Barcelona Regal-Real Madrid: la fase regular ya tiene campeón (86-83)

En un partido bonito y emocionante, el Barcelona se ha asegurado la primera posición de la temporada regular a falta de un partido por disputar, remontando hasta 13 puntos de desventaja a base de garra y buen juego.

Barcelona Regal-Real Madrid: la fase regular ya tiene campeón (86-83)
Barcelona Regal - Real Madrid (foto: ACB Media)

El Real Madrid había ganado tres de los últimos cuatro partidos a su máximo rival, el último de ellos, el más doloroso para los barcelonistas, la final de la Copa del Rey en el Palau. El Barcelona Regal llegaba esta noche ante su afición dispuesto a resarcirla y a cambiar la tendencia, además de asegurarse el honorífico título de campeón de la temporada regular. Los blancos, por su parte, querían continuar su buena racha y alargar un poco el suspense de quién se alzaría con el liderato de la Liga Endesa hasta la última jornada del domingo.

Con este punto de partida, los de Pablo Laso salieron a la cancha azulgrana con un punto extra de motivación que les sirvió para comenzar mandando en el juego y, en consecuencia, en el marcador. Los blancos ganaban en el juego al hombre, ante la defensa barcelonista, demasiado tímida. Los triples entraban para ambos equipos, y la diferencia la puso el juego interior. Mientras que Ante Tomic se mostraba más gigante que nunca anotando 13 puntos en el primer cuarto, Boniface Ndong y Erazem Lorbek lo acababan sin estrenarse. De hecho, por el Real Madrid solo anotaron sus jugadores interiores, Tomic, Carlos Suárez y Novica Velickovic, mientras que el más destacado del Barcelona Regal en el período fue Chuck Eidson. La brecha al comenzar el segundo cuarto era de 17-28 para los visitantes, resultado sorprendente por la cantidad más que por la calidad.

Tomic se merecía un descanso tras su comienzo fulgurante, y fue sustituido por Mirza Begic y Felipe Reyes con acierto, especialmente por parte de este último, en el rebote, aunque no tanto en el plano anotador. El acierto correspondió esta vez a Nikola Mirotic, que con 9 puntos contribuyó de forma decisiva a que la ventaja madridista se mantuviese a lo largo del cuarto, a pesar de los embates del equipo catalán, protagonizados por un Pete MIckeal totalmente metido en el partido. Ambos jugadores protagonizaron la jugada del segundo cuarto, cuando una posible falta de Mirotic sobre Navarro fue protestada airadamente por Xavi Pascual, lo que costó una técnica al entrenador barcelonista, para después ser el "4" hispano-montenegrino el que acabase en el suelo por una presunta falta de Mickeal que tampoco se pitó. Así las cosas, cuando parecía que el Madrid se iría al descanso con 9 puntos de diferencia, Juan Carlos Navarro sacó un truco de su chistera y, con un espectacular triple desde el centro del campo, puso el 42-48 con el que acabó la primera mitad.

Un mate de espaldas de Ndong al comienzo del tercer cuarto ponía al Barça a 4 y demostraba que la canasta milagrosa de Navarro había hecho efecto en el ánimo del equipo local. No obstante, la velocidad imprimida por Sergio Llull al juego blanco hizo que la diferencia de 8 puntos se volviese a ver en el luminoso del Palau Blaugrana. Eidson, que apenas jugó en el segundo cuarto, volvió a aparecer para mantener cerca a los suyos, pero el Real Madrid reaccionó con una de sus mejores armas: los triples de Jaycee Carroll, que inició a mediados de este tercer período un partido contra Juan Carlos Navarro al margen de los demás que alcanzaría su máxima expresión en el último cuarto. Carroll devolvió la ventaja de 11 puntos al Madrid (48-59), pero fue inmediatamente contestado por el capitán del equipo rival con otra canasta de 3 que restauró la diferencia. A esas alturas del encuentro, ya estaba claro que ninguno de los dos equipos iba a achantarse, y el volumen en las gradas iba subiendo. El 61-68 del final mostraba que el Real Madrid aún era superior, pero también que el Barça Regal iba poco a poco acercándose.

Los gritos en las gradas se tradujeron en nervios sobre el parqué, excepto para aquellos que saben templar los ánimos pase lo que pase. En los diez minutos decisivos del partido, el duelo de escoltas defensa/ataque entre Carroll y Navarro enardeció aún más a los espectadores. Pero al norteamericano se le encogió la mano antes, y un triple del español puso, a mitad del parcial, el 75-76, para que, en la jugada siguiente, un robo de Eidson culminado por él mismo en mate diese la vuelta al partido. A partir de ese momento, el Madrid fue perdiendo la compostura, y la velocidad se tornó en imprecisión. El único factor que impidió al Barcelona distanciarse en el marcador fue la secuencia de fallos en los tiros libres de algunos de sus jugadores. Los visitantes intentaron recuperar la delantera a base de triples, pero el partido pesaba y el cansancio había hecho mella en el acelerado perímetro del Real Madrid, que también pagó cara la algo errática rotación de Laso. Al final, por tan solo 3 puntos, el Barcelona Regal se hacía con el ansiado primer puesto de la tabla, al margen de lo que ocurra el domingo, que dará la liga regular por finalizada con el Barcelona jugando en Manresa y el Real Madrid recibiendo al FIATC Joventut.

Ficha Técnica

FC BARCELONA REGAL: Sada (-), Navarro (23), Eidson (19), Lorbek (4), Ndong (7) --cinco inicial--; Huertas (6), Vázquez (8), Wallace (3), Ingles (-) y Mickeal (16).

REAL MADRID: Llull (4), Suárez (8), Singler (3), Velickovic (11), Tomic (17) --cinco inicial--; Pocius (-), Reyes (7), Mirotic (10), S.Rodríguez (8), Begic (2) y Carroll (13).

PARCIALES: 17-28, 25-20, 19-20 y 25-15.

ÁRBITROS: Pérez Pizarro, Bultó y Calatrava. Sin eliminados.

PABELLÓN: Palau Blaugrana, 6.577 espectadores.