El Caja Laboral se lleva un tercer partido no apto para cardiacos

Los de Dusko Ivanovic se han puesto por delante del Real Madrid (2-1) en un partido de infarto. Y aunque parecía que este no iba a ser su partido, Pablo Prigioni ha sido el encargado de -con una canasta en el último segundo- llevar a su equipo a la prórroga; tiempo extra en el que los baskonistas han echado toda la carne en el asador y han sabido llevarse un choque que perdían por casi diez puntos hace escasos minutos (82-79).

El Caja Laboral se lleva un tercer partido no apto para cardiacos
Prigioni defendiendo a Lull. (Foto: ACB.com)

El tercer encuentro de play off entre el Caja Laboral y el Real Madrid se vaticinaba intenso y emcionante. No era para menos. Antes de comenzar el partido, el marcador total de la serie estaba en un ajustado 144-145 a favor del Baskonia.

Pero en la primera mitad del encuentro, parecía que todos estos presagios iban a fallar. No había emoción, el juego no era dinámico y ambos equipos podían dar mucho más de lo que estaban dando. Lo que nadie sabía es que, tanto el Real Madrid como el Caja Laboral, se estaban reservando para una segunda parte de infarto en la que ha habido de todo:remontadas, técnicas, y una canasta en el último segundo de Pablo Prigioni que llevaba el partido a la Prórroga. Ha sido en el tiempo extra cuando los de Ivanovic han terminado de culminar la remontada, gracias nuevamente a Prigioni que tras una gran jugada doblaba el balón a Oleson, y éste encestaba una canasta de dos que dejaba sin esperanza alguna al conjunto blanco (82-79).

Primera parte apática en el Buesa Arena

El  partido comenzaba con una baja anotación por parte de los dos equipos. El encargado de inaugurar el marcador era Brad Oleson, que con dos canastas seguidas abria la primera breacha en el marcador (5-0). Por su parte, el conjunto blanco, que con un juego lento -todo lo contrario a la filosofía del Madrid- se empeñaba en buscar balones por fuera, y así se le dificultaba cada vez más a llegada al aro. A esto se le sumaba una defensa baskonista que estaba siendo fundamental para dejar a los de Pablo Laso con una paupérrima anotación en los primeros minutos del partido. 

Era Begic quien -con dos canastas seguidas- inauguraba  el marcador blanco en la mitad del primer cuarto. El Real Madrid empezaba a despertar, y así cn un triple de Llull conseguía ponerse por primera vez por delante. Parcial de 9-2 para los blancos. El choque volvía a empezar de cero. Se ponía a tablas, después de unos apáticos minutos iniciales por parte de ambos conjuntos. Así, se llegaba al minuto diez con ventaja para los de Ivanovic, 15-13.
 
En el segundo periodo, las tornas comenzaban a cambiarse en el equipo de Ivanovic y parecían funcionar. Salía un Pau Ribas, enchufadísimo, ya que cinco puntos consecutivos suyos volvían a alejar al Baskonia en el eléctronico. Por su parte, el Real Madrid se servía del rebote para sobrevivir en el partido. Pero en este momento pesaban más las pérdidas del conjunto blanco que eran aprovechadas por un Caja Laboral que no perdonaba. Heurtel empezaba a dirigir a su equipo de una manera asombrosa. Así, con una buena dirección de juego los de Ivanovic seguían por delante en el electrónico (29-25). Pero el Real Madrid, consciente de lo que supondría un cuarto partido en el Buesa Arena con la serie en contra, seguía intentándolo de la mano de Sergio Rodríguez y así, se ponía a dos puntos (32-30) al finalizar la primera mitad. 
 
La fiesta del baloncesto llega a Vitoria
 
A la vuelta de los vestuarios el partido se reanudaba con una primera jugada que era un fiel reflejo de la primera parte. El Real Madrid perdía el balón y el Caja Laboral lo aprovechaba para terminar en canasta. Pero la buena defensa baskonista de los dos primeros cuartos empezaba a venirse abajo, algo que empezaban a aprovechar los de Pablo Laso después de que el partido imprimiera mayor velocidad. Prueba de ello era la táctica del Real Madrid: cuatro abiertos y uno interior. La ausencia de Carroll, que no estaba dando su mejor versión, se veía suplida por un estelar Sergio Rodriguez, cuyo juego recordaba al de años atrás. 
Los tiros desde la linea de 6,75 empezaban a entrar para ambos equipos. Así, un triple de Oleson era contestado por otro de Sergio Rodríguez (41-40). Entonces, los de Ivanovic empezaban a despegar y a ofrecer sus mejores minutos hasta el momento. Así, el Caja Laboral firmaba un favorable parcial de 11-5 a falta de menos de dos minutos para finalizar el tercer periodo. Tras estos buenos minutos, el Baskonia conseguía llegar al último cuarto con una favorable ventaja (54-47).
 
El último periodo empezaba con los de Pablo Laso enchufadísimos. El Madrid conseguía remontar la diferencia impuesta por el Caja Laboral en el tercer periodo y se ponía por delante. Con esto, Ivanovic se veía obligado a pedir dos tiempos muertos, casi seguidos, para frenar la racha anotadora del Madrid. El conjunto blanco había logrado una diferencia más que peligrosa para el Baskonia cuando apenas quedaban unos minutos para finalizar el encuentro. Pero el ambiente empezaba a caldearse, una antideportiva de Begic, daba una nueva oportunidad al Caja Laboral, que se despertaba esta vez con más fuerza que nunca. Así, cuando tan sólo quedaban 24 segundos y el balón estaba en poder del Caja Laboral, el Real Madrid ganaba por dos puntos. Una íncreible jugada de Prigioni que finalizaba en bandeja llevaba el partido a la prórroga y las manos a la cabeza de la aficción madrileña.
 
Sentencia el Baskonia en la prórroga 
 
El tiempo extra ha sido un corto resumen de lo que ha supuesto la segunda parte en el Buesa Arena. Emoción y un marcador ajustadísimo pendiente de decantarse para alguno de los dos lados. El Caja Laboral empezaba con el subidón de la remontada, pero el Real Madrid con dos triples consecutivos volvía a pisar los talones al equipo baskonista. Finalmente, una nueva jugada de Prigioni -a falta de menos de medio minuto- en la que doblaba el balón a Brad Oleson y este encestaba, truncaba todas las esperanzas de los de Pablo Laso. El Madrid intentó lo imposible en apenas diez segundos, pero poco quedaba por hacer frente a una defensa baskonista que no iba a dejar que se le fuera un partido tan importante. De esta manera, el Caja Laboral conseguía llevarse el encuentro (82-79) y ponerse por delante en la serie.