Los Memphis Grizzlies continúan intratables

Dallas Mavericks sucumben ante los hombres de Lionel Hollins. Gran encuentro de Rudy Gay, que se marchó hasta los 26 puntos. Marc Gasol, doble-doble en puntos y rebotes (11-11). Dallas Mavericks, rezando por la vuelta de Nowitzki. | Foto: Sport Ilustrated.

Los Memphis Grizzlies continúan intratables
Memphis Grizzlies
92 82
Dallas Mavericks
Memphis Grizzlies: Gay (26), Randolph (17), Gasol (11-11), Allen (10), Conley (9) -quinteto inicial-. Arthur (6), Bayless (5), Pondexter (2), Ellington (0), Speights (6).
Dallas Mavericks: Jones (6), Marion (14-11), Kaman (8), Mayo (10), Collison (0), Wright (12), Carter (14), Jones (13), Crowder (2), Reaubois (3).
ÁRBITRO: Bennett Salvatore, Gary Zielinski, Curtis Blair.
INCIDENCIAS: FedExForum (Memphis, Tennessee). 17767 espectadores presenciaron el encuentro. El partido tuvo una duración de 2 horas y 17 minutos.

Si este Memphis-Dallas se hubiera disputado en el primer lustro del siglo XXI, no haría falta ni leer las crónicas para conocer el resultado (ganarían los Mavericks). Y si no, que se lo pregunten a Pau Gasol, que tuvo que viajar a California para ganar un partido de Playoffs; y de paso, el Anillo. 

Pero los tiempos han cambiado. La franquicia de Tennessee es uno de los mejores equipos de la NBA. Y lo son de una forma muy particular: no poseen en sus filas a una estrella: alguien que se sepa que vaya ser seleccionado para ir seguro al All Star Game, por poner un ejemplo.  
 
Barrida de Memphis en el primer cuarto; remontada maverick en el segundo Esta noche en el FedExForum, Memphis ha derrotado a Dallas con una gran actuación de Rudy Gay (26 puntos). Sí, hoy puede ser él el MVP, pero pasado mañana quién sabe si lo será Marc Gasol o Randolph. Es la gracia y la clave del buen rendimiento de este conjunto.   
 
El encuentro comenzó con sangría a favor del equipo local dentro de la pintura. Allen, Gasol, Randolph, Rudy Gay... La mayor parte de los puntos sobrevolaron la zona. La prueba es que el conjunto grizzlie no anotó ni un sólo triple en los 12 primeros minutos. Ni falta que hizo, ya que al final del periodo la ventaja era abundante: 25-16. Sólo Vince Carter, con un par de triples, salvó a Dallas del ridículo. 
 
 
Visto el pésimo resultado, Dallas cambió de “política” en el segundo cuarto y barrió, literalmente, a los hombres de Lionel Hollins. Y lo hizo aprovechando un gran elenco de jugadores de los que dispone. La prueba de ello fue que, pese a la derrota final, ningún hombre maverick superó la veintena de puntos, pero cinco atravesaron la frontera de los diez. Memphis se quedó sin reacción y marchó al descanso con cierto enfado, pues habían desperdiciado la ventaja obtenida en el primer cuarto. 
 
Tras el descanso, la franquicia de Tennessee sentenció el duelo Sin embargo, tras los 15 minutos en el vestuario, los pupilos de Hollins salieron con la idea que les ha acompañado siempre en esta campaña: ganar. Y no sólo ganaron: mataron el partido. Un parcial de 29-18 encabezado por Rudy Gay (notable en el tiro interior y sobresaliente en el exterior) decidió el duelo. Sólo Kaman opuso tímida resistencia, pero la franquicia tejana está abocada al fracaso más absoluto y previsible hasta que Dirk Nowitzki regrese a las pistas. Los jugadores y el técnico, Carlisle, lo saben. 
 
En los últimos 12 minutos Memphis se limitó a aguantar el resultado y no sufrir una pájara como la del segundo cuarto. Y así fue. Dallas echó el resto pero Grizzlies aguantó muy bien las embestidas. Sabe ganar, pero también resguardar el marcador. Quién sabe si esta cualidad puede hacer de la franquicia de Tennesse un futuro equipo campeón. Sólo el tiempo dictará sentencia.