Lliga Catalana: Jawai y Tomic imponen su ley

El Barcelona Regal se impuso sin apuros por 80-60 a un voluntarioso Força Lleida en la primera semifinal del campeonato catalán. El dominio en el juego interior y los triples de Abrines, lo más destacado del conjunto que dirige Xavi Pascual, que se enfrenará al Fiatc Joventut en la final de mañana.

Lliga Catalana: Jawai y Tomic imponen su ley
Barcelona Regal
80
60
Força Lleida
Barcelona Regal: Sada (1), Jasikevicius (8), mickeal (12), CJ Wallace (2), Tomic (14); Huertas (3), Jawai (14), Ingles (2), Rabaseda (3), Lorbek (2), Abrines (14) y Todorovic (5)
Força Lleida: Johson (5), Simeón (4), Feliu (9), Orihuela (6), Calegari (6); Sutina (2), Bandoumel (6), Rodríguez (6), Pino (4), Thompson (12)
MARCADOR: Parciales de 17-17; 21-7; 23-20; 19-16
ÁRBITRO: Guirao, Perea y Ayón
INCIDENCIAS: Primera semifinal de la 33ª edición de la Lliga Catalana. Partido disputado en el Palau Olímpic de Badalona

El choque que abría la fase final de la Liga Catalana no ha despertado gran expectación en el Olímpico de Badalona. El hecho de que se disputase a las siete de la tarde y el rival del Barça fuese un equipo LEB no ha ayudado a empujar a los aficionados. Ni tampoco a los jugadores de Xavi Pascual, que arrancaron el partido fallando más de lo habitual. Los ilerdenses, por su parte, hicieron honor a su nombre: empezaron con mucha motivación y acertados en el tiro de media distancia, tanto que llevaron la delantera en el marcador en los primeros compases del choque. Hasta que Tomic-Jawai (los dos pívots se alternaban en el quinteto) empezaron a carburar: anotando y provocando faltas personales. Cada uno con su estilo, elegante-distante el croata y arrollador el australiano. El primer cuarto concluyó con un ilustrativo empate a 17.

Xavi Pascual: " el único pero han sido las 21 pérdidas de balón"

El segundo período tuvo menos historia: el Barcelona apretó en defensa y multiplicó sus opciones en ataque. Dejó en siete puntos al Força y anotaron otros tantos jugadores culés. Incluso triples, arte que parecían desconocer en el primer parcial del encuentro. En la zona el dominio de Nathan Jawai era apabullante y, más allá de su imponente físico, demuestra cada partido el acierto de la secretaría técnica con su fichaje. El australiano destroza el aro cuando atisba la oportunidad y eso la grada lo agradece. 

Tras el descanso, parcial de 0-5 para Lleida y lenta reacción blaugrana de la mano de Pete Mickeal (5 puntos en 5 minutos). Luego, el momento Todorovic. Abucheado tímidamente desde la grada, el montenegrino salió con la cabeza gacha y en su primer tiro libre la bola no tocó ni aro, ante la rechifla de los aficionados de la penya. Pascual lo mantuvo en cancha para dar descanso a Lorbek y el ala- pívot de 20 años, se centró y completó una correcta actuación. A la par, los hombres interiores del Lleida se iban cargando de personales y facilitando la faena a sus rivales. 

El último parcial lo rescató del sopor más absoluto Alejandro Abrines. Anotó once puntos, para un total de 14 en el partido (tres triples). El base mallorquín tiene buena mano y puede dar buenos minutos en la rotación de esta temporada, especialmente si se prolonga la baja de Navarro y Jasikevicius se muestra tan dubitativo como en esta semifinal.