¿Qué les falta a los Lakers?

El combinado angelino no parece preparado para la nueva campaña a falta de tres días para que dé comienzo. Después de una pretemporada plagada de derrotas analizamos los porqués del mal rendimiento del conjunto de Mike Brown.

¿Qué les falta a los Lakers?
Los Lakers han perdido todos los encuentros de pretemporada. Foto: Getty Images.

La pretemporada protagonizada por Los Angeles Lakers, en la que han perdido los ocho partidos disputados, no augura nada bueno para uno de los equipos que se presenta como candidato al título tras los traspasos de Howard y Nash. ¿Realmente esta mala racha refleja el potencial de este conjunto? Analizamos las posibles razones que han hecho de esta precampaña una pesadilla para los angelinos.

Dwight y Kobe, por problemas físicos, solo han podido coincidir en la pista en una ocasión, ante los Kings, en el que posiblemente haya sido el mejor partido de la pretemporada. Con 19 y 21 puntos respectivamente lideraron la anotación del equipo y dejaron buenas sensaciones de cara a la liga regular. Quizás, por lo que respecta a la fluidez ofensiva del tándem de estrellas laker, solo haga falta esperar.
 
Un esquema difuminado impide las victorias
 
En años anteriores, hemos visto como Kobe Bryant llevaba las riendas del equipo, copaba el juego ofensivo y se distanciaba del resto con jugadas individuales de las que acababa dependiendo el triunfo. En esta ocasión, con la entrada de Nash, asistente  y creador de juego, la distribución del protagonismo puede beneficiar al ritmo de partido y al potencial en ataque, pero ¿cómo se puede mejorar en este aspecto si todo sigue girando entorno al 24?
 
Sacre y Ebanks, a falta de adquirir rodaje
 
Promediando 6 puntos y 4 rebotes,  el rookie de los Lakers ha empezado modestamente su carrera en la NBA. Sin embargo, a lo largo de esta temporada tendrá minutos para adquirir experiencia y demostrar todo su potencial, pues los partidos de precampaña han dejado buen sabor de boca por lo que respecta a las expectativas puestas en el pívot laker. Sin duda, Robert Sacre será un buen complemento en el combinado de Mike Brown en cuanto adquiera madurez en la cancha. Ebanks, que ha protagonizado ocho partidos más que notables (hasta 20 puntos frente a Sacramento), y resultará una buena alternativa en el quinteto titular.  Si este año dispone de más minutos, podría tratarse de una de las sorpresas en el plano ofensivo para los angelinos. 
 
La recuperación es cuestión de tiempo
 
Aunque haya sido el peor registro de los Lakers en una pretemporada, solo hace falta más tiempo para que los cambios de rol dentro del equipo acaben de interiorizarse por parte de los jugadores. Con Nash como cerebro ofensivo y Bryant como anotador, teniendo como referencia la presencia interior de Howard y Gasol, Mike Brown tiene a su disposición un banquillo con muchas posibilidades: si sigue el camino correcto y no se deja llevar por las individualidades, Los Angeles Lakers tiene opciones aún de retomar el rumbo hacia el anillo.