Argentina, invitado incómodo al festival de España (105-85)

A Coruña vivió el partido más animado de la gira 2012 de la selección, con diversión para el público en las gradas y momentos tensos para los jugadores en la cancha.

Argentina, invitado incómodo al festival de España (105-85)
España 105 - Argentina 85 (Foto: EFE)

Tras el último enfrentamiento oficial entre ambas selecciones, en el que Argentina logró el quinto puesto en el Mundobasket de Turquía 2010, se percibían en los jugadores muchas ganas de volver a cruzarse en un duelo de tal nivel que, por otra parte, difícilmente puede ser considerado amistoso. Los de Julio Lamas salían con cuatro conocidos por los aficionados de la ACB (Pablo Prigioni, Andrés Nocioni, Luis Scola y Juan "pipa" Gutiérrez) y una gran estrella de la NBA (Manu Ginobili), mientras que España introducía la novedad de Sergio Llull en detrimento de Juan Carlos Navarro posiblemente con la intención de frenar el talento de ese último. Al menorquín le acompañaban Jose Calderón, Rudy Fernández, Felipe Reyes y Pau Gasol.

Con las bajas de Marc Gasol y Sergio Rodríguez en el conjunto español, más por precaución que por otra cosa, Scariolo encomendó a sus chicos una defensa fuerte y circulación constante de balón, fórmulas que funcionaron rápidamente y pusieron a la selección nacional por delante desde el principio. Tanto desde la zona como desde media distancia, los tiros españoles entraban con sorprendente precisión. La presión lograba tiros de poca calidad en el equipo sudamericano, cuando no pérdidas de balón. Gasol era muy superior a los hombres altos de Argentina, y, ya sobrepasados los primeros 5 minutos, la diferencia era de 17-5, con 6 de 6 en tiros de 2 para los locales. En los minutos siguientes, la ventaja aumentaría con la anotación de los triples de Navarro y Rudy, hasta ponerse en 33-13. España había logrado desde la lína de 6,75 un 50% (5 de 10).

En el segundo cuarto se equilibraron las fuerzas una vez que los argentinos acabaron de entrar en el partido, y en los primeros minutos el parcial de ambas selecciones se mantuvo equilibrado, con Nocioni comenzando a despuntar en la anotación visitante. Aún así, en los momentos en los que el actual subcampeón olímpico apretaba el acelerador, lograba irse con aparente sencillez, obteniendo un 45-19 como máxima ventaja, menguada con dos triples seguidos del "Chapu" Nocioni. José Manuel Calderón llevaba el timón del equipo con maestría, encestando desde dentro y desde fuera, y regalando balones a Rudy y Felipe para que estos hicieran lo propio. El base extremeño tendría con Leo Gutiérrez el primer roce del encuentro, y también anotó el triple con el que finalizaría la primera parte. El resultado, espectacular: 61-36, y no menos espectacular el promedio de triples de España: 9 de 14. Calderón lideraba la anotación con 14 puntos.

Era obvio que Argentina no iba a conformarse con perder de 25 por más que el partido no fuese de competiciión, y tras el descanso, apretó en defensa y consiguió un ritmo más a su gusto, con muchas interrupciones y más faltas que en la primera mitad. También comenzó a flaquear el tiro en España en los primeros minutos, pese a lo cual, la diferencia no se resentía en exceso, porque a los Prigioni y compañía les costaba mucho encontrar posiciones cómodas. De nuevo, Calderón parecía dispuesto a asumir el protagonismo, pero una falta antideportiva señalada por frenar en seco a Ginobili, despistó un tanto al base. Aún así, Pau continuaba dominando bajo el aro y hasta se atrevía a sumarse al concurso de triples. Entretanto, Scola comenzó a hacer la guerra por su cuenta y anotó él solo 12 puntos para su equipo, logrando además una nueva antideportiva, esta a Ibaka, provocándole tras una falta que él mismo había cometido. España parecía haberse puesto nerviosa, y los triples de Carlos Delfino situaban a los suyos por primera vez por debajo de los 20 puntos, terminando con 83-67.

El último cuarto empezó con Manu Ginobili dando muestras de su tremenda capacidad para este deporte, y continuó con Scola dando muestras de su capacidad para sacar de sus casillas al rival: nueva antideportiba señalada a Serge Ibaka prácticamente idéntica a la anterior. Ambos ingredientes se mezclaron para sacar momentáneamente al conjunto de Scariolo del partido, y permitieron a los de Lamas ir acercándose hasta el 83-76, merced a la inspiración de Nocioni y Ginobili. Pero eso fue todo. A parti de ahí, España recuperó el control poco a poco, y ya con Pau, Navarro, Ibaka y Rudy descansando, Argentina acusó el esfuerzo. Nocioni se perdió el final por 3 faltas casi consecutivas, y Llull, San Emeterio y Claver se encargaron de volver a recuperar la distancia en el luminoso hasta el triple final del alero de los Blazers, que coronaba su buena actuación de hoy y ponía de nuevo los 20 puntos de ventaja en un partido duro e intenso, pero ilusionante de cara a los Juegos Olímpicos.

105 - España (33+28+22+22): Calderón (16), Rudy (12), Llull (9), Reyes (10), Pau Gasol (17) -cinco inicial- Navarro (10), Claver (13), San Emeterio (10), Ibaka (6) y Sada (2).85


Argentina (13+23+31+18): Prigioni (9), Ginóbili (19), Nocioni (16), Leonardo Gutiérrez (2), Scola (18) -cinco inicial- Campazzo (0), Juanpi Gutiérrez (7), Delfino (14), Leiva (0), Jasen (0).


Árbitros: Rodrigo, Rial y Pazos. Eliminado Nocioni.


Pabellón: Coliseum de A Coruña. 10.000 espectadores.