía ocurrir. Y no ha ocurrido. Ahora, por fin, saben lo que es coronar Europa. Por fin, saben lo que es ser las reinas de Europa.

El encuentro ha transcurrido igualado hasta la mitad del último cuarto. Rivas Ecópolis ha sabido plantar cara a un Ros Casares, que era favorito para alzarse con la victoria. Aún así, las de Madrid han ido por delante parte del encuentro y han sabido lo que es acariciar con la yema de los dedos un triunfo que se les ha escapado en los últimos minutos ante un pletórico Ros.

El partido ha comenzado con el Ros Casares inaugurando el marcador en apenas diez segundos, con una canasta fácil que era celebrada por todo el equipo. Esto no hacía otra cosa que demostrar las ganas de las de Valencia de sentenciar la final cuanto antes. Por su parte, Ashja Jones empezaba, también, a tirar del carro de las madrileñas con 4 puntos consecutivos. Lo que demostraba que el Rivas Ecópolis no se lo iba a poner fácil al conjunto valenciano. El Ros empezaba a marcar el ritmo del partido, gracias sobre todo a una soberbia dirección de juego impuesta por Silvia Domínguez, -quien anotaba 6 puntos seguidos-. Así, el conjunto valenciano abría la primera brecha en el electrónico (6-12 min.5).

El Ros Casares tira del juego interior para marcar el ritmo

Y como suele ocurrir, cuando ambos equipos se enfrentan, la defensa comenzaba a ser la principal protagonista durante los últimos minutos del primer periodo. Lo que se traducía en pérdidas de balón por parte de ambos equipos. El juego interior de las valencianas –con Ann Wauters como principal protagonista- estaba siendo superior al del Rivas Ecópolis. Y era de ahí de donde empezaban a tirar las de Valencia para seguir sumando fácil. Pero las de Miguel Méndez no iban a dejar que lel Ros Casares se despegaran tan fácilmente, y así, volvían a acercarse en el electrónico al finalizar el primer periodo (18-20).

En el segundo cuarto, Rivas Ecópolis cambiaba su táctica situándose en una defensa zonal, para parar el soberbio juego interior que habían mantenido las valencianas durante el primer tiempo. Por otro lado, en el plano ofensivo, con la presencia de Elisa Aguilar, el juego de las madrileñas conseguía imprimir mayor velocidad.

Elisa Aguilar dirige los mejores minutos del Rivas

Este cambio de táctica parecía funcionarle al Rivas Ecópolis. Mientras tanto, Ros Casares, que comenzaba a precipitarse en el juego, se llenaba de faltas ofensivas, que eran aprovechadas por el conjunto madrileño. Así, tras una soberbia jugada de Ana Cruz que finalizaba con un 2+1, y una canasta consecutiva de Elisa Aguilar, las madrileñas se ponían por delante en el marcador, por primera vez en el encuentro (30-28). A falta de tres minutos para que finalizase el cuarto, las chicas de Miguel Méndez atravesaban los mejores minutos del partido. Laura Nicholls, se sumaba al carro del buen juego que estaban ofreciendo en estos momentos las de Madrid. Dos buenas acciones de la pívot hacían que el Rivas se alejara, cada vez más (30-35).

Ros Casares no veía la forma de superar la intensa defensa madrileña y testigo de ello era que sólo había anotado diez puntos en nueve minutos del segundo cuarto. Silvia Dominguez era la única que sumaba para su equipo. Y con ella se mantenía el conjunto valenciano. Con una jugada ensayada en los últimos diez segundos que finalizaba en canasta, las madrileñas conseguían irse cuatro arriba al descanso (37-33).

Sancho Lyttle levanta al Ros Casares

Tras el paso por los vestuarios, la intensa defensa de Rivas seguía provocando serios problemas en el ataque valenciano. Sancho Lyttle y Silvia Domínguez –que con 13 puntos ya era la máxima anotadora del Ros Casares- eran las únicas que –durante estos primeros minutos del tercer cuarto- sumaban para su equipo. De esta forma, el Rivas Ecópolis no conseguía irse del todo.

La buena circulación de balón de las ripenses seguía manteniendo la diferencia impuesta a final del segundo periodo (45-41 min.25). Un intercambio de canastas se sucedía en los siguientes minutos del partido. El Ros Casares volvía a despertar y una canasta de Sancho Lytlle le hacía volver a ponerse por delante en el marcador (48-49). El Ros Casares se despertaba de la mejor forma posible: con un parcial de 8-0. Así, Elisa Aguilar volvía al campo para levantar a su equipo, como había conseguido hace escasos minutos.

El tercer periodo finalizaba con una ventaja de tres puntos para las valencianas (48-51). De esta manera, se quedaba toda la emoción e intensidad para un último cuarto. Diez minutos para decidir qué equipo español coronaría Europa.

Ros Casares rompe el encuentro en la mitad del último cuarto

En el último periodo el Ros Casares había aumentado su intensidad defensiva. Así, los ataques comenzaban a hacérsele más difíciles a las chicas de Miguel Méndez. Cada canasta de las de Madrid era respondida con otra buena acción del conjunto valenciano, algo que complicaba más la remontada del Rivas.

Maya Moore reaparecía de la mejor forma, con tres acciones que eran vitales para su equipo. De esta manera el Ros Casares sumaba, en el momento clave del partido, la máxima ventaja impuesta hasta ahora (59-52). El conjunto valenciano comenzaba a romper el encuentro en el mejor momento. Los ataques del Rivas Ecópolis empezaban a ser precipitados y cada pérdida de balón era aprovechada por las valencianas para seguir aumentando la renta de puntos (52-63).

Rivas Ecópolis que seguía sin anotar y a falta de un minuto y medio para concluir el encuentro, el conjunto valenciano ya celebraba su triunfo, puesto que la diferencia que habían impuesto superaba los diez puntos. Así, finalizaba el encuentro con victoria para el Ros Casares (52-65). Así es como Ros Casares demostró el poderío y la plantilla que tiene. Así es como Ros Casares coronó Europa.