San Antonio Spurs - Oklahoma City Thunder: los roles no definitorios

Desde Vavel repasamos algunos aspectos de la Final de la Conferencia Oeste 2012: San Antonio Spurs - Oklahoma City Thunder.

San Antonio Spurs - Oklahoma City Thunder: los roles no definitorios
Westbrook, poniendo pasión ante la mirada de Splitter (Fuente: ElComercio)

Final en el lejano Oeste. Uno de los favoritos a principios de temporada se enfrenta al (probablemente) mejor equipo de la pasada década. Para Oklahoma, parece la confirmación de lo que se entrevió el año pasado, cuando se quedó en el mismo punto donde se encuentra ahora. Para San Antonio, es un golpe en la mesa tras la sonrojante eliminación del año pasado a manos de Memphis Grizzlies.

Los Spurs han conseguido que, de nuevo, se destierre esa leyenda de que un equipo veterano no tiene nada que hacer ante un equipo joven. Lo demostró ante los mediáticos Clippers en semifinales de Conferencia, y lo ha rubricando consiguiendo dos victorias ante los Thunder, para un total de 20 victorias consecutivas. Algo sorprendente si añadimos que sólo lo han conseguido 4 equipos más en toda la historia de la competición.

Los Thunder tampoco han tenido un camino muy tortuoso, pues hasta los Lakers han tenido que ceder ante el potencial de los de Scott Brooks. No han tenido sobrecarga de partidos, y esa era una de las bazas que jugaba OKC para arrasar con los texanos.

La serie comenzó en el AT&T Center de San Antonio. El primer partido fue controlado por Durant y compañía, pero Gregg Popovich decidió con su "get nasty" que era el momento de que él apareciera e hizo reaccionar a su equipo con un tiempo muerto para el recuerdo. Los Spurs remontaron sin hacer un gran despliegue técnico pero con el oficio que se les presupone, y el primer asalto quedó en casa.

El segundo encuentro no tuvo mucha historia de por sí, porque fue un baño total de los hombres de negro. Parker ejerciendo de anfitrión en un partido alocadamente ofensivo, con guarismos muy altos para ser una final de Conferencia. Pese al esfuerzo de "Durantula" y Harden, el excelso movimiento de balón de los de Popovich durante la mayor parte del choque fue demasiado para los Thunder y la triquiñuela de mandar a Splitter a tirar tiros libres, y acabó acusando correr tanto tiempo detrás del balón y el acierto de los Spurs por encima del 50% en tiros de campo.

Y el tercer encuentro, ya en Oklahoma, se avecinaba con tormenta. Un Chespeake Arena a reventar y con todas las artimañas de distracción preparadas. Pero no hizo mucha falta, porque los Thunder jugaron uno de los mejores partidos en defensa de lo que va de año, donde anularon por completo a Emmanuel Ginóbili y consiguieron 14 robos y forzar 21 pérdidas del rival, en lo que acabó convirtiéndose en un festival del highlight y un homenaje merecido para equipo azul.

Los roles parecen haberse cambiado. Estos dos equipos han demostrado que saben hacer más cosas de las que se les piden. Los Thunder están etiquetados como un equipo claramente ofensivo y poco defensivo -pese a tener a "Ibloka" en el quinteto principal-, y los Spurs como un equipo que ya no sabía jugar con fluidez en ataque. Todo papel mojado.

Como se observa, cada partido entre estas dos escuadras es una historia distinta. No sabemos que nos depararán el resto de encuentros, con este 2-1 spur imperante. Lo único vaticinable es que hoy se vuelven a ver las caras, a las 2:30 hora española.