Miami derrota a Oklahoma y empata las Finales

El equipo de Eric Spoelstra venció a los Thunder en su cancha por 100-96. Lebron James anotó 32 puntos y Dwyane Wade, 24. La ventaja de 12 puntos lograda en el primer cuarto le sirvió al conjunto de Florida para jugar tranquilos el resto de periodos. Sin embargo, Kevin Durant, a falta de 10 segundos para el final del choque, lanzó y falló un tiro que significaba el empate y, muy probablemente, la consiguiente prórroga. Los próximos tres partidos se jugarán en Miami.

Miami derrota a Oklahoma y empata las Finales
Miami derrota a Oklahoma y empata las Finales

Primer partido, primer aviso. Segundo partido, estocada profunda. Así se podría resumir lo que llevamos de Finales de la NBA. Miami Heat superó a Oklahoma City Thunder en su casa, en el Chesapeake Energy Arena, hazaña que ningún equipo había logrado a lo largo de estos Playoffs. No había duda de que si alguien podía hacerlo ese era Miami. Lebron está en estado de gracia, Wade le acompaña a la perfección y Crish Bosh parece totalemente recuperado para poder ayudar a sus compañeros. Si estos tres se encuentran a su nivel, es casi imposible derrotarlos. Y si le sumas un Factor X como Shane Battier, entonces la hazaña se concierte en proeza. 

Inicio arrollador de los Heat
 
El encuentro comenzó de la misma forma que lo hizo el primero: Miami anotando fácil en la mayor parte de sus ataques y Oklahoma muy nerviosa y algo sobreexcitada, culpa en parte de la gran afición que tienen, que hacen que el nivel de pulsaciones adquiera máximos no recomendables. 
 
Transcurridos cinco minutos, los hombres de Scott Brooks tan solo habían anotado dos puntos. La mala racha finalizó parcialmente con la entrada de James Harden, que, a diferencia del primer partido (5 puntos y pocos minutos), estuvo casi perfecto. Aun así, los Heat no perdían comba y se encontraban muy a gusto sobre el parqué de la cancha rival. Con Wade y Lebron lanzando genial y hombres secundarios como Battier aportando puntos desde la línea de triple, Miami se marchó al final del primer cuarto con un parcial de 27-15, un mal menor para los Thunder tras el mal inicio de partido. 
 
 
Ya en el segundo cuarto, el equipo local parecía mostrar algún tipo de reacción, por muy leve que fuera. Durant y Westbrook no estaban ni cómodos ni acertados, por lo que tuvieron que “echar mano” de otros jugadores para anotar. Y no solo es el caso de Harden, también aportaron puntos Ibaka, Sefolosha o incluso Derek Fisher, que estuvo en pista la mitad del partido.
 
Lebron, entonces, se comidió un poco y dejó paso a la otra estrella: Dwyane Wade. El de Chicago no estuvo acertado en el primer choque de la serie, y fue bastante criticado por la prensa norteamericana. Así que, como ya hiciera en 2006 frente a Dallas, asumió los galones y durante algunos instantes del segundo cuarto se mostró verdaderamente imparable. Solo de esta forma podía ganar Miami: con Lebron James en su línea, Wade con confianza y Bosh haciendo estragos en la pintura. Todo eso se cumplió.
 
 
Con un parcial igualado en el segundo cuarto (28-28), ambos equipos se marcharon a los vestuarios con aparentes sensaciones dispares: Miami creía que la brecha de 12 puntos podía ser mayor, y Oklahoma exacatmente igual, por lo que la satisfacción e insatisfacción no era completa en ninguno de los dos bandos. 
 
Al salir de nuevo a pista, las cosas no cambiaron demasiado. Cuando parecía que Oklahoma podía reducir la diferencia a menos de 10 puntos, llegaba la réplica de Miami y devolvía al conjunto local a la triste realidad. De hecho, y como sucediese ya en el segundo cuarto, el parcial no pudo estar más igualado: 24-23 en favor de los Thunder.
 
KD también falla
 
Sin embargo, la emoción iba a llegar en el último periodo. Durant, algo fallón durante toda la noche, tomó responsabilidad e hizo, a través de sus triples, que una nueva remontada se palpase por momentos en el atestado Chesapeake Arena. Pero no se consumó.  A falta de 10 segundos para el pitido de la bocina, y con 98-96 a favor de Miami, el jugador de la Universidad de Texas cogió el balón, botó, y desde un lado de la pintura lanzó ante la oposición de Lebron James. El tiro besó el canto del aro y salió rebotado. Esta vez no pudo ser. Al final, victoria de Miami Heat por 100 a 96 que se lleva el segundo punto de Las Finales. La serie viajará a Florida el próximo domingo. En el American Airlines Arena se disputarán los siguientes tres partidos. 
 
Máximos anotadores, reboteadores y asistentes
 
Miami Heat: James (32 puntos, 8 rebotes), Wade (24 puntos, 5 rebotes, 5 asistencias), Bosh (16 puntos, 15 rebotes), Battier (17 puntos - y 5/8 en triples-).
 
Oklahoma City Thunder: Durant (32 puntos, 3 rebotes), Westbrook (27 puntos, 8 rebotes, 7 asistencias), Harden (21 puntos, 4 rebotes).