Homenaje a tres mitos en L.A

Homenaje a tres mitos en L.A

Los Ángeles Lakers, la segunda franquicia con más títulos de la NBA (16), reconocerá a lo largo de la próxima temporada la brillante trayectoria de tres mitos de la franquicia, dos pívots que marcaron una época y un alero elegante y anotador. Kareem Abdul- Jabbar, máximo anotador de la historia de la liga, tendrá una estatua en el Staples, mientras que Jamaal “suave como la seda” Wilkes (52) y Shaquille O`Neal (34) verán sus dorsales retirados en el techo del pabellón.

Kareem Abdul-Jabbar (New York, 1947) tiene, por fin, el reconocimiento que quería. Para el 19 veces all-star era inconcebible que tipos como Jerry West (su silueta es el logo de la liga) o su ex compañero “Magic” Johnson tuvieran una estatua en la Star Plaza del Staples Center y él no: “Magic esperó ocho años para ser homenajeado, ¿soy yo un segundo plato?”. Incluso leyendas de otras disciplinas como Óscar de la Hoya (boxeo) o Wayne Gretzky (hockey sobre hielo) se le habían adelantado. El mito del sky hook se consideraba infravalorado por la franquicia a la que había dado cinco títulos entre 1975 y 1989 y más desde que lo despidieron de su cargo como entrenador asistente hace poco más de un año. Con este reconocimiento los Lakers hacen justicia con su mejor anotador (38.287 puntos en su carrera, 24.6 por partido) aunque queda la incómoda sensación de que la estatua se erige más por la tozudez del pívot que por la voluntad de la franquicia. La ceremonia de inauguración tendrá lugar el próximo 16 de noviembre.

A Jamaal Wilkes (Berkeley, California. 1953) fino tirador, y de perfil más discreto que sus compañeros, le ha llegado el momento de los homenajes. En septiembre será  incluido en el Hall of Fame de la NBA y el próximo 28 de diciembre, el día de los inocentes, los Lakers retirarán su dorsal “52”. Mito en UCLA, Wilkes debutó en la NBA a lo grande: rookie del año y campeón de liga con Golden State. Tras tres exitosas temporadas con los Warriors, los Lakers del coach Jerry West lo incorporaron en 1977. En L.A ganó tres anillos más: 1980, 1982 y 1985. En los dos primeros títulos, ya con "Magic" en el plantel, tuvo una aportación clave (20 y 21 puntos por partido), de hecho sólo Kareem anotó más que él.

Shaquille O`Neal (Newark, New Jersey. 1972) es el pívot más dominante de la NBA en los últimos quince años. Un portento físico de 2.16 y 150 kilos, defensor imponente y personaje mediático como pocos. Sexto anotador de la historia, O`Neal vistió la púrpura y oro durante ocho temporadas en las que ganó tres anillos consecutivos (2000-2001-2002) junto al entonces emergente  Kobe Bryant, bajo la dirección de Phil Jackson. En los tres títulos, el pívot fue elegido MVP de las finales y firmó unos números espectaculares (27 puntos, 12 rebotes y 2.5 tapones). Tras la reconstrucción fallida de 2004, con Payton y Malone, Shaq decide dejar la franquicia rumbo a Miami, donde ganaría otro anillo con Pat Riley. Y aunque Orlando, Phoenix, Cleveland y Boston también tuvieron la suerte de contar con su talento, son los Lakers los que más tienen que agradecerle a O´Neal. En abril de 2013 su camiseta con el “34” colgará del techo del Staples, un privilegio al alcance de unos pocos elegidos ya que los lacustres no son muy desprendidos a la hora de homenajear a sus grandes. Hasta Wilkes, sólo siete leyendas lo habían conseguido: Wilt Chamberlain (13), Elgin Baylor (22), Gail Goodrich (25), Magic Johnson (32), Abdul-Jabbar (33), James Worthy (42) y Jerry West (44).