Los Thunder lanzan un primer aviso

Los Thunder ganaron esta madrugada por 102-82 a los Spurs y acabaron así con la estratosférica cifra de 50 días sin perder un solo partido que llevaban los tejanos. La victoria de Oklahoma coloca el 2-1 en la serie.

Los Thunder lanzan un primer aviso
El suizo Thabo Sefolosha fue clave en el triunfo de OKC. (Ronald Martinez/Getty Images North America)

Por una noche, los Thunder fueron más que los Spurs. Kevin Durant y los suyos aprovecharon el jugar en casa para aplastar sin complejos a los tejanos, que no perdían desde el 11 de abril, cuando un tal Andrew Bynum les cogió 30 rebotes en el AT&T Center de San Antonio. Los de Gregg Popovich concluyen así una racha de 20 victorias consecutivas, una hazaña únicamente al alcance de 4 equipos en toda la historia de la NBA.

El partido comenzó con un 8-0 a favor de los locales, que eran muy conscientes de la urgencia de una victoria, pero los Spurs, como casi siempre, se recompusieron rápido y terminaron el cuarto por delante en el marcador: 24-22. Pero el segundo cuarto iba a ser muy diferente.

La ruptura real

Los Thunder impusieron su ritmo jugando un gran baloncesto al que los visitantes no pudieron reaccionar, a los que casi doblegaron (32-17) en este segundo período. Con un buen movimiento de balón, un gran James Harden (que clavó 9 puntos seguidos) y una defensa asfixiante que alentaba el rugido de la multitud azul, Oklahoma llegó al descanso con una ventaja de 13 puntos. Se abrió entonces una brecha que los Spurs nunca llegarían a coser.

De esta manera, el tercer cuarto contó con la aparición de un invitado inesperado: Thabo Sefolosha. El suizo fue un puñal desde la línea de 3 puntos y terminó el encuentro con 19 puntos (la mayor anotación de su vida en unos Playoffs), 6 rebotes y 6 robos. Un buen Durant complementó la labor en ataque de Sefolosha y los Thunder llegaron al último cuarto 18 arriba. El partido estaba ya negro para los Spurs.

El cuarto y último período no tuvo mucha historia. La tónica del partido continuó y los locales alcanzaron a falta de 6 minutos la máxima diferencia del encuentro (95-68) con un triple del consistente Sefolosha. Los últimos minutos, faltos de sustancia y competitividad, y con la mayoría de titulares ya sentados, dieron pie a que DeJuan Blair maquillara algo el partido, el cual acabó con un resultado de 102-82 para Oklahoma.

El secreto, la defensa

La clave del encuentro fue sin ninguna duda la defensa de los Thunder, que hizo a los Spurs perder nada más y nada menos que 21 balones, su peor marca de Playoffs en este apartado desde 2007. Además, secaron a Tim Duncan y Manu Ginóbili, quienes se quedaron entre ambos en 6-20 en tiros de campo. Dicho esto, los únicos que mantuvieron el tipo en ataque para los tejanos fueron Tony Parker y Stephen Jackson (16 puntos cada uno). Por si fuera poco, mientras en los dos primeros partidos de la serie, los Spurs habían promediado 46 puntos en la pintura, anoche anotaron únicamente 24. Dicho esto, San Antonio se quedó en este Game 3 en 82 puntos, la peor cifra de la temporada para los de Popovich.

Así mismo, la labor atrás del conjunto de Scott Brooks, permitió un ataque fluído y sin obsesiones. El reparto de responsabilidades fue perfecto. Kevin Durant acabó con 22 puntos, Sefolosha con 19, Harden con 15 e Ibaka añadió otros 14. Ellos y otros secundarios finiquitaron la ofensiva sin mayores problemas. Tan bien salió, que los Thunder apenas necesitaron que Russel Westbrook anotara. El base (que se quedó en 10 puntos con un mal 5 de 15 en tiros) participó aún así de manera importante con 9 asistencias, 7 rebotes y 4 robos, y los Thunder sumaron +29 con el en pista.

Los Thunder lanzan así un primer aviso, y desploman la sensación idílica de los tejanos hasta el momento. Primera derrota en estos Playoffs para San Antonio, que se quedan con un sabor agridulce para el Game 4, y con un único punto positivo en la noche de hoy: el logro histórico de Tim Duncan, que superó a Abdul Jabbar y ya es el máximo taponador de la historia de los Playoffs con 477. La eliminatoria, pese a todo, sigue siendo favorable a los Spurs, que continúan en posesión del factor cancha. EL próximo episodio: el sábado a las 02:30 de la madrugada.