Tony Parker mantiene la racha de San Antonio

El partidazo del base francés Tony Parker, con 34 puntos y 8 asistencias, pone el 2-0 en la serie de la final de Conferencia Oeste al mejor de 7. Además mantiene la racha de 20 victorias consecutivas de los Spurs.

Tony Parker mantiene la racha de San Antonio
Tony Parker y James Harden, dos de los protagonistas del partido (Fuente: NBA.com)

El segundo partido de la final de la Conferencia Oeste, se lo volvió a llevar San Antonio Spurs claramente. La igualdad entre los dos equipos duró, como el pasado lunes, dos cuartos. El resultado final de 101-120 refleja la diferencia entre los equipos duranteel partido, y sobre todo de cara al acierto a canasta. La aportación de las tres estrellas de Oklahoma, que sumaron 88 puntos, no sirvió para aplacar la racha interminable de anotación que el equipo texano de los Spurs mantuvo durante todo el partido. Con esta victoria San Antonio consigue su triunfo consecutivo numero 20, incluidas 10 en estos playoffs.

Los Thunders, que nunca tuvieron opciones reales de llevarse el partido del AT&T Center, estuvieron liderados en ataque por Kevin Durant. El alero estadounidense consiguió 31 puntos, 5 asistencias y 5 rebotes. Estuvo secundado por el mejor suplente de la liga, James Harden, que terminó el encuentro con 30 puntos y 7 rebotes. Por parte de San Antonio destacá el gran partido de Tony Parker con 34 puntos y 8 asistencias, y la espectacular segunda parte del argentino Manu Ginobili, que acabaría el partido con 20 puntos.

La nota negativa de los Thunders fue la mala actuación de Russell Westbrook. El base estadounidense acabó el partido con unos números más que aceptables pero las sensaciones generales fueron de ser desbordado en defensa y de no saber tomar las decisiones correctas en momentos decisivos. El balance final de sus estadísticas fue de 27 puntos y 8 asistencias, pero con 10 de 24 en tiros de campo. Westbrook es una de las cosas que Oklahoma deberá mejorar si quiere aspirar a ganar la serie a San Antonio.

Monologo de San Antonio

El primer cuarto fue una demostración de la fuerza anotadora de los Spurs desde los primeros minutos, llegando a conseguir un parcial de 2-10. Un cuarto muy flojo de Oklahoma en defensa, y por encima de todos de Russell Westbrook que fue superado por un gran Tony Parker. El francés terminaría la primera parte con la marca espectacular de 17 puntos y 5 asistencias. Durante el final del primer cuarto y comienzo del segundo solo James Harden y Dereck Fisher pudieron parar la sangría defensiva que el equipo de los Thunders estaba sufriendo.

El juego interior se convertiría en el gran problema de los de Oklahoma City, ya que sus jugadores interiores solo pudieron conseguir 5 puntos en toda la primera parte, que se convertirían en tan solo 11 al final del partido. El jugador hispano-congoleño Serge Ibaka esta vez tuvo más protagonismo en su equipo, y sumó 39 minutos en pista con 8 puntos y 10 rebotes y 10 tiros de campo intentados de los que anotó 3.

San Antonio se fue al descanso con 11 puntos de ventaja sobre el equipo de Oklahoma City, pero fue en el tercer cuarto cuando de verdad consiguió la ventaja que le haría ganar el partido. Esto fue en parte gracias a la gran actuación en los primeros minutos del segundo tiempo de su estrella Tony Parker. Pero también se debió al gran acierto del equipo de Texas que llego a colocarse con 64% en tiros de campo, el mayor porcentaje en un tercer cuarto en lo que va de playoffs. El equipo de Popovich llego a estar 22 puntos por encima, después de un parcial de 10-0, lo que casi le aseguraba la victoria final.

En el último cuarto, un bajón anotador de los Spurs y la aportación de James Harden hicieron que los Thunders se acercaran un poco en el marcador. La defensa de Serge Ibaka cuando Oklahoma City tenían el quinteto pequeño en pista (solo un pivot) se torno también muy importante para acercar el marcador. Pero todo fue un espejismo, una canasta de Parker a 3:39 del final, puso de nuevo la ventaja de San Antonio por encima de los 10 puntos y terminó de matar a Oklahoma.

La nota divertida la puso Scott Brooks durante el tercer cuarto con una táctica extraña de faltas sobre Tiago Splitter que llego a tirar hasta 10 tiros libres seguidos en dos minutos de juego. El bajo porcentaje de acierto de Splitter hizo que los Thunder se acercaran un poco en el marcador, aunque fue más una anécdota que una estrategia favorable para el equipo de Oklahoma ya que San Antonio enseguida volvió a recuperar la ventaja.

Oklahoma City Thunder deberá mejorar mucho si quiere dar la vuelta a la serie. Recordemos que tiene que ganar 4 de 5 partidos a un equipo que lleva 20 encuentros sin perder. El próximo y casi definitivo asalto para la opciones de los de Oklahoma será el jueves a las 3 de la mañana, horario español.