El Caja Laboral se cuela en el TOP16 a base de triples

El conjunto vitoriano se impone al Cedevita Zagreb y consigue el pase a la siguiente fase de la Euroliga. Los de Zan Tabak han puesto, con este partido, la guinda del pastel a una racha de tres victorias consecutivas -después de un desastroso balance- en el campeonato. Ha sido a partir del segundo periodo donde el Baskonia ha sacado su mejor versión de la mano de un excelso Fabien Causeur (23 puntos con 5/5 en triples) que ha brillado con luz propia durante todo el encuentro.

El Caja Laboral se cuela en el TOP16 a base de triples
Andres Nocioni | Foto: Euroleague, Getty
Caja Laboral
97 70
Cedevita Zagreb
Caja Laboral: Heurtel (3), Oleson (3), San Emeterio (4), M. Bjelica (7), Lampe (10)-cinco inicial-, Cabezas (3), Nocioni (11), Pleiss (2), Causeur (23), N. Bjelica (22), Rochestie (3), Calbarro.
Cedevita Zagreb: Wright (11), Green (7), Gelabale (12), Suput, Bilan (5)-cinco inicial-, Suton (12), Andric (10), Ilievsky (5), Bazdaric (8), Nurkic.
INCIDENCIAS: Partido perteneciente a la última jornada de la fase regular de la Euroliga. Pabellón: Buesa Arena, 14.419 espectadores.

Se pone punto y final a la fase regular de la Euroliga y, aunque hace tres semanas parecía impensable, el Caja Laboral sale airoso y consigue el pase al tan ansiado TOP 16. Sin duda, una cuarta posición de grupo que sabe a mucho más. 

Se dice que en los momentos más difíciles es cuando responden los grandes, y el Baskonia hace mucho que nos tiene acostumbrados a eso. No hay más que ver su progresión en la Turkish Airlines Euroleague. Hace tres semanas el balance del equipo de Vitoria era paupérrimo, sumaba tan solo una victoria y seis derrotas. Ni siquiera se veía el TOP 16 al final del tunel. Las esperanzas parecían haberse truncado, y el conjunto baskonista estaba a punto de despedirse prematuramente de la Euroliga por segundo año consecutivo. Pero desde que Tabak cogiera las riendas, el Caja Laboral solo ha conocido la victoria en el campeonato. Y hoy, sale con éxito de lo que era la primera "final" en Euroliga.

Durante los primeros minutos el encuentro parecía que se iba a mantener igualado hasta el final. Pero ha bastado la salida de Causeur a pista en el segundo cuarto para impulsar un increible parcial de 17-4, que ha dejado completamente noqueado al Cedevita. De esta manera, ha salido el mejor Baskonia quien a base de triples ha impuesto una diferencia de 20 puntos insalvable para los de Petrovic. 

Ya no era una sorpresa que el Buesa Arena apagara sus luces para presentar -de una forma al más puro estilo NBA- los jugadores a la afición. Pero aún así, hoy el ambiente era distinto. Más de catorce mil aficionados se habían desplazado al Olimpo de Vitoria para apoyar a su equipo en un momento tan vital. Y los de Zan Tabak se veían obligados a responder.

Balón al aire, y cuarenta minutos para decidir quién se haría con la cuarta plaza del grupo C. El encuentro comenzaba avisando ya de por dónde podría hacer daño el Baskonia, con Lampe inaugurando el marcador poderosamente en la pintura. Aunque, por parte del conjunto croata, Gelabale no se quedaba atrás y empezaba a causar estragos en la defensa vitoriana. Durante los primeros compases, el porcentaje de tiro se decantaba más hacia el lado del conjunto croata, y abría así una primera pequeña brecha en el marcador (6-12). Entonces, Tabak pedía rápidamente tiempo muerto antes de que incrementara el parcial.

Un minuto de descanso que servía para que el Caja Laboral reaccionara y volviera a meterse en el encuentro acortando distancias en el marcador. Quizás parte de la culpa de esto la tenía el bajo porcentaje del Cedevita desde el perímetro. Los números del conjunto croata en triples eran paupérrimos, 1 de 4. 

Causeur acciona al mejor Baskonia

Una falta antideportiva de Wright sobre Causeur, conseguía que el Baskonia volviera a poner el electrónico en tablas (19-19) al inicio del segundo periodo. Tras esto, una buena defensa del equipo vitoriano y un triple de Nemanja Bjelica desde su casa ponían en pie el pabellón. Dos acciones que avisaban de lo que venía a continuación.  

La salida de Causeur a pista había accionado a un Caja Laboral que todavía estaba dispuesto a dar mucho más. Llegaban, entonces, los mejores minutos para el conjunto vitoriano hasta ahora. Para más inri,  Wright se veía obligado a irse al banquillo después de que los colegiados le pitaran una técnica por protestar.

El parcial de los de Tabak ascendía a un escandaloso 17-4. Y mientras, Causeur seguía a lo suyo, tanto en defensa –recuperando balones- como en ataque -4/4 en triples-. Los números del jugador francés hablaban por sí solos: 4/4 en tiros de tres, y 2/2 en tiros libros en poco más de ocho minutos de juego.

Rozando el TOP 16

El Caja Laboral estaba enchufado desde la línea de 6,75 (57% de efectividad) y los triples, que no paraban de llegar, habían dejado noqueado a un conjunto croata que cada vez elegía las opciones más precipitadas, fruto de los nervios y de la ansiedad por acortar distancias de cara a la segunda parte (44-29). Los de Petrovic habían sucumbido al poderío vitoriano y no encontraban la forma de salir del hoyo. Con, todavía, la segunda mitad en juego, el Baskonia ya acariciaba con sus manos el TOP16. Con 49-30 al descanso lo tenía todo a su favor. 

En el tercer periodo, el panorama tampoco parecía cambiar mucho durante los primeros minutos. El Cedevita elegía, ahora, mejor las opciones de tiro, y la intención era clara: ir acortando distancias poco a poco. Pero al Baskonia no iba a perder esa renta de puntos impuesta en el primer periodo tan fácilmente.

Pese a que la distancia en el electrónico parecía ya insalvable, mas teniendo en cuenta el nivel que ofrecía el Caja Laboral. Causeur seguía a lo suyo y volvía anotar cinco puntos consecutivos, que ponían su estadística personal en unos números estratosféricos, rozando el 100% en tiro. Los de Petrovic lo seguían intentando, pero no había manera de parar a un equipo vitoriano al que le salía todo.  

Los últimos diez minutos han sido un mero trámite para los de Zan Tabak, que –pese a la diferencia- no han dejado de luchar en ningún momento, y que sin duda se han gustado disfrutando el mejor partido en la era Tabak. 

 

 

Foto: Euroleague, Getty