Emotivo adios de Sitapha Savané

Emotivo adios de Sitapha Savané

El máximo anotador de la historia del club se despidió antes los medios de la que ha sido su casa las 8 últimas temporadas.

 

Sitapha Savané, uno de los buques insignia del Club Baloncesto Gran Canaria durante gran parte de la última década, se despidío este miércoles en rueda de prensa tras 8 años en un club en el que ha vivido "momentos maravillosos". El papel casi marginal en lo deportivo que le ofrecen desde la entidad, no concuerda con lo que él quiere, quien a su edad asegura "tener aún mucho baloncesto que dar".

El jugador senegalés se mostró ante todo muy agradecido con todas las personas que han hecho posible que la figura de Savane sea la que es hoy en día en la entidad grancanaria, “valoraré siempre el trato que se ha tenido conmigo en todos los sentidos”. Otra de las cosas que valoró muy positivamente fue que "siempre me sentí apoyado, especialmente en los momentos malos".

Hace 5 temporadas el club claretiano igualó una tentadora oferta del por aquel entonces Pamesa Valencia, reforzando su confianza en el jugador como pieza clave de un proyecto que en ningún momento ha dejado de rendir por encima de sus posibilidades. "El granca apostó por mí como nadie lo hizo en la historia, desde entonces he vivido con gran responsabilidad para responder a ese voto de confianza", expuso. A pesar de ellos, lamentó anunciar que entre el club y él "ya no coinciden las pretenciones".

Ante las dudas sobre el vacío que pueda dejar en el vestuario, recordó que “antes de ser capitanes nosotros(junto a Moran) estuvo Gonzalo Martínez que me enseñó mucho, así queespero haber enseñado algo a los que se quedan atrás”. Ya como aficionado del Gran Canaria 2014, "Taph" deseó lo mejor al equipo, "espero que hagan un buen equipo y den ese pasito más que la afición se merece".

"Jim Moran sí se merece un homenaje"

El pívot de Dakar no dudó en acordarse de su amigo Moran y recalcar la labor durante sus años de amarillo, cuando fue cuestionado sobre sí cree que se merece un homenaje por todo lo que le ha dado al equipo, afirmando con rotundidad que "Jim sí que se merece un homenaje". En su caso, declaró ser "de la escuela de Larry Lewis y Bernard Hopkins" por lo que no entró a valorar ese tema. "No estoy anunciando mi retirada", recordó.

Para terminar, aseguró haber vivido grandes momentos que la afición recordará especialmente, pero no se quedó con ninguno en particular porque “posiblemente, como decía Jim, lo que más se me quede no sean los momentos dentro de la cancha porque aquí el equipo es una familia, ahora me tocará comprobar si por ahí los equipos también son una familia que por lo visto no se suele dar”.