Eduardo Pascual afirma que el Blancos de Rueda Valladolid se reforzará con un base y un pívot de referencia

Eduardo Pascual afirma que el Blancos de Rueda Valladolid se reforzará con un base y un pívot de referencia

El director deportivo del club vallisoletano sigue buscando en el mercado jugadores para configurar su plantilla de cara a la próxima temporada, y su objetivo es conseguir un uno y un cinco experimentados, puesto para el que no se descarta aún a Curtis Borchardt, mientras que tiene casi cerradas las cesiones del base lituano Cizauskas y del alero Jordi Grimau, después de haberse producido las dos primeras incorporaciones, David Navarro y Antonio Izquierdo, que fueron presentados ayer

Fue una presentación muy corta. En el ambiente se respiraban los calores del agosto pucelano, que aplomaron las ganas de hablar a los protagonistas de acto y las de preguntar a los periodistas congregados. Tal vez también influyese aún la resaca de los acontecimientos extradeportivos que tan en vilo han tenido a los aficionados vallisoletanos a la canasta durante buena parte del verano. 

"Navarro e Izquierdo vienen a completar las posiciones de base y escolta"

David Navarro y Antonio Izquierdo fueron presentados ayer en el Club de Empresas y Deporte, junto al Polideportivo Pisuerta, como nuevos fichajes del Club Baloncesto Valladolid. Eduardo Pascual dijo de ellos que venían a completar las posiciones de uno y de dos y destacó su "gran compromiso con el club, pese a las dificultades que tenemos para incorporar jugadores y a nivel deportivo para mantenernos". 

El escolta procedente del Menorca Básquet, David Navarro, jugó en la Liga Endesa hace dos temporadas, debutando de la mano del Valencia Básquet de Pesic, precisamente contra el Blancos de Rueda, en los cuartos de final de la Copa del Rey 2011. El jugador catalán natural de Esparreguera aseguró estar muy contento de volver a la Liga ACB, a la cual calificó de competición muy competitiva en la que no es fácil sumar victorias, aunque declaró ser perfectamente consciente de que viene a un club modesto y joven, de los que pasarán muchos apuros para mantenerse. "Sabemos que es lo que hay", apostilló con sobriedad.

Por su parte, el vallisoletano Antonio Izquierdo, un poco más hablador, destacó sus ganas de trabajar en un proyecto de jugadores jóvenes y se mostró muy orgulloso por el hecho de volver a casa. "Es un halago que me hayan dado esta oportunidad, sobre todo por ser Valladolid quien lo ha hecho". Por último, el base-escolta procedente del Cajasol reconoció que en esos momentos tan importantes se acordaba de todos los entrenadores que ha tenido a lo largo de su carrera y también de su familia. 

La cosa no dio para más. Los jugadores estuvieron mucho más tiempo posando ante las cámaras para la foto oficial de la presentación que ante los micrófonos. Alguno de los presentes les advirtió de que no se confiaran. "Normalmente preguntamos más, no os creáis". Ambos se rieron ante el comentario. 

"Borchardt tiene ahora mismo problemas personales, pero no está descartado"

Y es que el objetivo prioritario de los medios no era tanto hablar con David Navarro y Antonio Izquierdo, sino con Eduardo Pascual, para que fuese desgranando las claves de la nueva plantilla morada que, después de mil y un problemas, se está empezando a configurar. 

El director deportivo - muy discutido por su gestión del año pasado - dio por hecha la continuidad de Nacho Martín, pese a las especulaciones que han existido acerca de la posibilidad de que cambiara de aires por su hartazgo a causa de la situación económica pucelana. 

Asímismo, afirmó que esperaba anunciar tres nuevas incorporaciones esta semana. Dos de ellas podrían ser las del base lituano Vytenis Cizauskas, procedente del Zalgiris Kaunas, y el alero Jordi Grimau, que militó la temporada pasada en el CB Murcia. Los dos vendrían en calidad de cedidos. Pascual aseguró que las negociaciones se encuentran en su última fase. 

Por otra parte, reconoció el interés del Blancos de Rueda Valladolid por fichar a un base y a un pívot de referencia, aunque no desveló nombres. Se le preguntó directamente por la opción de Curtis Borchardt, que tan buen sabor de boca dejó en Pisuerga en la última parte de la campaña 2011/2012. El director deportivo desveló que el "center" estadounidense tenía problemas personales en su país y estaba tratando actualmente de resolverlos. La entidad morada no ha descartado que Borchardt juegue en Valladolid el año que viene, "pero no sé si los tiempos del jugador y los nuestros coincidirán finalmente".