Rueda deja de ser el patrocinador principal del CB Valladolid

La Denominación de Origen Rueda publicó ayer un comunicado a través de su web en el que anuncia su decisión de rescindir unilateralmente el contrato que le liga al Club Baloncesto Valladolid, al que llevaba patrocinando desde 2009, cuando comenzó a llamarse en virtud de ese acuerdo Blancos de Rueda Valladolid, según esgrime la empresa por la mala imagen ofrecida en los últimos tiempos desde la entidad morada

Rueda deja de ser el patrocinador principal del CB Valladolid
José Luis Mayordomo y el presidente del Consejo Regulador de Rueda, Javier de Iscar, en 2009 - foto: lainformacion.com

La noticia ha sentado como una puñalada en el entorno de la entidad vallisoletana, ya golpeada de por sí desde muchos flancos y que ahora tendrá que afrontar un problema más. Y no es un tema baladí, sino que se trata ni más ni menos de la búsqueda de un nuevo patrocinador que decida aportar el más de medio millón de euros anuales – concretamente 525.000 – que Rueda depositó el año pasado en la Casa Morada y que supone una parte muy importante del presupuesto.

En el comunicado, la D. O. Rueda explicaba que la relación de patrocinio con el club fue muy fructífera durante los dos primeros años (2009-2011), especialmente tras la clasificación del equipo para la Copa del Rey en 2011. Sin embargo, los numerosos escándalos económicos y extradeportivos que han rodeado al club desde el inicio de la campaña 2011/2012 y que han desembocado en el descenso deportivo a la LEB, están generando una imagen negativa en la marca.

Rueda principalmente alude como razón justificante de su “espantada” al hecho de que existen numerosas noticias sobre impagos a jugadores y desfases en el presupuesto de la entidad pucelana. Ello perjudica a sus intereses como patrocinador, y no quiere que su nombre esté asociado al de un club que está continuamente en la palestra por esos temas ajenos a lo deportivo, máxime cuando realiza un gran esfuerzo económico, dado que aportación al equipo de baloncesto de Pucela es su principal gasto promocional. Sin embargo, no descartó mantener “otro tipo de colaboración” con el club.

En definitiva, que el que hasta ahora ha sido patrocinador principal del Club del Pisuerga viene a utilizar el consabido argumento de que todo el mundo se arrima al árbol que más sombra da, pero no duda en hacer leña de él cuando está caído.

David Yustos, director general del CB Valladolid, afirmó estar muy sorprendido por la decisión de la D. O., especialmente por el hecho de que el contrato de patrocinio se había renovado en 2011 por dos temporadas, si el club continuaba en ACB, algo que todavía no se sabe si ocurrirá, aunque todo apunta a que sí, ya que el Menorca, equipo ascendido desde la LEB, parece que no podrá afrontar las obligaciones económicas exigidas por la ACB, y por tanto la plaza será ocupada por el CB Valladolid.

José Luis Mayordomo afirmó sin embargo que desde Pisuerga no se va a tomar ninguna medida judicial contra Rueda, pues, mientras él sea presidente, no se llevará a los tribunales a ningún patrocinador.

Una nueva situación que mina la ya pertrechada moral de la entidad morada, que vive actualmente una situación de angustia e incertidumbre, y que esta semana ha tenido que decir adiós a su base titular de las últimas cuatro campañas y capitán Stephane Dumas.

El plazo para saber si el club vallisoletano jugará en la categoría de oro del baloncesto español o no finaliza el 27 de junio, fecha límite para que el Menorca Básquet presente el dinero del fondo de regulación de ascensos y descensos. Ayer mismo el PSOE balear trató de llevar al Pleno del Govern Balear la cuestión del apoyo público al club menorquín, pero el PP la tiró abajo por 9 votos contra 5.

Todo ello es consecuencia, en definitiva, de la tensa situación creada por la ACB con la ampliación del plazo a Menorca, fuera aparte de su estructura de “clubs ricos”, la cual no se sostiene en esta época de convulsión económica, tal y como claman muchas voces del baloncesto español, pero parece que la propia asociación es la única que no quiere darse cuenta.