Chicago Bulls pone fin a su racha negativa ante Milwaukee Bucks

Chicago Bulls salió victorioso en el duelo entre aspirante a PO de la conferencia este. Los visitantes más necesitados de victorias que los Bucks, fueron más regulares a lo largo del encuentro que le permitieron llevarse la victoria para Chicago. Carlos Boozer fue el principal artífice de la victoria al conseguir 22 puntos más 19 rebotes, también destacaron Hamilton con otros 22 puntos y Deng con 19 puntos y 8 rebotes. Por parte de Bucks destacó Jennings con 23 puntos y 7 asistencias, junto a Ellis, 17 puntos y 6 rebotes.

Chicago Bulls
93 86
Milwaukee Bucks
Chicago Bulls pone fin a su racha negativa ante Milwaukee Bucks
Boozer lideró a los Bulls hacia la victoria con 22 puntos y 19 rebotes (photo: bigstory.ap.org)
Chicago Bulls: Hinrich (10), Hamilton (22), Deng (14), Boozer (22), Noah (9) - Quinteto titular - Robinson (4), Gibson (4), Butler (6), Belinelli (2).
Milwaukee Bucks: Jennings (23), Ellis (17), Harris (10), Ilyasova (6), Przybilla (0) - Quinteto titular - Udrih (12), Udoh (3), Sanders (8), Dunleavy (7), Daniels (0), Henson (0).
ÁRBITRO: Ed Malloy, Eric Lewis y Eric Dalen.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la temporada regular, encuentro disputado en el Bradley Center en el cual acudieron 14.812 espectadores.

Chicago Bulls acudía al Bradley Center con la imperiosa necesidad de sumar una victoria, no podían permitirse una cuarta derrota consecutiva que les minase aún más la moral y les alejase un poco más del octavo puesto de PO. 

Se enfrentaban dos equipos pertencientes a la conferencia este, con posibilidades ambas entidades de lograr un puesto para PO, por lo que eran conocedores de la importancia que acarreaba este encuentro.

Intensidad como máximo estandarte

El comienzo de partido hacía presagiar un nuevo encuentro difícil, duro y combativo para los Bulls, Jennings comenzó arrasando anotando 6 puntos en apenas 2 minutos y los Bucks cogían una rápida ventaja de 7 puntos. El ritmo era frenético, vistoso para el espectador pero muy lejos del juego del agrado de Tom Thibodeau y más ventajoso de cara al estilo de juego de los hombres de Scott Skiles. Ventaja finalmente neutralizada gracias a un Richard Hamilton en estado de gracia – 11 de sus 22 puntos en el partido los anotó en el primer cuarto - .

La entrada de la segunda unidad de ambos combinados fue una circunstancia que aprovecharon los locales para tomar una ligera ventaja en el marcador – 7 puntos – gracias a la desorganización que predominaba en el ataque de los Bulls.

Igualdad absoluta

Thibodeau se vio obligado a dar salida a los titulares para arreglar la situación y estabilizar el balance defensa – ataque. Boozer y Hamilton, que seguía on fire, conseguían acechar la ventaja en el marcador por parte de los Bucks y contrarrestaban los arreones de los hombres de la franquicia local, Ellis y Jennings - 12 y 15 puntos respectivamente al descanso – de esta manera, se fueron a los vestuarios con máxima igualdad en el marcador, empate a 52.

A la vuelta de vestuario el encuentro seguía con una intensidad dominante, pero un juego encasquillado por ambos conjuntos. Tanto Bulls como Bucks imponían un ritmo alto, y encontraron posiciones de tiro a canasta con cierta facilidad, pero con escaso acierto, en esos momentos la defensa brillaba por su ausencia.

Thibodeau no daba apenas descanso a las figuras del equipo, mientras Jennings lideraba a su equipo bien acompañado por Harris e Ilyasova conseguían poner de nuevo por delante a su equipo. A pesar del juego embarullado y las continuas pérdidas de balón que los Bucks conseguían aprovechar -15 puntos tras pérdida de los Bulls-, Chicago afrontaría el último cuarto con una ventaja de 3 puntos.

Los rebotes en ataque de Bulls factor decisivo

Los jugadores de Chicago tenían claro que debían aplicarse en tareas defensivas si querían cortar la racha de derrotas consecutivas, y tenían el partido todo a favor. Desde el primer momento hasta el final consiguieron administrar la ventaja, Milwaukee no se puso en ningún momento por delante en el marcador, tan sólo unos buenos minutos por parte de Ellis puso las tablas a 81. A partir de ahí el factor diferencial y clave en el último tramo del encuentro fueron los rebotes en ataque, en apenas 5 minutos lograron capturar 6 rebotes en ataque, el definitivo lo logró Boozer -gran protagonista del encuentro con 22 puntos y 19 rebotes- que machacó al coger el rebote tras fallo de Noah en el tiro, y ponía una distancia de 4 puntos a falta de 30 segundos que sería definitiva.

Jennings se torció el tobillo al intentar frenarse para levantarse al lanzar, y no pudo finalizar el encuentro. El resultado final fue de 93 a 86.

Tom Thibodeau no conoce la derrota desde que es entrenador de Chicago Bulls, cuenta con 9 victorias en su haber por 0 derrotas.  La madrugada del lunes al martes volverán a verse las caras, en esta ocasión en el United Center.

Chicago pone la igualdad en su casillero, suman 6 victorias por 6 derrotas mientras Milwaukee Bucks se quedan con 6 victorias y 5 derrotas, tras encajar su tercera derrota consecutiva.