La igualdad en la Final de la NBA se traslada a Miami

Dos equipos enormes, dos estrellas de otro mundo y dos vencedores hasta el momento. Este es el magnífico balances de una apretada final de la NBA entre los Thunder y los Heat. Las series viajan a Miami, dónde se disputarán los tres próximos partidos de uno de los mayores espectáculos del mundo.

La igualdad en la Final de la NBA se traslada a Miami
LeBron entrena el tiro en el American Airlines de Miami antes del partido de hoy. (NBA.com)

Miami hospeda los siguientes tres partidos de unas finales NBA muy emocionantes. De momento el empate da valor justo al juego de ambos equipos en uno de los mayores escenarios del baloncesto mundial. Un juego en equipo supeditado y muy condicionado por las dos estrellas que lideran a cada combinado. Kevin Durant, con 23 años, está demostrando que ya tiene la decisión y la brillantez de los más grandes. LeBron James está acallando a muchos de sus críticos feroces con unos números de otro planeta. Ambos son los líderes pero también necesitan lo mejor de sus compañeros.

Los Heat han notado muy positivamente la vuelta de Chris Bosh. Aunque aún no ha disputado minutos de juego brillantes la pieza clave de los de South Beach ha recuperado parte de la solidez defensiva del equipo ante unos Thunder que son muy peligrosos en su faceta ofensiva. Oklahoma empezó arrollando en el segundo tiempo del primer partido a los Heat pero en el segundo, pese a volver a intentarlo en los minutos finales, los de Miami aguantaron bien. Y es que Miami puso el 1-1 en la eliminatoria en un duelo que dominó por más de diez puntos hasta el último cuarto. Kevin Durant se quedó cerca pero también tuvo mérito LeBron James, que finalizó con 32 puntos (los mismos que Durantula).

Bosh ha sido un factor pero quién ha roto todos los esquemas hasta el momento ha sido Shane Battier tras haber disputado unos playoffs mediocres en ataque. Intentando lo imposible en defensa, es decir, parar a Durant, Battier ha aportado 17 y 19 puntos en el ataque poco poblado de los Heat. Sin duda, un respiro cuando LeBron o Wade no están inspirados de cara el aro. Wade ha asumido su rol secundario y ha liberado al mejor James, que seguirá luchando con Durant por obtener su ansiado primer título. El joven líder de Oklahoma tiene también ganas pero no la presión que recae sobre James. Los Thunder, pese a demostrar madurez, tiene aún muchos años por delante ya que son uno de los equipos más jóvenes de la liga. También es su primera final.

Serge Ibaka ha mantenido su papel de bloqueador defensivo y ha aportado lo justo en ataque. Westbrook ha mantendio su particular rendimiento a rachas, ya que es capaz de lo mejor y lo peor en tan solo dos posesiones. Aun así su juego ha dado ya demasiadas alegrías a los suyos como para recibir críticas fundamentadas. James Harden apareció en el segundo, pero no fue suficiente. Ahora mismo la cosa va de Big Three’s y la igualdad es máxima. Cualquier aficionado puede disfrutar de un duelo entre dos titanes que acabarán sus carreras entre los mejores jugadores de la historia. De momento se juegan su primer título y hoy el liderato en las series.