Blancos de Rueda Valladolid - Herbalife Gran Canaria: disipar dudas antes del turrón

Blancos de Rueda Valladolid vs. Herbalife Gran Canaria // Polideportivo Pisuerga de Valladolid // 23 de diciembre de 2012 (12:30 horas) // Televisión Canaria y Orange Arena // Jornada 14 de la Liga ACB Endesa // Lastrado por las dos últimas derrotas y por los problemas físicos, el conjunto vallisoletano juega su último partido antes de Navidad frente al Herbalife Gran Canaria, quinto clasificado, con la intención de conseguir la séptima victoria que borre cierta dinámica negativa que se ha instalado en el equipo pucelano.

Blancos de Rueda Valladolid - Herbalife Gran Canaria: disipar dudas antes del turrón
El alero del Blancos de Rueda Valladolid Ian O´Leary, en la imagen con el balón en las manos, jugará con una férula de protección ante el Herbalife Gran Canaria - foto: cbvalladolid.es

Que el Club Baloncesto Valladolid está realizando una gran campaña nadie lo pone en duda. Si a los aficionados pucelanos les hubieran dicho que el equipo iba a tener 6 victorias como mínimo antes de las fiestas navideñas, nadie se lo hubiera creído. La mayoría no apostaba por este equipo, confeccionado con prisas y rodeado de multitud de problemas extradeportivos, pero Roberto González y sus chicos han callado las críticas.

Por eso, puede resultar extraño que se haya instalado un cierto hálito de duda en torno a la plantilla debido a los dos últimos tropiezos, ante CB Canarias y Caja Laboral. Esto se explica, más que por los resultados en sí, por el juego. Ha habido un claro bajón en las prestaciones del equipo, especialmente en el apartado ofensivo. Exceptuando a Nacho Martín (que tampoco estuvo bien en Tenerife), los demás están sufriendo un leve descenso en su rendimiento. Si a ello se unen los problemas físicos de varios jugadores y la lesión de David Navarro, muy dañinos en una plantilla corta y limitada como esta, quedan perfectamente aclaradas las razones de esa inquietud que pulula por Pisuerga y que también tiene el propio Roberto González.

El Gran Canaria visita Pisuerga como quinto clasificado

Para solucionarlo, no hay mejor medicina que conseguir la victoria ante el Herbalife Gran Canaria. Un conjunto que va quinto en la tabla y está realizando una temporada excepcional después de haber vivido un año de transición. La mayoría de las quinielas previas al comienzo de esta campaña no lo situaban ni mucho menos tan arriba en la clasificación. Sin embargo, los canarios se han rebelado contra esos pronósticos y bailan con los más grandes de la Liga, volviendo a ser ese equipo de la mitad alta de la tabla, que aspira a Copa del Rey y play-offs.

Están muy bien entrenados por Pedro Martínez, un técnico de los que más años llevan en el mismo equipo (cuatro) dentro de la ACB. Es duro y exigente, e imprimen muchísima agresividad al juego sus pupilos. Esto hace que sean muy buenos en defensa (cuarta mejor de la ACB) y en el juego interior, con jugadores duros como Xavi Rey y Uros Slokar, ya recuperados de sus respectivas lesiones. Cargan con fuerza el rebote y además el zurdo Slokar es bastante efectivo en las jugadas de bloqueo y continuación. El técnico pucelano destacaba a este respecto en la previa del partido que “es un rival físico, de diferente manera al Caja Laboral. No son tan grandes, pero te obligan a trabajar en todo el campo”.

Una plantilla con buenas individualidades

En el puesto de 4 tienen sus mejores armas, en forma de dos jugadores que no necesitan presentación. Uno, Spencer Nelson, por ser el MVP de la Liga (18,7 de valoración) y su jugador más importante, y el otro, Eulis Baez, porque fue jugador morado durante dos exitosas campañas, especialmente la 2010/2011. El ala-pívot dominicano será bien recibido mañana, al igual que lo fue el año pasado cuando militaba en las filas del Joventut, ya que dejó un gran recuerdo en Pisuerga.

Sus estiletes principales en el perímetro son el alero Javi Beirán, otro de los míticos de la plantilla canaria, que además es un buen reboteador, y el escolta norteamericano Ryan Toolson. Este último es un jugador peligrosísimo, sobre todo por su capacidad resolutiva. No le tiembla el pulso a la hora de jugarse lanzamientos comprometidos y puede desatascar a su equipo en un momento dado. Es, con las lógicas diferencias entre ambos, el alter ego de Uros Tripkovic. Será bonito contemplar el duelo de tiradores mañana en el pabellón del barrio Arturo Eyries.

Tampoco hay que olvidarse del australiano Newley, buen penetrador y segundo que más valora del equipo (11,6), ni del polivalente Sheyer, que suele jugar de base pero también puede hacerlo de escolta. Procede ni más ni menos que del Maccabi de Tel-Aviv y fue quizá el fichaje de mayor peso que realizó el conjunto amarillo en verano. El estadounidense con pasaporte israelí, que siempre juega con gafas protectoras, está firmando unos números por debajo de lo esperado (6,2 de valoración, con 7,2 puntos y 2,4 asistencias de media), pero posee una calidad tremenda.

Por último, cabe citar al base madrileño Tomás Bellas, un clásico de esta plantilla que, pese a que no tiene números muy destacados ni suele ser demasiado considerado cuando se analiza al cuadro canario, es un jugador fundamental en los esquemas de Pedro Martínez. Es quizá el jugador más valiente del equipo, capaz de asumir toda la responsabilidad en los momentos claves de los partidos, como ya lo hizo ante el UCAM Murcia esta temporada en la prórroga, metiendo cuatro puntos seguidos de bella factura que le dieron el triunfo a los suyos. De hecho, Roberto González, buen conocedor de los rivales, lo destacaba, además de a Nelson y a Baez, entre las individualidades del Gran Canaria.

Los problemas físicos merman al Blancos de Rueda

Un Roberto que tendrá que ingeniárselas para que su equipo recupere esa capacidad de sufrimiento en los partidos que tal vez se vio algo difuminada el último día ante Baskonia. “A mí no me importa perder, porque en esta liga vamos a perder muchos partidos, pero lo que no podemos perder es nuestra mentalidad”, comentaba ayer en la previa.

El técnico de Carpio del Campo tiene un inconveniente añadido en este encuentro, cual es la acumulación de hombres tocados. Además del lesionado David Navarro, O´Leary tendrá que jugar mañana con una férula de protección por haberse roto el otro día los huesos de la nariz, después de un encontronazo con Noccioni. Tripkovic arrastra problemas en una de sus rodillas y Sinanovic, aunque ya ha superado los suyos de tobillo, no acaba de coger la forma, como ayer reconocía el propio Roberto.

Así las cosas, será un test muy complicado para el conjunto morado, aunque ha de mentalizarse que el Gran Canaria es un rival batible. Su plantilla tiene más potencial que la de los locales, pero no poseen el poderío del Baskonia, ni del Valencia – y este último sucumbió ante los de Pucela –. Habrá que controlar el juego interior – sobre todo el rebote, faceta en la que los vallisoletanos siguen siendo líderes de la Liga – , estar muy atentos a los cortes en la zona sin balón, a las continuaciones y a las penetraciones de hombres como Bellas o Newley. Y, sobre todo, algo principal, habrá que recuperar la fluidez en ataque, para lo cual se antoja decisiva la participación de hombres como Renfroe o Tripkovic, bastante irregulares en los últimos choques.

El séptimo triunfo sería el mejor regalo de Navidad para los aficionados vallisoletanos, que quieren comerse el turrón y brindar con vino espumoso de la tierra sabiendo que su equipo de baloncesto tiene media salvación en el bolsillo.