El Gescrap Bizkaia paga con la eliminación perdonar al Baskonia (88-90)

El Caja Laboral Baskonia consiguió vencer en la mañana de hoy tras una prórroga al Gescrap Bizkaia y logra así la clasificación a semifinales del playoff por la Liga Endesa. El Bilbao Basket pudo cambiar el desenlace del partido pero no supo materializar sus oportunidades y sucumió ante el juego baskonista.

El Gescrap Bizkaia paga con la eliminación perdonar al Baskonia (88-90)
GBB
88
90
CLB
GBB: Jackson (20), Blums (6), Mumbru (10), Hervelle (3) y D'or Fischer (11) -cinco inicial-; Raúl López (2), Grimau (8), Vasileaidis (10), Banic (13), Mavroeidis (5) y Josh Fisher (-)
CLB: Prigioni (13), Oleson (12), Nocioni (8), Nemanja Bjelica (13) y Lampe (10) -cinco inicial-; Heurtel (-), Ribas (2), San Emeterio (17), Teletovic (12) y Mirko Bjelica (3)
ÁRBITRO: Mitjana, Conde y Araña. Eliminados por faltas Grimau (min.36) y Lampe (min.40).
INCIDENCIAS: Segundo partido de cuartos de final de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena de Miribilla ante 9.430 espectadores.

Gescrap Bizkaia y Caja Laboral Baskonia saltaron a la cancha sin miedo, con la obligación de ganar pasa seguir vivos en el playoff. Sobre el parqué ambos equipos mostraron la misma intensidad que en el anterior partido de la serie, el partido parecía una continuación del anterior, un “dejavu” para los aficionados, una delicia para el baloncesto. Fue el Baskonia quien llevó la iniciativa del primer cuarto. Nemanja  Bjelica y Maciej Lampe estaban en su salsa, pero el Gescrap Bizkaia respondía sin miedo a las ofensivas baskonistas. El Bilbao Basket desniveló la balanza con dos triples consecutivos que pusieron el 12 - 9 en el marcador de Miribilla. Sin embargo el Caja Laboral supo aprovechar los fallos de la zaga bilbaína para darle la vuelta al partido y marchar con una ventaja de dos puntos al descanso.

Grimau fue el encargado de igualar de nuevo el marcador nada más comenzar el cuarto. El Gescrap Bizkaia tomó las riendas del partido y dominó el juego Baskonista. Una  canasta de Vasileiadis daba 5 puntos de ventaja al Gescrap Bizkaia y hacía reaccionar al Baskonia que trataba de igualar el marcador y no tener una desventaja muy grande al descanso. Dimitros Mavroeidis fue en esta ocasión quien desniveló la balanza en los instantes finales con 3 canastas consecutivas que devolvían la ventaja de 6 puntos para el Gescrap, y Kostas Vasileiadis la amplió a 9. Pero en un alarde de orgullo, el equipo vitoriano redujo la ventaja a 3 puntos para deleite de los aficionados visitantes presentes en el Bilbao Arena.

El mismo guión, la misma igualdad. Ni Fotis Katsikaris ni Dusko Ivanovic conseguían tomar definitivamente las riendas del partido. Las canastas se sucedían por parte de los dos equipos de manera ininterrumpida. Las canastas de San Emeterio y Teletovic eran respondidas por Blums y Mumbrú, y la igualdad permanecía en el marcador. Solo un arreón final del equipo baskonista permitió a los de Dusko Ivanovic llevarse una ínfima ventaja de un punto al último cuarto.

La batalla se vivía en el parqué y en las gradas, que alentaban a los hombres de negro a dar la estocada definitiva al partido y forzar así el tercer partido. La verdad es que no se le dio nada mal al Bilbao Basket, Aaron Jackson se cargó el equipo a la espalda y penetró una y otra vez la zona baskonista sin oposición alguna de la zaga vitoriana. La ventaja de 5 puntos del Gescrap Bizkaia a falta de 1 minuto y diez segundos para el final hacía presagiar una victoria bilbaína. No fue así. Pablo Prigioni encestó desde la línea de tres un triple que dejaba la ventaja en dos puntos. Banic tuvo la oportunidad de finiquitar el partido, pero fallo los dos tiros libres que dispuso, lo que otorgo una posesión mas al Baskonia que gracias al acierto de Prigioni envió el partido a la prorroga.

Y en la prórroga ocurrió lo que siempre suele ocurrir. El Baskonia saltó a la cancha del Bilbao Arena extra motivado y buscando la clasificación directa a semifinales. El Gescrap Bizkaia plantó cara al Caja Laboral pero acabó por sucumbir a la calidad vitoriana. Este año el Gescrap Bizkaia no repetirá la gesta del año pasado.