Alex Renfroe y Sinanovic completan la plantilla del Blancos de Rueda Valladolid

La entidad pucelana ha cerrado las incorporaciones del base norteamericano Renfroe y del pívot bosnio Nezdad Sinanovic, por lo que a una semana del inicio de la competición por fin el equipo morado está al completo, con una plantilla que ofrece no pocas dudas en cuanto a su capacidad para competir en ACB

Alex Renfroe y Sinanovic completan la plantilla del Blancos de Rueda Valladolid
Alex Renfroe será el base titular del Blancos de Rueda Valladolid - foto: cbvalladolid.es

12 fichas profesionales, una plantilla completa para competir en la Liga Endesa. Eso es lo que por fin posee el Blancos de Rueda Valladolid, totalmente a destiempo y tras haber desperdiciado casi toda la temporada actuando con un equipo en construcción. Pero más vale tarde que nunca, que dice el refrán.

Alex Renfroe, director del juego morado

El Club Baloncesto Valladolid ya tiene base titular. Tras haberse barajado otras posibilidades, como la cesión de Thomas Eurtel, finalmente se ha optado por un extracomunitario, Alex Renfroe, quien dirigirá el juego vallisoletano está temporada.

El playmaker estadounidense tiene 26 años y cuenta con una estatura de 1.91. Se formó en la Universidad de Belmont, entre 2006 y 2009, realizando una última temporada excelente, ya que firmó unos números de 16.2 puntos, 7.2 rebotes y 5.1 asistencias, según expone la web solobasket.com.

Sin embargo, sorprendentemente no dio el salto a la NBA, sino que probó suerte en Europa. No ha actuado en competiciones de primer nivel del viejo continente, sino que ha jugado en Croacia – KK Zagreb – en Letonia – Vef Riga – y finalmente el año pasado en la Liga Due italiana, la equivalente a la Adecco LEB Oro. En esta última, formando parte de las filas del Enel Brindisi, que consiguió ascender a la primera división del baloncesto transalpino, Renfroe promedió 12.5 tantos, 3.6 asistencias y 5.6 rebotes.

Además de su capacidad como anotador y director de juego, sus números hablan de que es un experto en robos de balón, ya que fue el líder en dicho apartado cuando militaba en Croacia y la pasada campaña con el Enel Brindisi consiguió la nada despreciable cifra de 1.9 recuperaciones por partido.

Un techo bosnio para completar la plantilla

Por otra parte, el Blancos de Rueda Valladolid ha cerrado definitivamente la plantilla con un jugador conocido por la mayoría de los aficionados españoles al baloncesto. Se trata del jugador bosnio Nezdad Sinanovic, que el año pasado militó en las filas del Unicaja. El club aún no ha confirmado su fichaje, pero se considera oficial por la mayoría de webs especializadas en baloncesto y también por los medios locales de Valladolid. Es algo que tampoco sorprende demasiado, observando el “modus operandi” habitual del club en cuanto a las incorporaciones de jugadores.

Sinanovic, de 29 años y 2.22 de altura, era el techo de la Liga Endesa, aunque no llegó a cuajar en el club malagueño, el cual, por otra parte, estuvo inmerso en multitud de problemas deportivos durante la segunda parte de la temporada pasada.

Anteriormente el gigante bosnio ya había jugado en España, concretamente en el Autocid Bugos – conjunto que era entrenado por Eduardo Pascual, actual director deportivo del Valladolid –, en el año 2008 y en el Real Madrid, durante la temporada 2005/2006. En 2007 formó parte del Köln 99ers alemán.

Sinanovic no ha logrado hasta ahora una continuidad clara en ningún equipo y probablemente ese sea el mayor de los hándicaps de los que adolece, si bien un jugador de 2.22 resulta muy interesante para una plantilla tan carente de centímetros como la del actual Club Baloncesto Valladolid. Es de esperar que su capacidad de intimidación se hará notar en la pintura, tanto en defensa como en el apartado reboteador.

Muchas dudas en torno al nuevo Blancos de Rueda Valladolid

Con estas dos últimas incorporaciones, queda definitivamente cerrada la plantilla de un Blancos de Rueda Valladolid prácticamente desconocido en relación al de la campaña pasada y con la que los aficionados de Pisuerga tardarán en familiarizarse. Solo Nacho Martín y el entrenador Roberto González continúan en la disciplina morada.

El público pucelano tendrá la oportunidad de contemplar sobre el parqué de Pisuerga a un equipo formado en mayor o menor medida por jugadores sin apenas experiencia en la liga ACB. Algunos proceden de los restos arrojados por otros clubes. Son jugadores que no contaban en sus equipos anteriores y se habían quedado en el paro por una u otra circunstancia. Otros son hombres prometedores que han demostrado su valía en ligas inferiores, pero cuyo rendimiento en la máxima competición nacional es muy incierto. Hasta ahora, con la plantilla aún en construcción, todo lo que ha recibido el Club Baloncesto Valladolid han sido palizas sonoras durante la pretemporada.

Con estos condicionantes, la plantilla Blancos de Rueda Valladolid ofrece muchas dudas a sus seguidores, que todavía no son legión pese al exiguo precio de los abonos – 99 euros –. Sin embargo, el aficionado al baloncesto pucelano ha de ser consciente de las dificultades económicas por las que lleva atravesando la entidad desde hace mucho tiempo y de que es un milagro que siga habiendo baloncesto de primer nivel en la ciudad castellano.

Tal vez con el apoyo de la afición que llenase Pisuerga, un equipo limitado puede competir con ciertas garantías. Pero para ello hubiera sido importante que el club hubiese mejorado su campaña de enganche y comunicación, en vez de machacar con el tan vallisoletano “es lo que hay”. Sin embargo, el hincha morado siempre puede aislarse del pesimismo con el que se envuelve el ambiente y apostar por este Blancos de Rueda Valladolid que tantas lagunas aparenta, pero que sigue siendo su equipo de siempre. Una conducta extrapolable a otros ámbitos y contextos tan presentes por desgracia en la realidad social española actual.