James Harden, nuevo jugador de los Rockets

El jugador de Oklahoma City Thunder ha sido traspasado al equipo tejano después de que declinara la oferta de renovación. En la operación también han entrado otros nombres como Kevin Martin y futuras rondas del Draft.

James Harden, nuevo jugador de los Rockets
Houston será la nueva casa de Harden (Foto; deportes56.com)

Ha saltado la sorpresa en la NBA. Los Thunder han decido traspasar a James Harden a los Houston Rockets. Cole Aldrich, Lazard Hayward y Daequan Cook también han entrado en la operación y cogerán el camino de Houston. Por su parte, Oklahoma recibe a Kevin Martin, Jeremy Lamb y dos primeras rondas del Draft 2013 originales de Toronto y Dallas.

A primera vista parece un chanchullo para los Rockets que consiguen unir en su equipo a dos jugadores como Jeremy Lin y James Harden. ‘Barbas’ consiguió ser el sexto mejor hombre tras promediar 16.8 puntos, 4.1 rebotas y 3.7 asistencias por partido la pasada campaña.

En Oklahoma, Kevin Martin tendrá el rol de sexto hombre y Lamb es una apuesta para el futuro. El rookie ha dejado buenas sensaciones durante la pretemporada donde ha promediado 6.2 puntos y 3.5 asistencias por partido.

Harden rechaza una oferta de 55,5 millones por 4 temporadas

El miércoles 31 era la fecha máxima que tenían los equipos para renovar a los jugadores de 2009. Oklahoma ofrecía 55,5 millones de dólares por cuatro temporadas al mejor sexto hombre del curso pasado, pero Harden quería el tope salarial -60 millones-. Los Thunder no estaban dispuestos y el General Manager del equipo –Sam Presti- se movió rápido y envió al jugador a los Rockets.

Oklahoma ya tiene los contratos máximos con Kevin Durant y Rusell Westbrook, y además Ibaka renovó por 48 millones para las próximas cuatro temporadas. Si Hubiesen ofrecido lo que Harden quería, la nómina del equipo se habría disparado hasta los 95 millones. Los Thunder lo rechazaron ya que el impuesto de lujo entra en acción a partir de los 70,3 millones y deberían haber pagado un dólar por cada uno que superase dicho impuesto.

Así, Harden se sale con la suya ya que Houston sí que le ofrecerá el tope salarial permitido. Además, si el ex de Oklahoma declinara la oferta, se quedaría como agente libre restringido. Es decir, el equipo decidiría su destino a final de temporada.

Kevin Martin se muestra muy contento

Nada más conocer la noticia, el nuevo jugador de los Thunder se mostraba contentísimo. “Oh, Dios mío. Me siento como en un sueño. A veces no hay palabras para describirlo”, comentaba Martin.