La nueva hornada de la NBA con un alumno aventajado

A falta de un día para la fiesta del Draft en la NBA, los rumores y los movimientos estratégicos para conseguir nuevos refuerzos por parte de los equipos de la mejor liga del mundo se siguen sucediendo y únicamente la elección de Anthony Davis por los Hornets en el número uno es segura.

La nueva hornada de la NBA con un alumno aventajado
La nueva hornada de la NBA con un alumno aventajado

Este jueves 28 de junio se celebrará en el Prudential Center de Newark en New Jersey la noche del Draft de la NBA, la cual marcará el inicio de lo que será una nueva temporada en la mejor liga de baloncesto del mundo. Después de que sorprendentemente se hicieran con el número uno el pasado 30 de mayo en la lotería del Draft, New Orleans Hornets, equipo recientemente vendido a Tom Benson, dueño del conjunto de la NFL de la misma ciudad, los Saints; se harán con gran seguridad con los servicios de la que se vende como una de las grandes perlas de los últimos años en los Draft de la NBA: Anthony Davis.

Anthony Davis: Con 19 años este ala-pívot se ha convertido en la clara referencia de este Draft de 2012. Tras un único año en la NCAA donde consiguió el título universitario con los Kentucky Wildcats promediando 14.2 puntos, 10.4 rebotes y 4.7 tapones por partido, Davis se presenta como una de las joyas de las últimas promociones de jugadores universitarios que han dado el salto a la NBA.

Su gran capacidad atlética le permite destacar en facetas como el rebote y los tapones, lo que define a la perfección su gran arma: la defensa. A pesar de tener un grandísimo nivel defensivo, Davis no se queda corto en ataque y su gran capacidad de salto y su rapidez le hacen un jugador peligroso para el entramado defensivo de cualquier equipo que se ponga por delante. Quizás esas brillantes cualidades del jugador nacido en Chicago, Illinois, han acabado convenciendo al seleccionador de Estados Unidos, Mike Krzyzewski, para incluirle en la lista de veinte preseleccionados para los Juegos Olímpicos de Londres, algo que previamente en 2004 había sucedido con otro jugador sin experiencia en la NBA, Emeka Okafor.

Thomas Robinson: Tras la pésima temporada de los Bobcats, franquicia del mítico Michael Jordan, la máxima atención del equipo de Carolina del Norte estaba puesta en la lotería del Draft donde partían con las mayores posibilidades para hacerse con el número uno del Draft de 2012, en cambio la mala suerte se cebó con los de Charlotte y se tuvieron que conformar con la segunda elección. El favorito para ser seleccionado por los Bobcats en segundo lugar es el ala-pívot Thomas Robinson de la Universidad de Kansas, ante la necesidad de Charlotte Bobcats de poseer una referencia bajo los aros.

Tras la presencia de Kansas en la final de la NCAA y tras la gran actuación individual en el March Madness del propio Thomas Robinson, el ascenso en las predicciones del Draft de este jugador empezaron a subir como la espuma hasta situarse en ese segundo peldaño frenado por el gran poder y la superioridad de Anthony Davis, precisamente con el que se batió cuerpo a cuerpo en la final universitaria. Su eficacia y su carácter decisivo bajo los aros acompañado de un gran control de todas las facetas del juego importantes para un ala-pívot como él, permitirán ver más grandes duelos en el perímetro con Anthony Davis.

Las elecciones tres, cuatro, cinco y seis se aclaran. Parece ser que a falta de pocas horas para que se celebre el acto, los pick de los Wizards en el número tres, la de los Cavaliers en el cuatro, la de los Kings en el cinco y la seis de los Blazers parecen definirse salvo que se produzca una sorpresa de última hora.

Bradley Beal: Con una carta de presentación propia afirmando: "Tengo el toque de muñeca de Ray Allen y la habilidad de Wade", el jugador que procede de los Florida Gators parece ser el favorito para ser elegido en el puesto número tres por los Washington Wizards, los cuales tras la marcha de Nick Young a los Clippers están faltos de un escolta anotador capaz de decidir partidos. Beal destaca por su gran tiro en suspensión y su enorme explosividad y su juego necesita de un base pasador que diriga el juego, algo que podría encontrar en los mismos Wizards con John Wall.

Harrison Barnes: La estrella de los Tar Heels de Carolina del Norte y conocido con el mote de 'Halcón Negro' destaca por su gran facilidad para armar el brazo y su gran tiro de larga distancia. En cambio esa sobresaliente capacidad para aniquilar desde la línea de tres contrasta con algunas de sus limitaciones como la escasa capacidad para generarse sus propios tiros, algo que le está impidiendo subir más escalones en las predicciones para este Draft donde lo más probable es que ponga rumbo a Cleveland tras ser elegido en el cuarto puesto.

Michael Kidd-Gilchrist: Alero y procedente de la misma universidad que Anthony Davis, Kentucky, este jugador a pesar de estar a la sombra de su compañero de equipo, gana por su gran polivalencia en el juego destacando el aspecto defensivo y su gran capacidad para liderar cualquier equipo. Unos Kings los cuales echan en falta un líder sólido en las últimas campaña donde el conjunto de California por unas cosas o por otras no ha conseguido salir de las posiciones traseras de la NBA, ven en Kidd-Gilchrist al favorito para el quinto puesto en este Draft y con el cual los de Sacramento podrían encontrar la pieza que les hace falta para ser más competitivos.

Otros nombres a destacar en este Draft de gran calidad marcado por el lockout de la temporada que acaba de finalizar son Damian Lillard, gran favorito para el pick de Portland en el puesto seis encontrando un base anotador como demuestran los números de Lillard en Weber State (19,9 puntos por partido). Otros bases y escoltas que destacan en este Draft son entre otros, Austin Rivers, hijo del entrenador de los Celtics, Doc Rivers; Dion Waiters, el referente en Syracuse en la última temporada y observado muy de cerca por los Raptors para su pick número ocho; el que fuera el sustituto de Kemba Walker en UConn, Jeremy Lamb; Marquis Teague, el hermano del base de los Hawks, Jeff Teague o un pasador nato como Kendall Marshall.

Sin posibilidad de optar a jugadores altos y con gran potencial como Anthony Davis o Thomas Robinson, otros equipos necesitados de aumentar su nivel en la zona, buscan conformarse con jugadores que les ayuden a mejorar en esa zona de la cancha como es el caso de conjuntos como Golden State, Milwaukee, Portland o Detroit entre otros. Candidatos a ocupar las elecciones de estos equipos son jugadores de Carolina del Norte como John Henson, con grandes aptitudes para la defensa y el rebote y en el cual se han fijado bastante los Pistons para el pick número nueve, o Tyler Zeller en el cual los Bucks encontrarían un remedio para la marcha de Bogut a los Warriors. Tras conseguir su prioridad, la de un base, los Blazers buscarían reforzar su juego interior con su elección número once donde elegirían a Meyers Leonard, un pívot que a pesar de su gran altura destaca por su gran movilidad y capacidades atléticas.

La sombra de la duda ha hecho que jugadores que optaban a puestos mejores en este Draft hayan bajado estrepitosamente en las predicciones y claros ejemplos de ello son Andre Drummond y Jared Sullinger. En el caso del primero, a principio de temporada de la NCAA le situaban como claro candidato a ocupar el número uno, incluso por delante de Anthony Davis, en cambio el bajo rendimiento y algunas lesiones durante la campaña han hecho que el dominio bajo los aros del jugador procedente de Connecticut no acabe de convencer a muchos equipos. Por su parte las constantes ausencias por lesión de la estrella de Ohio State, que también aparecía en las primeras posiciones del Draft, ha hecho que incluso no haya sido invitado a la ceremonia del Draft..

Cabe destacar, al contrario que años anteriores, la posibilidad de que no haya ningún jugador internacional en la primera ronda de este Draft de 2012 y es que según las predicciones, el que tiene mayor posibilidades de entrar entre los treinta primeros es el galo Evan Fournier, mientras que jugadores conocidos por los aficionados de la Liga Endesa como Tomas Satoransky o el español Josep Franch tendrán que esperar a la segunda ronda.

También han comenzado los traspasos de elecciones del Draft con el fin por parte de los equipos de mejorar sus plantillas y uno de los primeros ejemplos ha sido la marcha de Chase Budinger desde Houston hasta Minnesota a cambio de la elección número 18 que tenían los Timberwolves en su poder, algo que deja claro las esperanzas de los Rockets en conseguir pescar calidad en este Draft que tendrá su resultado final la noche del 28 de junio en New Jersey y en el cual muchos equipos tienen puestas gran parte de sus esperanzas.


Más noticias sobre

NBA