El Caja Laboral certifica su segundo puesto a costa del CB Canarias

Los de Zan Tabak suman y siguen en su buena racha que asciende ya a seis victorias consecutivas en liga. Esta vez han sido los verdugos de los tinerfeños en un partido donde el Baskonia ha firmado una buena primera parte llevando la voz cantante, y pese a haberse venido abajo en el tercer periodo, la renta de puntos impuesta al principio le ha servido para apuntarse un nuevo triunfo.

El Caja Laboral certifica su segundo puesto a costa del CB Canarias
Thomas Heurtel. | Foto: ACB Photo
Caja Laboral
81 62
CB Canarias
Caja Laboral: Heurtel, Oleson (11), Nocioni (9), M. Bjelica (10), Lampe (18)-cinco inicial-, Cabezas (2), Causeur (4), San Emeterio (13), N. Bjelica (7), Pleiss (5) y Cook (2).
CB Canarias: Uriz (6), Blanco (3), Rost (11), Donaldson (5), Sekulic (5)-cinco inicial-, Guillén (7), Richotti (17), Lampropoulos (6), Bivia (2) y Heras.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada 14 de la Liga Endesa disputado en el Buesa Arena ante 10.232 espectadores.

El Caja Laboral recibía al CB Canarias en el siempre tan complicado Buesa Arena en un estado ánimo casi perfecto. La racha de victorias consecutivas en liga de los de Zan Tabak ascienden a seis y sellan así el segundo puesto de la tabla a merced de un conjunto tinerfeño que se ha visto noqueado por un buen Caja Laboral en el segundo periodo. Así, los de Martinez, aunque se han acercado, no han conseguido recuperar totalmente la diferencia de puntos impuesta por los baskonista en la primera parte. Pese a todo, ha sido un choque marcado por los errores donde ambos equipos se han visto acusados por las numerosas perdidas de balón.

El encuentro comenzaba con el Caja Laboral inaugurando el marcador de la mano de Maciej Lampe que anotaba los dos primeros puntos culminando con un poderoso mate. Los primeros compases mostraban un partido aparentemente tranquilo, tanto en la grada como en la cancha. Aunque el Baskonia empezaba a acusar de esa parsimonia y perdía tres balones casi consecutivos que eran bien aprovechados por los tinerfeños (4-6).

Caja Laboral, desde la defensa

Sin embargo los de Zan Tabak arrancaban desde la defensa, donde aumentaban en intensidad y conseguían que el CB Canarias dejara de anotar tan fácilmente. Durante este primer periodo era Lampe quien se echaba su equipo a las espaldas y sumaba ya siete puntos en su cuenta personal. Pasados ocho minutos, el Caja Laboral ya empezaba a gustarse, prueba de ello eran las rotaciones del técnico croata, quien había cambiado casi por completo el quinteto titular, a excepción de M.Bjelica y Lampe. Por su parte, los de Martínez empezaban a ir a remolque ante un equipo que mediante la defensa los había dejado casi sin opciones (17-10).  

Los canarios no estaban acertados en el tiro desde el perímetro. El choque presentaba, por el momento, un porcentaje muy distinto al del Caja Laboral. Mientras que el CB Canarias apuntaba un paupérrimo 11% en tiros de tres, los de Tabak ya sumaban un 60%. Así, mandando tanto en el rebote como en la defensa, el conjunto vitoriano seguía aprovechando desde atrás sus oportunidades que lo llevaban a abrir una brecha en el electrónico que comenzaba a ser importante (33-19). Cuando apenas quedaban los últimos minutos de la primera parte, llegaba el momento esperado: el debut de Omar Cook. Con la salida del jugador estadounidense, Zan Tabak ya había usado todas las rotaciones de su equipo.

Aunque el CB Canarias seguía intentándolo, sobre todo por medio de Richotti, el buen juego del Caja Laboral que no cesaba y la diferencia en el electrónico (39-24), ya hacía presagiar un partido prácticamente roto a favor del Baskonia.  La salida a pista de Cook no había hecho otra cosa que aumentar los robos de balón a favor de los de Zan Tabak. El nuevo base baskonista ya sumaba dos balones recuperados en apenas un minuto.

Pero una técnica a Nocioni, quien se veía obligado a retirarse al banquillo, y un triple de Levi Rost –que ya sumaba ocho puntos- habían conseguido acortar la distancia de puntos en el electrónico (47-36). 

Paupérrimo tercer cuarto

La segunda mitad comenzaba con un triple de Sekulic que bajaba la diferencia a ocho puntos y metía al CB Canarias en el partido. Llegaba entonces unos minutos muy igualados aunque marcados completamente por la desidia, muy diferentes a los de la primera parte en los que el Caja Laboral había llevado la voz cantante.

Los de Martinez se acercaban cada vez más en el electrónico a merced de un juego interior baskonista que estaba dejando mucho que desear. Aunque, por suerte para el Caja Laboral, no era lo único que fallaba en este tercer periodo. Las canastas se sumaban con cuentagotas, y mientras tanto el CB Canarias empezaba a poner en aprietos a un Baskonia que había llegado a sumar una renta de casi veinte puntos (53-44).

Los minutos pasaban, y la apatía de un tercer periodo por los errores empezaba a ser preocupante. Prueba de ello era la paupérrima anotación en estos diez minutos: 9-10 a favor de los tinerfeños. 

Al incio del último cuarto, un triple de N.Bjelica volvía a llevar la diferencia a más de diez puntos. Era el momento para que el Baskonia terminara de romper el partido y que los últimos minutos fueran un mero trámite. El Caja Laboral seguía haciéndose fuerte en el rebote, y así conseguía nuevas oportunidades en sus ataques. (64-51). El Baskonia ahora sí empezaba a parecerse al equipo de la primera mitad, que empezaba sus ataques desde una buena defensa. Así, la diferencia en el electrónico seguía haciéndose cada vez más difícil para el CB Canarias, 68-53 a falta de cuatro minutos para finalizar el encuentro. 

Las perdidas de balón seguían presentes y los errores continuaban haciendo un partido de lo más espeso. A los de Martinez poco más les quedaba por hacer. Pues en la recta final del encuentro la diferencia era ya insalvable (78-60). Así, los de Tabak volvían a sumarse otro triunfo que ya ascendía a seis las victorias consecutivas en Liga.  

 

Foto: ACB Photo