LeBron bien vale un anillo

Miami se coloca a una sola victoria del campeonato de la NBA tras una trabajada victoria frente a los Thunder (104-98). La actuación de 'King' fue, simplemente, espectacular (26 puntos, 12 asistencias y 9 rebotes) y dominó el encuentro desde el segundo cuarto. Además, James no pudo terminar el encuentro por una lesión, pero ni con esas pudo Oklahoma robar una victoria en el American Airlines Arena. El estado físico de LeBron marcará el quinto, y puede, que definitivo partido. No parece que ninguna lesión vaya a impedirle estar en el encuentro en el que puede conseguir su primer título en el baloncesto profesional. Russell Westbrook fue el auténtico líder de su equipo (43 puntos) pero falló en los momentos decisivos con acciones incomprensibles después de una de las mejores actuaciones individuales de lo que va de playoff.

LeBron bien vale un anillo
LeBron James trata de anotar frente a la defensa de Thabo Sefolosha

Primer arranque en tromba de los Thunder en las series finales. Gran inicio para los visitantes que salieron mentalizados de la importancia del partido para ellos. Un hipotético 3-1 sería un jaque mate. Russell Westbrook, jugador siempre criticado, conectó acciones positivas una tras otra. Seis puntos y una asistencias para un 3-13 en los primeros minutos. El tiempo muerto de Heat era de libro.

La lógica reacción de Heat se quedó corta, ya que Oklahoma siguió con claridad de ideas. Los Thunder volvieron a correr, quizá algo a lo loco, pero corrían como rayos por la pista, cosa que se echó de menos en sus dos derrotas. Las dos faltas de Serge Ibaka no fueron un lastre esta vez, y Nick Collison mantuvo el nivel defensivo. El marcador de 12-25 obligó, de nuevo, a Eric Spoelstra a parar el partido. Diez puntos de Westbrook en nueve minutos. Los porcentajes de tiro lo decían todo en este momento de partido. Miami, 29%. Thunder, 61%. El cuarto casi perfecto de los visitantes terminó con un 19-33. LeBron anotó solamente cuatro puntos. Wade, tres. El partido no había hecho otra cosa que empezar.

No sería la primera vez (ni la última) que los Heat remontan un partido que van perdiendo por más de diez puntos. El parcial inicial en el segundo cuarto fue tan preocupante (10-0) que Scott Brooks tuvo que pedir tiempo muerto ante la avalancha de juego de sus rivales. El American Airlines Arena se venía abajo.

El bloqueo de Oklahoma no terminó ahí.  El parcial aumentó hasta el 16-0 (32-33), y dos acciones después, Heat empataba el partido a 35. Todo el esfuerzo del primer cuarto era en balde. El partido, como era de prever, se jugaría hasta el final. Pese a la renta perdida, Westbrook y sus compañeros consiguieron igualar la intensidad rival y mantenerse arriba en el marcador, pero ya nunca con ventajas cómodas. En el bando contrario, el partido silencioso de LeBron empezaba a apuntar a histórico: 10 puntos, 8 asistencias y 6 rebotes en la primera parte. Al descanso, 46-49 para Oklahoma. Russell Westbrook, 18 puntos.

ACIERTO EN AMBOS EQUIPOS

Tras la reanudación, los jugadores mantuvieron el altísimo nivel. Cada jugada era un acierto. Durant, Westbrook, Ibaka, LeBron, Wade, Bosh… Todos anotaban. Era imposible (o eso parecía) mantener semejante nivel. Esta vez era Miami el que llevaba la voz cantante, y se notaba la sensación de que Oklahoma iba a remolque, que estaba sufriendo sobre la cancha. Sobre todo porque el partido de James estaba siendo simplemente espectacular. Sin un pero que poner a la actuación del alero. Una máquina imparable.

Como ya ocurriera en el tercer partido, el bloqueo de los Thunder llegó en el tercer cuarto. Parecían espesos en ataque y junto a la pillería de Shane Battier fueron suficientes para abrir una pequeña brecha en el marcador. El partido parecía calentarse por las acciones, muchas veces invisibles, del ex jugador de Memphis Grizzlies, que parecía desquiciar a Westbrook y Fisher.

La mejor noticia para Oklahoma al final del tercer cuarto era el marcador: 79-75. Solo cuatro puntos abajo después de una exhibición imperial de ‘King’ James. Su actuación en estos playoff está siendo histórica. En esta postemporada ha anotado más de 650 puntos, ha capturado más de 200 rebotes y ha repartido 100 asistencias. Simplemente impresionante. Los Thunder necesitaban una fórmula de minimizar esta aportación si querían tener una opción en el partido y en las finales.

El arranque del último cuarto demostró que las posibilidades de Oklahoma están bastante limitadas, sobre todo por la actuación de James Harden que parece superado en estas finales de la NBA. Fallando triples en posiciones muy favorables, incapaz (lógico por otra parte) de frenar a LeBron en defensa, fallando, incluso, bandejas fáciles tras un robo de balón. La efectividad de su equipo pierde muchos enteros sin su aportación, y eso se está notando en estos partidos. 85-79 a falta de 9 minutos.

En el otro bando, en cambio, Mario Chalmers realizaba una de sus mejores actuaciones. Buenas defensas, buenos tiros, 20 puntos… El base era la tercera pieza de los de Florida. Solo Russell Westbrook mantenía el tipo en su equipo: 35 puntos para él a falta de 7 minutos. Durant, por ahora, muy tapado (90-88).

LESIÓN Y VUELTA DE LEBRON

A falta de poco más de cinco minutos, LeBron James cayó al suelo en una penetración a canasta. Parecía una acción más sin consecuencias, pero pronto el mismo jugador pidió a su banquillo parar el encuentro. Fueron sus compañeros los que tuvieron que ayudarle a salir del parquet. Los gestos de dolor eran evidentes, y el pánico se apoderó del pabellón. Tras un par de acciones descansando y estirando, volvió al encuentro pero con la sensación de no estar a tope. Lo que pasa es que James al 50% es mucho James. Y en su primer ataque clavó un triple, al que siguió una gran acción de Wade (99-96 a falta de 1 minuto). Pese a esa buena acción, James parecía realmente con problemas ya que ni siquiera salió a pista a falta de 55 segundos. Sin él en pista, y con Wade sobremarcado, Chalmers anotó una gran canasta (con Bosh agarrando a Ibaka para que no llegara al tapón) para poner 5 arriba a su equipo.

Russell Westbrook contestó con otra gran canasta. Y Wade falló un tiro que terminó en salto entre dos a falta de 17 segundos. El balón llegó a Chalmers que recibió una incomprensible falta de Westbrook cuando solo restaban 4 segundos de posesión. Los tiros libres certificaron la victoria de Heat, que se colocan con un 3-1 en la eliminatoria. El anillo está a una sola victoria, y pese a eso, la evolución de LeBron puede marcar lo que queda de eliminatoria.