El Big Three de los Thunder puede con Kobe y alcanza las finales del Oeste (106-90)

Oklahoma repetirá final de la conferencia Oeste al derrotar con cierta comodidad a Los Ángeles. Pese a los 42 puntos de Bryant, el buen rendimiento de Westbrook, Durant y Harden restó cualquier opción a los angelinos y un parcial decisivo al comienzo del último cuarto sentenció. Buen partido de Gasol, 14 puntos y 16 rebotes, quizá en su última actuación en una franquicia que obtuvo dos anillos tras la llegada del ala-pívot español. Los Spurs ya esperan a los Thunder, mientras la incertidumbre se cierne sobre los Lakers

El Big Three de los Thunder puede con Kobe y alcanza las finales del Oeste (106-90)
La explosividad de Russell Westbrook resultó imparable incluso para Kobe Bryant

Únicamente 7 veces en los playoffs de la NBA un equipo ha revertido un 3-1 en contra. Contra ese dato luchaban los Lakers en su visita al Chesapeake Energy Arena. Un auténtico 'win or go home' al que respondió el guión del choque. Los tres previos se habían saldado con dos victorias para los de Scott Brooks y una para los de Mike Brown, pero una seña los identificó: la igualdad.

Kobe aprieta, Oklahoma corre

A diferencia de otros encuentros, Kobe comenzó a tope, sabedor de lo que se jugaban. Siempre por encima de un Sefolosha que le ha marcado bastante bien a lo largo de la serie, anotó cómo y cuándo quiso, pero no pudo convertirse en un factor global de desequilibrio, algo que sí consiguieron los cracks de los Thunder. Serge Ibaka jugó menos minutos de lo acostumbrado, pero en un gran inicio mostró su fortaleza física en ambos aros a través de tapones, mates y rebotes ofensivos. Cuando los suyos conseguían correr, la juventud pesaba; en estático, el dominio pertenecía a los Lakers. Las dos faltas personales cometidas por Andrew Bynum le maniataron hasta el final y equilibraron las fuerzas en la zona, de manera que los exteriores locales penetraron con mayor facilidad. Pau respondió a las críticas de Kobe acerca de su falta de agresividad en ataque: aprovechó el tiempo en el banquillo de su compañero en el frontcourt de los amarillos y empezó a sumar en un esquema con Metta World Peace de '4'.

La llegada del segundo cuarto y de los suplentes trajo mejores noticias para los visitantes, a pesar de que James Harden acrecentó su acierto respecto del resto de la eliminatoria y de que Nick Collison defendió meritoriamente a pívots teóricamente superiores. Curiosamente, los buenos porcentajes de tiro de ambos equipos y el ritmo relativamente rápido beneficiaron más a los Lakers, cuando había sido al revés en ocasiones previas. No obstante, el marcador siempre se movió en diferencias que no iban más allá de los cinco puntos favorables a los Thunder. La primera mitad acabó con polémica arbitral: Peace recibió una técnica por protestar una discutible flagrante cometida sobre Sefolosha en un contraataque de Oklahoma y, en la misma jugada, Kobe añadió otra por reiteración en la queja.

Westbrook y Durant desnivelan

Al minuto de la reanudación, Bynum hizo una nueva falta, la cuarta, aunque Mike Brown le conservó en la cancha para producir ofensivamente. La defensa azulina bajó mucho y solamente la buena ejecución del pick and roll de Westbrook y Durant con sus interiores evitó males mayores. A un tiempo muerto de Brooks a cinco minutos del final del tercer cuarto le siguió un veloz parcial de 7-0 (entre otras, una canasta inverosímil de Westbrook) que los Lakers tuvieron que parar. Este aviso fue abortado, pero el base de los Thunder se entonó y enlazó varias acciones de mérito y la diferencia comenzó a elevarse a raíz de sus 12 puntos después de la pausa. Gran desempeño el de Kendrick Perkins a lo largo de la noche, tanto en el rebote como en defensa, culminado con un par de canastas en este tercer lapso.

Sin embargo, a pesar de las sensaciones, la renta local permanecía exigua: apenas seis puntos. Todo hacía pensar que se repetiría la suerte de los duelos en Los Ángeles. Pero los All Star de Oklahoma no acordaron tregua; dos triples de 'Durántula' y un aporte de Harden y Westbrook construyeron un 10-0 de entrada que mató la emoción. Esos 15 puntos de ventaja adquiridos entre los dos últimos cuartos pesó demasiado en el ánimo púrpura y oro. Ni los intentos de Kobe por reducir la brecha sirvieron para contagiar a sus compañeros. Bynum, lastrado por las personales, nunca se centró mentalmente en el cruce y Sessions naufragó, quizá en su peor actuación en la serie. Y solo con Gasol y Metta World Peace acompañando al escolta estrella no bastó. De ahí al cierre, los jugadores de los Thunder se gustaron y el fondo de armario disfrutó de un corto tiempo sobre la pista.