Un último cuarto brillante da la primera victoria a San Antonio Spurs frente a Oklahoma

Tremendo parcial de 39 a 27 para remontar la desventaja de nueve puntos con la que se fueron al final del tercer cuarto. La vieja guardia de los Spurs fue crucial en momentos decisivos. Uno a cero para San Antonio y el segundo asalto en Texas el próximo martes.

Un último cuarto brillante da la primera victoria a San Antonio Spurs frente a Oklahoma
San Antonio Spurs 101 - 98 Oklahoma City Thunder

Primer partido de las finales de la Conferencia Oeste en el AT&T Center que enfrentaba a los Spurs de Duncan, Parker y Ginobilli frente a los Thunder de Durant, Westbrook y Harden. Poco complicado el camino de ambos equipos en estos Playoff ’12, con un balance 8 victorias a 0 para San Antonio y uno de 8 a 1 para los de Oklahoma, que perdieron el único partido frente a los Lakers en la semifinal de Conferencia. Volvía Fisher en una fase final a casa de los Spurs, en su partido 219 en Playoff, con aquel partido de cuando vestía la camiseta púrpura en la memoria de todos y cada uno de los aficionados locales, en el que dio la victoria a los suyos cuando se creía que el partido estaba decidido. Ninguna sorpresa en los quintetos iniciales y los dos equipos con todos los efectivos disponibles.

Inicio de partido con dos parciales algo abultados, con uno para cada equipo: los Thunder golpeaban primero con un 5 a 0 a su favor en el primer minuto, mientras que los Spurs se resarcían con un 8 a 0 en los siguientes tres. Bastante fallo en el tiro a mitad de cuarto, pero la anotación mejoró con la entrada de los hombres de banquillo a pista. Por parte de los visitantes, Harden empezó el partido algo errático, mientras que en los Spurs, el argentino Manu Ginobilli puso a los suyos con una ligera ventaja al final de cuarto con seis puntos (24 a 18).

Gran acierto de Nick Collison y de Derek Fisher, con 5 de 5 entre los dos para poner a Oklahoma otra vez en el partido, además de contrarrestar así la conexión sudamericana Ginobilli y Splitter en los primeros compases de cuarto, que trataban de mantener la diferencia. Con los titulares ya en pista, la conexión Durant – Westbrook empezaba a carburar y a iniciar un buen parcial favorable, y eso, añadido a las muchas pérdidas de San Antonio, hacía que los visitantes se fueran uno arriba en el marcador, dejándolo en 46 a 47. Kevin Durant, con 13 puntos, el mejor del partido en la primera mitad.

Oklahoma parece irse en el marcador

Y siguió el parcial abierto en los primeros minutos de tercer cuarto, cosa que obligó a Popovich a pedir tiempo muerto cuando la diferencia se alejaba del equilibrio. Pareció servir, ya que San Antonio reaccionaba de la mano del incombustible Duncan a las embestidas de Durant (8 puntos en el cuarto). No se cansó el 21 de los Spurs de pelear en la pintura, de anotar y de coger rebotes, llegando a la doble figura a mitad de tercer cuarto y manteniendo con vida a los suyos él solo. Pero Duncan contra el mundo no es suficiente. Entró Harden a pista en los últimos minutos de cuarto para compensar su casi nulo acierto de inicio y rematar la buena faena de sus compañeros en el tercer cuarto, y junto a  Fisher, con 11 puntos sin fallo, y Durant en defensa, dejaron a los visitantes con ventaja en el marcador aunque con el partido abierto. Nueve arriba para Oklahoma y 62 a 71 en el marcador.

San Antonio obra el milagro

Empezaron con la quinta marcha puesta los locales, consiguiendo un parcial de 11 a 2 que además de “reiniciar” el partido, ponía a todo el AT&T Center en pie y obligaba a Scott Brooks a pedir tiempo muerto. Pero los Spurs querían demostrar por qué consiguieron el mejor récord de la Liga, y lo demostraron de la batuta de Tony Parker y a base de triples cruciales. Uno de Gary Neal ponía a los locales seis arriba, mientras que en un par de jugadas posteriores, otro de Stephen Jackson les colocaba en +7 y con poco tiempo de reacción. En los últimos segundos, los Thunder consiguieron maquillar el resultado a base de triples, buscando conseguir lo que finalmente fue imposible. 101 a 98 y uno a cero para San Antonio.

Batalla ganada del Big Three de San Antonio, con un gran Ginobilli (26 puntos) durante todo el encuentro, un enorme tercer cuarto de Tim Duncan (16 puntos y 11 rebotes) y un fantástico último cuarto de Tony Parker (18 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias) liderando la remontada de los suyos. Por parte de Oklahoma, de poco sirvieron los 27 puntos y 10 rebotes de Kevin Durant.