Regal Barcelona vence (75-81) al Real Madrid y fuerza el quinto partido

Los blaugranas hicieron un partido serio, concentrado y muy efectivo desde la larga distancia. Lorbek (24 puntos) machacó a los blancos, bien respaldado por Wallace y Mickeal. El Madrid no pudo imponer su ritmo y sucumbió en el Palacio pese la reacción final. La liga se decidirá en el Palau Blaugrana este Sábado.

Regal Barcelona vence (75-81) al Real Madrid y fuerza el quinto partido
Lorbek superó a todo rival

Enorme decepción para los más de 13.000 espectadores que llenaban la cancha madridista. El Regal Barcelona se quitó el mal sabor de boca tras la humillante derrota del tercer encuentro, y supo imponer su juego durante tres cuartos del partido. Pese a la baja de última hora de Boni Ndong, los pupilos de Xavi Pascual cuajaron un partido excelso, reagruparon filas y maniataron al Madrid a base de acierto en el tiro y un gran dominio en los rebotes. La inmensa serie vuelve a Barcelona, en una batalla final que promete taquicardias.

 

Dos titanes midiéndose

 

Comienzo de muy baja anotación en la que ambos conjuntos se mostraban algo agarrotados por la presión del momento. Sólo un par de triples y tiros libres permitían estrenar el electrónico. A ritmo lento ambos conjuntos se iban emparejando en el resultado, primando las posesiones largas y estáticas en lo ofensivo, así como las marcas al hombre en defensa.

 

Estrategias calcadas de ambos entrenadores, que se prolongó tras el primer tiempo muerto. Por vez primera en toda la serie no se produjo ni un sólo cambio, algo anómalo con plantillas tan largas en las que las rotaciones son el pan de cada día. Pero todo retoque podría generar una disfunción a estas alturas.

 

El primer cuarto finalizó con 15-17. Absoluta paridad entre los equipos, pese a que el Regal estaba imponiéndose en los rebotes. De la mano de Lorbek (el más regular durante toda la final) tomaban una ínfima ventaja, mientras que los merengues repartían protagonismo y destacaban por la intimidación en la pintura (ya acumulaban 3 tapones).

 

El Regal da un golpe en la mesa

 

El segundo parcial fue más físico. El avance en los minutos trajo consigo la subida de testosterona y los jugadores comenzaron a percutir con mayor crudeza. Debido a ello, fueron más frecuentes los dos contra uno y las ayudas tras bloqueos exteriores. El Barcelona seguía haciendo daño desde el perímetro (ya sumaban más triples que durante todo el tercer encuentro), mientras que los madridistas aguantaban en el marcador gracias al refuerzo de hombres importantes como Espartaco Reyes.

 

Un secundario de lujo como C.J. Wallace tuvo unos minutos dulces, y produjo mucho en anotación (llegó a los 14 puntos), especialmente con su exhibición desde el 6.75 (3/3 en triples). Una canasta de Navarro puso el marcador en 25-31. Primera ventaja significativa del encuentro e inmediato tiempo de Laso.

 

Hasta el momento dos claras lecturas: los catalanes estaban muy concentrados en defensa y terriblemente acertados en el tiro. Por si fuera poco, el Madrid llegaba al bonus cuando aún restaban cuatro minutos para el descanso, por lo que el Regal seguía aumentando las distancias apoyándose en los libres.

 

Laso dio los mandos al Chacho Rodríguez y cerró la pintura con el gargantuesco Begic (poco activo en la final debido al buen nivel de Tomic), pero el refresco no fue revulsivo. Al descanso se llegó con 34-39, +5 de ventaja para los blaugranas, que se mostraron serios e incisivos. Superiores en rebotes (20 por 14 del rival) y venenosos desde el triple (6/11 para un 54%).

 

Los blaugranas siguen arriba

 

Reanudación de nuevo pareja. Ambos conjuntos mantuvieron sus roles y el Barcelona dosificaba la ventaja gracias a posesiones controladas y buena defensa en zona. Un triple desde la esquina del polémico Mickeal abría la brecha hasta los nueve puntos (0-7 de parcial) y forzaba un nuevo tiempo muerto merengue.

 

Llull respondía desde el perímetro y alentaba al numeroso público del Palacio, un tanto callado ante el gran partido que estaba dibujando el eterno rival. Ahora era Lorbek el que tomaba el protagonismo anotador (llegando a 17 puntos) y percutía el aro blanco en una auténtica exhibición de tiros, demostrando su enorme polivalencia.

 

Los problemas se acumulaban para el Madrid, que llegaba al bonus en una inoportuna falta de Llull. Dos entradas a canasta consecutivas de Huertas rompían la defensa merengue e impedían todo conato de acercamiento blanco. El Barcelona estaba dominando el tempo del partido, se permitía posesiones largas y terminó el cuarto con un más que favorable 55-62 (+7 arriba), que traía amargos presagios a la afición madridista.

 

Sin perdón

 

Tensión a raudales en el último parcial. Un pincho de merluza sobre Mickeal (que cometía luego su tercera falta) despertó al graderío, pero un intermitente Navarro apareció para silenciar el entusiasmo. El Regal se mantenía frío y serio, con un Xavi Pascual que pedía calma a cada posesión.

 

El Barcelona seguía dominando el rebote (también los ofensivos), lo que le permitía segundas opciones de tiro que aprovechaban de manera quirúrgica. Debido a ello, llegaron a la barrera psicológica de los diez puntos a falta de seis minutos y comenzaban a afianzar su magnífico partido.

 

Los hombres del banquillo blanco no estaban aportando nada. Carroll desaparecido en combate, Pocius insignificante, el Chacho desacertado. Sin demasiados aspavientos el Regal seguía haciendo su partido, mientras que Xavi Pascual rotaba sus piezas cual maestro de ajedrez, atenazando toda reacción.

 

Por si fuera poco, los catalanes se desquitaron de su paupérrimo partido anterior y percutían desde el perímetro una y otra vez, sumando de manera constante. A 2:47 para el final Laso pedía su último tiempo muerto. De forma pausada el coach vasco diseñó en su pizarra jugadas en las que primaban los bloqueos, buscando algún tiro limpio, y la premisa fundamental de no hacer faltas innecesarias.

 

Pese al arreón final de Mirotic (7 puntos seguidos), el Barcelona se llevó el partido. Los blancos probaron varias fórmulas para atacar la férrea zona rival, pero el desacierto fue su peor enemigo. El Regal hizo un encuentro terriblemente serio, con gran balance defensa-ataque, excelso desde el perímetro, llevándose la victoria (75-81) de manera más que merecida. Todo se decidirá en un apasionante quinto partido.

 

Protagonistas

 

Por el victorioso Regal destacar el impresionante encuentro de Erazem Lorbek (24 puntos, 5 rebotes, 4 asistencias). El magnífico ala-pívot esloveno está siendo el mejor durante toda la final. Un genio serio, sobrio, tácticamente aplicado y técnicamente sobrado que dio todo un recital de como jugar a este hermoso deporte.

 

También destacable la actuación de CJ Wallace (16 puntos, 6 rebotes, ¾ en triples). El alero estadounidense estaba pasando de puntillas por la serie, pero durante el segundo y tercer cuarto se transformó en un vendaval anotador que desmanteló la defensa blanca y fraguó la ventaja que sería definitiva a posteriori.

 

Cierra el triplete de lujo Pete Mickeal (13 puntos, 8 rebotes, 3 robos). Después de ser principal artífice en la grosera trifulca del pasado encuentro, el veterano alero volvió a la senda del baloncesto y superó sobremanera a todos sus defensores, aportando de manera destacada en la faceta defensiva. Una roca con enorme talento.

 

Del Madrid nombrar el buen trabajo de Tomic (12 puntos, 6 rebotes), Singler (11 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias) y Mirotic (14 puntos). Los tres sostuvieron al Madrid a lo largo del partido, pero naufragaron finamente ante la falta de cooperación del resto de la plantilla.

                                                                                                                                                                

75 REAL MADRID (15+19+21+20): Sergio Llull (12), Kyle Singler (11), Carlos Suárez (-), Velickovic (7), Ante Tomic (12) -Quinteto inicial- Sergio Rodríguez (9), Felipe Reyes (6), Martynas Pocius (-), Mirotic (14), Jaycee Carroll (4), Mirza Begic (-). Entrenador: Pablo Laso.

 

81 REGAL BARCELONA (17+22+23+19): Marcelinho Huertas (15), Juan Carlos Navarro (12), Pete Mickeal (13), Erazem Lorbek (24), Fran Vázquez (-) -Quinteto inicial- Sada (-), CJ Wallace (16) , Rabaseda (-), Chuck Eidson (-), J. Ingles (1) . Entrenador: Xavi Pascual.

 

ÁRBITROS: Daniel Hierrezuelo (5), Benjamín Jiménez (43), Antonio Conde (27). Sin eliminados por faltas.

 

PABELLÓN: Palacio de los Deportes de la Comunidad de Madrid. 13.500 personas abarrotando las gradas por segundo encuentro consecutivo para otro histórico: no hay billetes.

 

INCIDENCIAS: cuarto partido de la final de la Liga Endesa en la que Regal Barcelona empata la serie 2-2 y fuerza el definitivo quinto encuentro en la cuidad condal, recuperando la ventaja de campo. Boniface Ndong causó baja por una lesión de última hora.