Los Celtics allanan el camino y pueden decidir en el Garden

Boston gana un pulso crucial a domicilio, que le permitirá el jueves cerrar la eliminatoria en el Garden. Por 94 a 90, los de Doc Rivers completaron un gran partido que en gran parte se debe a los 26 puntos y 11 rebotes de Garnett y los 19 puntos de Pierce. Con 30 y 27 respectivamente, LeBron y Wade no fueron capaces de girar las tornas en los instantes finales.

Los Celtics allanan el camino y pueden decidir en el Garden
Pierce celebra un triple vital. Foto: Getty Images

Los Celtics parecían estar aferrándose a un sueño, tratando de no despertar y ver la cruda realidad de una eliminatoria imposible. Perdiendo por 72 a 78 en el American Airlines, último cuarto. Unos Heat ansiosos, con suma dependencia de su tándem estrella, fueron otra vez víctimas de la exhaustiva y eficaz defensa que profesa el veterano Doc Rivers. 

Garnett culminó una gran noche con 26 puntos y 11 rebotes.

Kevin Garnett brilló, consiguiendo 26 puntos y 11 rebotes. Chris Bosh jugó solo 14 minutos a causa de las molestias que acarrea tras su lesión abdominal, y la zona interior del veterano pívot de Boston fue la rendija por la que Miami se desangró lentamente, llegando a perder el segundo y tercer cuarto. La flaqueza de los favoritos se tornó en ventaja para el trío del trébol, que jugó su suerte al 5.

LeBron y Wade volvieron a estar a la altura, con 30 y 27 puntos respectivamente, y contribuyeron al potencial anotador de su conjunto en la medida de lo esperado. Se mantuvieron a la estela de unos Celtics que llevaban el timón, y consiguieron al principio (16 a 24 en el primer cuarto) y a mitad del último período ponerse por delante en el marcador. Llegando 6 arriba a los últimos 5 minutos de partido, después de contener la ofensiva rival con una defensa activa y en tensión, volvieron a aparecer los fantasmas que no dejan dormir a los de Spoelstra.

Pietrus apareció en los minutos finales con dos triples.

Valiéndose de contras rápidas y de un muy oportuno Pietrus (13 pts), Boston consiguó rápidamente girar las tornas del encuentro. Rondo, que terminó con 13 asistencias y 7 puntos, firmó dos bandejas cruciales en la batalla por la ventaja durante los últimos instantes, apareciendo (como nos tiene acostumbrados) a aparecer cuando más se le necesita.

El verdugo fue Pierce (19 pts), el alma de unos Celtics de hierro que no se rinden. No remató con el último punto, pero sí fue capaz de cargarse el equipo a las espaldas y reunir la sangre fría necesaria para lanzar un triple vital cuando solo un punto les separaba de Miami. Cuando a los Heat no les quedó más remedio que recurrir a las faltas intencionadas, Allen (13 pts) y Garnett no fallaron desde la línea de tiros libres y acabaron con la esperanza de una afición que se quedó sin triunfo.

Conquistando el American Airlines por 90 a 94, Boston tiene en las manos el pase a ‘The Finals’ el jueves, en un Garden que recibirá con alfombra roja a quienes dependen de ellos mismos para cerrar la eliminatoria. Sin que sirva de precedente, es inevitable decir que los de Spoelstra se han metido sin querer en un jardín del que les va a costar salir vivos.