Roberto González: "Ojalá no se disuelva el Alicante"

El entrenador del Blancos de Rueda Valladolid ha afirmado en rueda de prensa que en su cabeza solo está lograr la salvación deportiva del equipo, la cual aún ve factible, y no piensa en otras vías extradeportivas de permanencia en la ACB

Roberto González: "Ojalá no se disuelva el Alicante"
Roberto González (a la derecha de la imagen) en la rueda de prensa de este mediodía - Foto: Diego Blanco Paredes

Roberto González sigue confiando en las posibilidades del Blancos de Rueda. A pesar de la que está cayendo en la Casa Morada, el entrenador se muestra fuerte, con los nervios templados y sin perder la cara al problema. Su semblante reflejaba tranquilidad y una sonrisa apacible al comparecer frente a los medios locales de Valladolid en la tradicional rueda de prensa previa al fin de semana, en el que los pucelanos se enfrentarán en Pisuerga al Banca Cívica de Sevilla (sábado, 18:00, sin televisión).  

"Nos faltan las mismas victorias que antes"

El técnico pucelano ha valorado la victoria cosechada ayer por el Estudiantes en Alicante. Aunque ha reconocido que "nadie queríamos que ganara, es malo para nosotros", ha tratado de verlo desde el punto de vista positivo: "Nosotros estamos donde estábamos, para salvarnos nos hacen falta las mismas victorias. Si no ganamos, da igual los resultados que se produzcan". 

Sin embargo, las opciones de salvación ajenas a lo deportivo están en la mente de muchos seguidores del baloncesto español y en particular de aquellos cuyos equipos están flirteando con el descenso como el CB Valladolid. En concreto, hoy mismo el Lucentum Alicante tiene que adoptar la dificilísima decisión de aceptar la recomendación del administrador concursal, quien ha aconsejado la disolución del club, o bien presentar alegaciones entendiendo que la entidad es económicamente viable. Roberto admite que una hipotética desaparición directamente beneficiaría a su equipo pero deseó "sinceramente que no ocurra, en el fondo sería malo para todos. Aparte de eso nosotros tenemos que mirar por lo nuestro y yo solo me dedico a la parcela deportiva", ha remarcado. 

"Creo que Robinson y Diego García podrán jugar mañana"

Desde hace ya mucho tiempo, cada semana surge una nueva complicación en el seno de la plantilla. En la presente han sido los problemas físicos de Jason Robinson y Diego García los que han traído de cabeza al entrenador. "De nuevo, no ha sido una semana normal", ha admitido resignado, en referencia a la imposibilidad de entrenar situaciones de cinco contra cinco al solo disponer de 8 jugadores. No obstante, ha vuelto a demostrar que ve el vaso medio lleno al reseñar que, aunque no es lo idoneo, "ha servido para trabajar cosas diferentes, como las situaciones defensivas de cuatro contra cuatro".  

Por otra parte, espera poder contar mañana con todos sus hombres, a excepción de Jhornan Zamora, que continúa apartado del equipo, y del lesionado Stephane Dumas. "Diego está bien y Jason está regular, ayer se tuvo que retirar del entrenamiento. Pero esperamos que mañana esté en condiciones". En relación a estos problemas físicos, se ha quejado de la excesiva carga de partidos precisamente en la última fase de la temporada: "Jugamos cinco partidos en quince días, eso no es normal". 

"Banca Cívica es un gran equipo"

Roberto González solo ha tenido palabras elogiosas para el próximo rival de su equipo, el Banca Cívica de Sevilla. "Son un muy buen equipo, muy bien hecho y en un gran momento de forma". En efecto, el conjunto que mañana visita Valladolid ha encadenado una buena racha de cinco victorias consecutivas y cuenta con algunos jugadores especialmente inspirados en este tramo de la temporada, como Bogdanovic y Calloway. "Me preocupa el grupo. Bogdanovic creo que promedia 17 puntos en los últimos partidos, pero luego tienen a un tal Paul Davis, a un tal Carl English, etc.". 

También ha destapado alguna de las claves en las que tendrá que incidir para superar al equipo andaluz: "Ellos son muy buenos en rebote ofensivo y tienen mucha agresividad atrás, roban muchos balones". Al ser interrogado por la importancia del factor psicológico de cara al choque, ha negado que su equpo no tenga fuerza en este sentido: "El otro día nos remontaron 19 puntos y nos pusimos 11 abajo y sin embargo fuimos capaces de volver a meternos en partido".

Finalmente ha lanzado un mensaje de optimismo para la afición pucelana: "Les digo que tenemos esperanza y optimismo. Si piensas que las cosas van a salir bien, es porque tienes fe, y nosotros la tenemos".

Lo que está claro es que, si hay algo de verdad en el dicho popular que reza aquello de que la fe mueve montañas, todos los que forman el Blancos de Rueda tendrán que hacer acopio de enormes dosis para poder desplazar la altísima cumbre que ahora mismo tapa la visión de la permanencia.