El triunfo de un equipo perdedor

Entre 2004 y 2006, unos Grizzilies liderados por Pau Gasol perdieron 12 partidos consecutivos de playoff siendo la primera franquicia de la historia en hacerlo. Años después, varios de sus integrantes son campeones de la NBA.

El triunfo de un equipo perdedor
Miller y Battier en su actual etapa en Miami

En el recuerdo queda aquel equipo hecho alrededor de Pau Gasol con una clase media de calidad que logró clasificarse tres años seguidos para Playoff. Una vez conseguido el objetivo, no fueron capaces de ganar ni un sólo encuentro ante San Antonio, Phoenix y Dallas dejando aquel 0-12 para la historia. Algunos de esos jugadores quedaron marcados, pero poco a poco han ido consiguiendo el sueño de todo baloncestista: ganar el anillo de la NBA.

Los primeros en lograr el título fueron Jason Williams y James Posey en 2006 con Miami Heat. Fueron las finales en las que Wade se mostró al mundo y Shaquille O'Neal ganó su cuarto título. El espectacular base que deslumbró en sus inicios en Sacramento, logró reconvertirse en un playmaker mucho más fiable y efectivo,siendo titular en aquel equipo campeón. Mientras que James Posey ofreció unos minutos de calidad saliendo desde el banquillo y anotando triples decisivos. En 2008 repitió y volvió a hacerse con otro campeonato jugando en los Celtics del Big Three. Después llegó el turno para Pau Gasol que, tras haber caído en sus primeras finales, logró los títulos de 2009 y 2010 siendo el segundo jugador más importante del equipo por detrás de Kobe Bryant. El español evidenció una vez más su condición de ganador nato y se quitó con estos títulos la losa de encima de ser el jugador franquicia de aquellos Grizzlies perdedores.

Ahora, a la sombra del tan esperado título de LeBron James, están jugadores como Mike Miller o Shane Battier que también formaron parte del equipo de Tennessee. Además de James, los más decisivos han sido Wade y Bosh, pero los exjugadores de Memphis ayudaron y colaboraron a la hora de batir el record de triples anotados por un equipo en un partido de las finales. Sobre todo Mike Miller con un espectacular 7/8 desde la línea de tres, que resultó fundamental para llegar a los 14 totales entre todo el equipo.

Los años han hecho justicia con ese buen equipo que no fue capaz de lograr ni un sólo triunfo en los playoff, pero que a día de hoy cuenta con cinco ganadores de la NBA que suman 7 anillos de campeones.