Tracy McGrady se marcha a China

Pone rumbo a China uno de los mejores jugadores de la pasada década, un anotador compulsivo que a causa de varias lesiones vio como su carrera se agotaba antes de lo esperado.

Tracy McGrady se marcha a China
Tracy Mcgrady. Getty Images

El alero confirmó en su blog personal su marcha a la liga China, donde jugará en el Quingdao DoubleStar Eagles. El contrato es de 1 año, lo que supone jugar en China hasta marzo. Siendo así, T-Mac aún tendría tiempo de volver a la NBA esta misma temporada antes de los Playoffs si tuviera ofertas. Las cantidades del contrato no se conocen, pero McGrady comentó con anterioridad su preferencia de cobrar 2 millones de dólares para irse a la liga China.

El jugador tiene un gran cartel en China, después de haber compartido vestuario con el ídolo local Yao Ming. Su poder mediático se mantiene, a pesar de que a sus 33 años es una sombra de lo que fue. "Estoy muy emocionado de poder jugar para los Quingdao Eagles, he estado en China varias veces en los últimos años y amo este país y su pueblo", señaló McGrady.

En un caso similar al de Allen Iverson, uno de los referentes mediáticos de la liga se va al no encontrar equipo que le ofrezca un contrato garantizado. New York Knicks, San Antonio Spurs y Atlanta Hawks fueron los equipos que durante el verano mostraron cierto interés por él, pero no acabaron ofreciendo lo que McGrady esperaba. "La NBA fue mi universidad y aprendí mucho de ella, experimente los mejores momentos que un jugador  puede tener".

Tracy McGrady estuvo 15 años en la NBA, desde que Toronto Raptors le eligiera en el draft de 1997 en 9ª posición. Ha jugado en los Raptors, Orlando Magic (donde alcanzo su máximo esplendor), Houston Rockets, New York Knicks, Detroit Pistons y Atlanta Hawks. Entre sus logros personales, 2 veces máximo anotador de la NBA, 7 veces All-Star, 7 veces en los mejores quintetos NBA y el jugador más mejorado en el 2001.

A parte de esas estadísticas, T-Mac nos dejará momentos inolvidables en la historia de la NBA, un estilo único y elegante de juego y también a un jugador que pudo haber llegado mucho más lejos a nivel colectivo.