El Libertad Sunchales confirma el fichaje de Diego García

El escolta ítalo-argentino del CB Valladolid abandona la disciplina morada, circunstancia que no ha sido hecha oficial por la entidad pucelana, pero sí por su nuevo equipo, el Libertad Sunchales de Argentina, en el que militará las dos próximas temporadas

El Libertad Sunchales confirma el fichaje de Diego García
Diego García - Foto: cbvalladolid.es

El propio jugador lo avisó en la última rueda de prensa que concedió a los medios de comunicación locales el pasado 4 de mayo: "Es muy probable que haya desbandada". Precisamente él la inicia y probablemente sea el primero de una larga lista. 

El ya ex-escolta del CB Valladolid jugará las dos próximas campañas en el Libertad Sunchales de la Liga A Argentina de Baloncesto, tras haber formado parte de la plantilla vallisoletana los tres últimos años. La web de la entidad argentina recoge unas declaraciones de Diego García para la emisora FM Nuevo Mundo 106.9 en las que explica las razones que le han llevado a aceptar la propuesta de su nuevo equipo: "Por suerte tenía varias ofertas para jugar esta temporada en la Liga Argentina, pero finalmente opté por Libertad, ya que es un club muy serio, con dirigentes que trabajan bien, y sobre todas las cosas porque en Sunchales tienen objetivos altos, todos los años están luchando por el título y eso seduce a cualquier jugador". 

Lo curioso del asunto es que el CB Valladolid no ha confirmado oficialmente la marcha de Diego García, si bien no es la primera vez que este tipo de cosas extrañas suceden en la Casa Morada. 

El escolta ítalo-argentino era uno de los jugadores más queridos por la parroquia morada, que ha disfrutado durante tres años de su juego espectacular, veloz y a veces algo anárquico, sus entradas casi imposibles y su carácter luchador, todo un conjunto de virtudes que le hacían un jugador diferente al que sin duda se echara de menos en tierras pucelanas. En su última temporada ha promediado 10,9 puntos, 1,7 rebotes y 1,7 asistencias, con una valoración de 7,2. 

Mientras tanto, el CB Valladolid continúa con la incertidumbre de cara a la planificación del próximo año, ya que aún no se sabe en que categoría competirá, ni tampoco con qué jugadores, entrenador o patrocinador. Ni siquiera los directivos tienen asegurada su continuidad, como ellos mismos anunciaron en el encuentro informal con los periodistas locales del pasado martes, momento que aprovecharon para presentar la revolucionaria campaña de abonados, con el precio único por abono de 99 euros, independientemente de la zona del pabellón en la que se sitúe la localidad.