El mejor ‘playmaker’ de la NBA

He aquí los bases que pueden tener más determinación en la temporada que está a punto de empezar. Derrick Rose, Rusell Westbrook, Steve Nash, Rajon Rondo o Chris Paul son, para muchos, los ‘unos’ que marcarán el devenir de la temporada 2012-13. ¿Qué papel desempeñarán en sus equipos? ¿Cumplirán con sus objetivos individuales y colectivos? Aquí está la respuesta.

El mejor ‘playmaker’ de la NBA
El mejor ‘playmaker’ de la NBA (Foto: globbos.com)

"Jugador de baloncesto cuya misión básica consiste en organizar el juego del equipo”. Esta es la definición que da la RAE al jugador que lleva la batuta en el mundo de la canasta. Eso tal vez era cierto hace unos años, pero con la concepción del ‘uno’ está cambiando con el baloncesto moderno. Con el paso de los años, el ‘point guard’ tiene más incisión en el aspecto anotador. Eso ha hecho que los jugadores que desempeñan la función de base sean cada vez más importante en el juego de su equipo. Por suerte, estamos viviendo una época en la que el talento de los ‘playmaker’ de los equipos NBA es más que excelente. A continuación, tenéis algunos de los que probablemente decidirán el devenir de la nueva temporada que está a punto de iniciarse.

Derrick Rose

Es el alma de los Chicago Bulls. Su tarjeta de presentación en la temporada 2008-2009 fue ser el mejor novato y un año siguiente ya estuvo en el partido de las estrellas. En la 2011-2012 fue elegido MVP de la temporada. Ningún jugador de los Bulls lo conseguía desde Michael Jordan.

Anota, asiste y corre la pista. Tal vez, el mejor base de la liga. La pasada temporada promedió 21,8 puntos y 7,9 asistencias. Selecciona bien sus tiros (43,5%), no tiene mala muñeca desde el triple (31,2%) y es un seguro desde la personal (81,2%). En el primer partido de Playoffs dejó al equipo debido a una grave lesión de rodilla que aún lo tiene apartado de las canchas. Cuando vuelva, los Bulls volverán a luchar por cosas importantes.

Rajon Rondo

Es el base más ‘antiguo’ de todos los que hay en la lista. Un jugador que se preocupa más por el juego colectivo que por sus propias estadísticas. Lleva en Boston desde 2006 y ya es un jugador 100% Celtics. Probablemente es el mejor jugador del actual equipo aunque no el líder, papel que debe empezar a coger si quiere hacer cosas grandes en la NBA. Es el único de todos en haber ganado el anillo.

Lleva la batuta del equipo y siempre busca al compañero mejor posicionado de cara a aro. La última temporada fue capaz de repartir 11,7 asistencias por partido. La mayoría de sus puntos -11,9- son bandejas. En los playoffs aumentó sus prestaciones hasta irse a los 17,3 puntos y 11,9 asistencias por encuentro. A pesar de ser uno de los mejores ‘point guard’, debe mejorar su lanzamiento de tres -23,8%- y el tiro libre -59,7%-.

Chris Paul

Llegó a la NBA en 2005 de la mano de los Hornets. Esa misma temporada fue elegido como Rookie of the Year. Paul empezaba a demostrar que estaba hecho de otra pasta, pero la franquicia de New Orleans no le podía ofrecer el sueño que toda estrella busca: luchar por el anillo. Tras 6 años en el equipo de Lousiana donde fue 4 veces All Star, en 2011 Paul pone rumbo a Los Angeles para jugar en los Clippers con Griffin. Disputó los playoffs pero San Antonio los barrió. Este deberá ser el año de intentarlo, aunque lo tendrá difícil viendo el poderío de los ‘rosters’ de otros equipos.

Su pequeña estatura (1,83cm) le permite cruzar la pista en un suspiro. Anota, asiste, corre y roba. La última temporada se fue hasta los 19,8 puntos y 9,1 asistencias por partido. Además, selecciona muy bien sus tiros -47,8%-, es bastante fiable desde el triple -37,1%- y no tiene problema en ser objeto de falta para ir al tiro libre -86,1%-. Por si todo esto fuera poco, tiene unas manos rapidísimas que le ayudaron a recuperar 2,5 balones por noche.

Russell Westbrook

Parece más una moto que un jugador de baloncesto. De todos, es el ‘playmaker’ más ‘moderno’. Tiene entre ceja y ceja el aro rival y solo le preocupan sus estadísticas individuales. Lleva el ritmo de juego en Oklahoma desde que aterrizó en la Liga en 2008. La temporada pasada estuvo a un paso de conseguir el título, pero LeBron lo quería para él.

Capaz de llegar de una canasta a otra en un parpadeo. Anotador compulsivo, pero también puede asistir y rebotear gracias a un físico privilegiado. El año pasado se salió y consiguió promediar 23,6 puntos y 4,6 rebotes por encuentro. Un jugador de esos que se tirarían hasta las zapatillas, pero con un buen acierto -45,7%-. Puede anotar desde la línea de tres -31,3%- y es fiable desde el tiro libre -82,3%-. Su único pero es que quiere ser el mejor del equipo y ese puesto está reservado a Durant.

Steve Nash

Tal vez esté dando sus últimos coletazos en la élite del baloncesto, pero el destino le ha querido regalar otra oportunidad. Después de pasarse ocho años en el desierto de Arizona –llegó a ser escogido MVP en dos ocasiones como jugador de los Suns- se muda al lujo de Los Angeles para devolver a los Lakers a lo más alto.

No es el mejor en ninguno de los aspectos, pero todos los hace bien. Lleva el tempo del partido, es generoso con los compañeros y cuando hace falta tira. La última temporada promedió 12,5 puntos y 10,7 asistencias por partido. No lanza mucho a canasta, pero siempre elige bien sus tiros -53,2%-. La muñeca no le tiembla desde el triple -39%- ni desde el tiro libre -89,4%-. A pesar de sus 38 años, Nash puede ser la clave para que los Lakers consigan su décimo séptimo anillo.

¿Cuál es el mejor?

A unos les gustará la determinación de Rose; a otros la elegancia de Nash; a algunos el poderío físico de Westbrook; y así hasta nombrar las principales cualidades de todos los que aparecen. Por eso es muy complicado quedarte con solo uno. Tal vez el mejor no sea uno de ellos, sino la combinación de sus mejores aptitudes.

Es cierto que en la lista solo figuran cinco ‘point guard’. Ahí, también podrían estar jugadores de la talla de Deron Williams, Stephen Curry, Tony Parker, Mario Chalmers, Kyle Lowry o, por qué no, nuestros José Calderón y Ricky Rubio. Cada aficionado tiene debilidad por uno.

Por eso, el mejor ‘playmaker’ de la mejor Liga del mundo sería un jugador capaz de reunir todas las cualidades de estos magníficos jugadores que marcaron, están marcando y marcarán una época que todos recordaremos.

Todos los porcentajes y estadísticas son de la temporada 2011-2012

Todas las fotos están extraídas de espn.com