Un brillante CAI Zaragoza se lleva la primera victoria ante el Baskonia (88-75)

No había mejor forma de debutar en la primera jornada de esta temporada que la del equipo de José Luis Abós. Ha sido un espectacular encuentro de los zaragozanos, quienes han sabido superar los momentos adversos del encuentro y culminar así un perfecto último periodo donde han dejado al Caja Laboral prácticamente noqueado sin capacidad de reacción.

Un brillante CAI Zaragoza se lleva la primera victoria ante el Baskonia (88-75)
CAI
88
75
Caja Laboral
Carlos Cabezas (Foto: EFE)

Empieza a hacersele difícil al Caja Laboral el campo del CAI Zaragoza. Los de Ivanovic no han podido vengarse de la derrota de la pasada campaña en el mismo pabellón donde perdieron por 20 puntos. El equipo de José Luis Abós ha firmado un partido brillante, en el que el juego interior y la defensa han sido los principales motivos que les han llevado a ganar el encuentro. 

El choque ha comenzado con una intensa defensa por parte de ambos conjuntos y poco acierto en los dos lados del campo. Tibor Pleiss, el ex jugador del Brose Basket, anotaba los cuatro primeros puntos para el conjunto baskonista y era el encargado de llevar la batuta del Caja Laboral en los primeros compases.

Por su parte, el conjunto de Abós se servía del juego interior con Pablo Aguilar y Norel en la pintura, y además empezaba a afinar la puntería para sumar desde la línea de 6,75. Así, abría una pequeña brecha en el electrónico (17-13 min.2). El Caja Laboral empezaba a no sentirse cómodo en el campo, y la intensidad de los zaragozanos no cesaba. Apretaban cada vez más en defensa y además Henk Norel acumulaba ya 10 puntos en su cuenta personal. Así, los de Ivanonic que no terminaban de despertar sumaban con cuenta gotas y la renta para el CAI se iba ampliando paulatinamente (23-16 min.10).

El Caja Laboral despierta a tiempo

En los primeros minutos del segundo periodo se cambiaban las tornas. El CAI no anotaba tan fácil y el Caja Laboral, despertaba firmando un parcial de 8-0. Momento en el que la aportación de Rochestie desde el tiro exterior estaba siendo fundamental. Así, el Baskonia conseguía ponerse a un punto (31-30) y José Luis Abós se veía obligado a pedir tiempo muerto para frenar la racha del Caja Laboral. Descanso que servía para que los zaragozanos reaccionaran y no dejaran a los de Ivanovic culminar la remontada y ponerse por delante. Llegaba, entonces, el espectáculo desde la línea de 6,75 con tres triples seguidos -dos del CAI y uno del Caja Laboral- (40-35 min.18).

El juego interior de los zaragozanos seguía haciendo mucho daño en la defensa baskonista. Pablo Aguilar y Norel reboteaban, sumaban y volvían a hacer que su equipo recuperase la renta que había perdido en los minutos iniciales (46-42 min.20). 

A la vuelta de los vestuarios, el Caja Laboral conseguía empatar el encuentro con una canasta de Brad Oleson. Pero el CAI se servía de su intensa defensa para ponerse nuevamente por delante. Así, con dos triples consecutivos del Baskonia–uno de Bjelica y otro de Nocioni- los de Ivanovic conseguían ponerse por delante (54-56). Dominaba el Caja Laboral estos primeros minutos de la segunda parte.

Se sucedía, entonces, un intercambio de canastas en ambos lados del campo. El partido estaba igualadísimo y el Caja Laboral había encontrado la comodidad para sumar con más continuidad. Pero en los minutos finales de tercer periodo los dos conjuntos se veían acusados por los nervios de conseguir la primera victoria de esta temporada, y quizás más los de Ivanovic. Los rebotes y pérdidas de balón imprimían al partido una mayor rapidez. Entonces, un triple de Topper desde casi 8 metros en el último segundo del tercer cuarto confirmaba un parcial de 7-0 para los de Abós y dejaba una renta de 3 puntos para los últimos diez minutos (63-60).

El CAI se sobrepone y se lleva el encuentro

Un tiro desde la línea de 6,75 de Van Rossom en la primera jugada del último periodo aumentaba el parcial que venía firmando el CAI desde final del tercer cuarto (66-60). Los de Ivanovic intentaban llegar al aro por medio de penetraciones, pero se encontraban con la muralla del juego interior de los zaragozanos que aprovechaban para robar cada balón que se quedaba en el aire. 

Nocioni, que se echaba el equipo a las espaldas, era el principal estandarte del Caja Laboral para seguir sumando y continuar vivos en el partido. Anotar desde la pintura para los de Ivanovic estaba suponiendo un auténtico esfuerzo, y para más inri, el CAI recuperaba los rebotes de cada tiro errado de los baskonistas (71-63 min.36). Pero el Caja Laboral lo seguía intentando, y Rochestie se sumaba a la aportación del “Chapu” con un importante triple a falta de menos de cuatro minutos para finalizar el encuentro (71-66). Aunque un nuevo tiro desde la línea de 6,75 de Rudez volvía a echar abajo las esperanzas del Caja Laboral de una posible remontada.

El partido se volvía frenético en el último minuto. Los de Ivanovic habían imprimido velocidad al partido, conscientes de que el tiempo jugaba en su contra y de que contaban con tan solo un minuto para remontar 10 puntos a un brillante CAI Zaragoza. El fichaje de Llompart empezaba a hacerse más que rentable para los de Abós, con un 2+1 del ex base del Lucentum Alicante el pabellón se venía abajo. Al Baskonia poco más le quedaba por hacer. Así debutaban los zaragozanos en esta primera jornada de la temporada con una más que merecida victoria ante un Caja Laboral poco acertado (88-75).