El UCAM Murcia vence (78-60) a Assignia Manresa y se acerca un poco más a la salvación

El UCAM Murcia se despide de su afición esta temporada con una gran victoria por 78-60 ante Assignia Manresa tras una gran segunda parte y deja la salvación a un paso.

El UCAM Murcia vence (78-60) a Assignia Manresa y se acerca un poco más a la salvación
Fuente: ACB Photo / Javier Bernal
UCAM Murcia
78
60
Assignia Manresa
UCAM Murcia: (20+16+27+15) Pedro Rivero, Douby (11), Udoka (19), Barlow (6), Augustine (16) –quinteto inicial- Jasen, Sekulic (7), Franch (10), Sergio Pérez (2), Miso (7), Rejón y Grimau.
Assignia Manresa: (15+20+11+14) Alex Hernández, Gladyr (9), Hanga (4), Doellman (13), Asselin (18) –quinteto inicial- Palsson, Montañez (5), Achara (5), Downs (6) y Oriola.
ÁRBITRO: Juan Carlos Arteaga (3), Miguel Á. Pérez Pérez (33) y Miguel Ángel Pérez Niz (41)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la jornada número 33 de la Liga Endesa disputada en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 6972 espectadores.

El partido comenzó con un parcial de salida de siete a dos para los locales. Los manresanos consiguieron ponerse por delante, aunque sin conseguir una ventaja cómoda. Los locales apretaron y consiguieron ponerse por delante, llegando a alcanzar ventajas de tres y cuatro puntos, mientras que Manresa seguía luchando de la mano de sus interiores Asselin y Doellman. Gracias a que su rival estaba en bonus, los locales llegaron al final del cuarto con una ventaja de cinco puntos, con el marcador de 20-15.

El segundo cuarto, a diferencia del primero, empezó con parcial favorable a Assignia Manresa, que se mostraron mejores en este cuarto. Los locales aguantaban las envestidas visitantes y no dejaban que se escapasen en el luminoso. Sólo los tiros libres, en los que el UCAM Murcia se mostró impreciso, impidieron que se pusieran por delante. A poco menos de tres minutos para el final, el UCAM Murcia reaccionó y pasó de estar tres abajo a estar uno arriba al descanso, al que se llegó con el marcador de 36-35 tras anotar Miso y fallar Assignia Manresa su ataque casi sobre la bocina.

El partido se reanudó con un UCAM Murcia enchufado, anotando la primera canasta en forma de triple de Udoka y encadenando, poco a poco, un gran parcial con el que se pusieron 52-41 tras un robo y canasta de Udoka, por lo que Jamue Ponsarnau se vio obligado a pedir tiempo muerto. Tras la reanudación, ambos equipos igualaron sus fuerzas, por lo que la ventaja de los locales ya empezaba a ser importante, rondando los catorce puntos de ventaja. La gran defensa de los hombres de Óscar Quintana propició muchos fallos de su rival y robos de su equipo, por lo que la ventaja aumentó un poco hasta acercarse a los veinte puntos a favor del UCAM Murcia. Gracias a los tiros libres, Assignia Manresa logró acercarse un poco. Sin embargo, un mate de Augustine casi sobre la bocina dejó el marcador de 63-46 al final del cuarto.

El último cuarto comenzó con intensidad. Los manresanos salieron desde el principio a reducir la ventaja murciana. Sin embargo, éstos no lo ponían fácil. Los visitantes lo seguían intentando y fruto de ese trabajo llegaron tres grandes acciones, dos de ellas dignas de top 7, como fueron un mate de Hanga en la cara de Augustine y un mate con el rebote de Asselin. Sin embargo, los locales seguían muy fuertes, llegando a ponerse veintidós arriba a menos de cuatro minutos para el final. El tiempo pasaba pero la ventaja a favor de los locales se mantenía. Así se llegó al final del partido con el marcador de 78-60 para los locales.

Esta victoria deja al UCAM Murcia más cerca de la salvación, que puede hacerse matemática esta misma jornada si Estudiantes pierde su partido, y sirve de gran despedida ante la afición murciana esta temporada.