Triumph 68-78 Mad-Croc Montakit Fuenlabrada: Energía para un tercer partido

El Fuenlabrada se ha impuesto por 10 puntos en el segundo partido de la eliminatoria de cuartos de final de la Eurochallenge y continúa vivo en la competición continental, tras forzar el 3er partido. Enorme partido de Mike Hall (21puntos) pero sobre todo del argentino Mainoldi que terminó con 23.

Triumph 68-78 Mad-Croc Montakit Fuenlabrada: Energía para un tercer partido
Mike Hall, el mejor del partido con 21 puntos y 12 rebotes.
Triumph Lyubertsy
68
78
Mad-Croc Fuenlabrada
Triumph Lyubertsy: (18+18+19+13): Mc Kee (7), Jefferson (8), Landry (13) Valiev (11) y Karasev (16) -quinteto inicial- Kulagin (11), Vikhrov (-), Solovev (-), Trifunovic (-), Andreev (-), Zvarykin (-).
Mad-Croc Fuenlabrada: (18+20+13+27): Colom (1), Sánchez (5), Munoz (3), Hall (21) y Vega (3) -quinteto inicial- Mainoldi (23), Penney (13), Laviña (-), Blanco (5), Cortaberria (4)
ÁRBITRO: Excluyeron por faltas a los locales Landry y Valiev.
INCIDENCIAS: Segundo partido de la serie de los cuartos de final de la Eurochallenge disputado en el Sports Triumph de Lyubertsy.

El Mad-Croc Fuenlabrada sigue realizando milagros. El equipo fuenlabreño se ha levantado una vez más, esta tarde en Moscú, ganando 68-78 al Triumph y ha forzado el tercer partido de la serie, que se jugará el martes en el Fernando Martín (20h). El que venza la semana que viene se mete en la "Final Four"· y luchará por el título europeo.


Pese a los efectivos que recuperaba el Triumph Lyubertsy respecto al partido del martes, la baja de Adrián Laso en el conjunto naranja, y el poco tiempo de recuperación tras el esfuerzo hecho el pasado martes -con viaje a Moscú incluído-, el equipo de Porfi Fisac se ha impuesto con autoridad en la cancha moscovita, apoyado en una gran defensa, demostrando a toda Europa que han crecido, que ya no son un equipo de niños, y que van a pelear por llegar a lo más alto de esta Eurochallenge.


Tras perder por un punto en el primer partido (75-76) el Fuenlabrada salió a pista muy centrado, y con las cosas claras, sobre todo en defensa. Pese a que desde el principio se encontró por debajo en el marcador, no cesaron en su empeño y siguieron al pie de la letra el plan inicial, sin volverse locos ni arriesgar demasiado. Porfi Fisac sabía que esa era la manera para llevarse la victoria, y que a nada que los errores de Penney se convirtieran en aciertos, los puntos iban a sucederse. Pero lejos de esperar el atino del neozelandés, Mike Hall se colgó los galones y cogió el mando del equipo madrileño. Llevaba un mes de marzo bastante gris, que él mismo había reconocido en twitter, y no podía haber escogido mejor partido para desquitarse y volver a ser el Mike Hall que deslumbró a todos a su llegada.


El primer cuarto fue bastante igualado, pero con el Triumph siempre arriba. A diferencia de la semana pasada, en ningún momento se llegaron a escapar los rusos en el marcador. La defensa fuenlabreña estaba siendo muy efectiva y ordenada, lo que permitió llegar al final de los primeros diez minutos con empate a 18 en el luminoso.


En el segundo cuarto, los chicos de Fisac con un parcial de 0-7 parecían escaparse, pero no sirvió para aumentar la distancia, ya que al descanso la superioridad era sólo de dos arriba (36-38). Mainoldi había decidido no dejar sólo al 'siete' americano, y se sumó a la fiesta de la anotación fuenlabreña. En los locales, con McKee al mando, Jefferson desde el perímetro y el acierto de Karasev y Landry el Triumph no se despegaba.


Tras la reanudación, el Mad-Croc Montakit Fuenlabrada volvió a intentar aumentar la ventaja, pero el Triumph se colocó 55-49. Fisac estaba tranquilo y contagió a sus hombres, que sabían que hasta ahora lo estaban haciendo bien, y no había porque ponerse nerviosos. El Triumph no dejaba de anotar, pero tampoco de cargarse de faltas, lo que acabó por excluir al canadiense Landry y a Valiev.


En el último cuarto, con un juego cargado de velocidad, y gracias a un parcial de 2-22, el Fuenla sentenció y esperó con inteligencia que la bocina indicara el final del partido. Hasta ese momento, Mainoldi se hizo fuerte bajo el aro y Kirk Penney anotó unos puntos que sirvieron para no volver a pasar apuros.


Con esta histórica victoria, el Fuenlabrada se jugará el todo por el todo el martes, a las 20h, en el Fernando Martín. Último partido de la serie del mejor de tres, y sin lugar a dudas, el partido más importante en la historia del equipo del Sur de Madrid; imponerse de nuevo a los rusos, supondría luchar por levantar la Eurochallenge de este año.