El ex-amarillo Carl English destroza al Herbalife Gran Canaria

El alero, con 27 puntos, lidera la victoria del Asefa Estudiantes, que terminó con su racha de dos derrotas consecutivas, gracias a un encuentro muy serio en el que supo imponer el tempo de partido y marcar una férrea defensa / (Foto: Antonio Martín)

El ex-amarillo Carl English destroza al Herbalife Gran Canaria
Granger conduce el balón ante Nelson durante un encuentro
Asefa Estudiantes
83 75
Herbalife Gran Canaria
Asefa Estudiantes : Granger (4), Gabriel (21), Kirksay (6), English (27) y Nogueira (6)-cinco inicial-, Fisher (), Fernández (10), Clark (2), Kuric (6) y Barnes (1).
Herbalife Gran Canaria: Newley (14), Toolson (16), Rey (6), Spencer (16) y Scheyer (3)-cinco inicial-; Bellas (4), Báez (12), Slokar (4) y Beirán (-).
MARCADOR: (25-13), (18-20), (20-15), (20-24)
ÁRBITRO: García O Araña y Candús. Eliminaron por personales a Jon Scheyer, del Gran Canaria.
INCIDENCIAS: Encuentro de la decimotercera jornada de la Liga Endesa en el Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid ante alrededor de 7.500 espectadores.

El Herbalife Gran Canaria sufrió una dolorosa derrota (83-75) ante el Asefa Estudiantes, que liderado por  Carl English (27 puntos), que destrozó a su ex-equipo a base de triples (5) y cortó la racha del conjunto colegial, que llevaba dos derrotas consecutivas y se alejaba del objetivo de la Copa. Con este resultado, los isleños sufren un buen correctivo, tras haber ganado la pasada jornada al Regal Barcelona.

El Gran Canaria comenzó dubitativo sobre el parquet, lo que provocó las primeras ventajas locales (4-0). Los jugadores de Pedro Martínez no estaban cómodos en los ataques estáticos y la férrea defensa del Asefa Estudiantes provocaba que los amarillos tuviesen que encomendarse al tiro de tres, con escasa fortuna. A esa serie de despropositos había que sumar el inicio gris de Nelson Spencer, referente en otras ocasiones para el equipo, que no acababa de encontrarse en la cancha.

English protagonista

Además de chocar una y otra vez con el muro de contención de los colegiales, el Granca sufría las embestidas del ex-amarillo Carl English, extramotivado y que rompía el partido a base de triples (hasta 3 en el primer cuarto). Con el mayor acierto desde la línea de 6.75 por parte de los locales (que rompían la barrera psicológica de los 2/25 cosechados ante Fuenlabrada) sólo era cuestión para el Estudiantes dejar pasar los minutos y saber administrar sus ventajas (25-13 al final del primer período), ante un conjunto amarillo desconocido y que poco se parecía al épico equipo que se había impuesto la jornada anterior al Fc Barcelona.

Comenzaba el segundo acto con un Granca dispuesto a desentumecer los músculos tras diez minutos para olvidar y empezaba con un parcial de (0-4). El líder de esa reacción era Elius Báez, que trataba de inspirar al resto de sus compañeros. Mientras, English seguía a lo suyo sumando triples y postulándose como MVP de la jornada. Además, volvía a demostrar porqué es el cuarto jugador de la Liga que sufre más faltas no forzadas. Los amarillos buscaban transiciones rápidas pero los colegiales conseguían adecuar el ritmo a sus intereses, lo que mermaba los ataques isleños. Nelson se unía a la reacción junto a Báez y aunque Toolsen cerraba con un triple la primera parte del encuentro (43-33), el Granca tenía mucho que remar si quería llevarse el triunfo.

Reacción tardía del Granca

No variaba el guión en el tercer cuarto, con los pupilos de Pedro Martínez incapaces de franquear la muralla colegial y que tampoco encontraba ventajas en su juego exterior.  Solo Báez y Spencer mantenían tímidamente las opción de un conjunto encomendado a una remontada que no terminaba de llegar. Nada hacía presagiar que el anodino encuentro daría un vuelco en el último cuarto. Y es que los isleños comenzaban el acto definitivo con un parcial de (0-7) que noqueaba a los colegiales, sin reacción ante el tsunami canario en el que surfeaban Toolson y Newley. Eran los mejores momentos del Granca, que se encontraba al fin con su mejor versión a base de arreones (67-64) y un tempo de juego basado en transiciones más rápidas.

Cuando parecía que llegaría la reacción amarilla, una técnica en contra unida varias buenas jugadas de ataque encadenadas terminaban con el sueño. Con un triple sobre la bocina Toolson cerraba un partido en el que el Gran Canaria nunca fue capaz de meterse de lleno en la contienda. Con esta derrota se rompe la racha del Gran Canaria de cinco victorias en seis encuentros.