Las consecuencias del caso Armstrong

La sanción de por vida a Lance Armstrong a cargo de la UCI ha traído graves repercusiones para la figura del norteamericano. La retirada de los siete Tours, innumerables victorias perdidas y la obligación de devolver los premios son las primeras consecuencias inmediatas del escándalo.

Las consecuencias del caso Armstrong
Punto y final al idilio de Lance Armstrong con el Tour de Francia (Foto: EFE)

La caída de Lance Armstrong ha supuesto un vuelco de dimensiones colosales en la historia ciclista reciente. Todo lo cosechado por el norteamericano en el período comprendido entre 1999 y 2005 ha sido fulminado en el día de hoy por parte de la Unión Ciclista Internacional. Años de emociones, exhibiciones, éxitos y alabanzas hacia la figura de Armstrong se tornan ahora en decepción, resignación o sentimiento de haber sido engañados durante un largo tiempo en la mente de los aficionados no sólo al ciclismo, sino al deporte en general.

El mayor escándalo de dopaje de la historia tendrá la consecuencia inmediata de la desposesión de todos los triunfos cosechados por Lance Armstrong de 1999 a 2005. Cómo no podía ser de otro modo, la pérdida de siete Tours de Francia centra el foco de atención mediática. Siete ediciones del Tour consecutivas se encuentran desde este momento en un impás de espera aguardando a que el Cómite Directivo de la UCI decida qué hacer con el palmarés de la Grande Boucle durante ese tiempo.

Por trascedendente que parezca, el derrocamiento de Lance Armstrong no se queda únicamente en la retirada de los Tours de Francia.  La decisión del máximo organismo ciclista implicará además la pérdida de varios triunfos parciales de la ronda francesa, que a continuación detallamos:

-         Tour de Francia 1999: Prólogo y tres etapas (8ª, 9ª y 19ª)

-         Tour de Francia 2000: Etapa 19ª

-         Tour de Francia 2001: Cuatro etapas (10ª, 11ª, 13ª y 18ª)

-         Tour de Francia 2002: Prólogo y tres etapas (11ª, 12ª y 19ª)

-         Tour de Francia 2003: Dos etapas (4ª y 15ª)

-         Tour de Francia 2004: Seis etapas (4ª, 13ª, 15ª, 16ª, 17ª y 19ª)

-         Tour de Francia 2005: Dos etapas (4ª y 20ª)

En total 23 victorias parciales – uno de los registros más altos de la historia del Tour- ha perdido Lance Armstrong. Se tratan en su mayoría de contrarrelojes y etapas de montaña. En relación a esto último cabe señalar el componente psicológicamente negativo que tendrá para el norteamericano el ver su nombre borrado del triunfo en cimas míticas como L´Alpe d´Huez, Plateau de Beille o Luz Ardiden.

Por si fuera poco, el palmarés de Lance Armstrong entre 1999 y 2005 – pese a no prodigarse en demasiadas carreras a excepción del Tour- contaba con algunas victorias en importantes carreras del calendario. Observemos los triunfos que le han sido retirados fuera del Tour cronológicamente:

-         Año 1999: Una etapa en el Circuito de La Sarthe (2ª), Dauphiné Liberé (prólogo) y Route de Sud (4ª).

-         Año 2000: Una etapa en Dauphiné Liberé (3ª). GP Eddy Merck y GP de las Naciones. Medalla de bronce en la contrarreloj de los JJ.OO. de Sydney.

-         Año 2001: General de la Vuelta a Suiza y dos etapas (Prólogo y 8ª)

-         Año 2002: GP du Midi Libre, General de Dauphiné-Liberé y una etapa (6ª).

-         Año 2003: General de Dauphiné-Liberé y prólogo.

-         Año 2004: Etapa en la Vuelta al Algarve (4ª), General del Tour de Georgia y dos etapas (3ª y 4ª), etapa en el Tour de Languedoc-Rousillon (5ª).

-         Año 2005: Clasificación de puntos de la Dauphiné-Liberé.

Para los intereses del norteamericano, el veredicto de la UCI no afectará a sus logros conseguidos antes del período 1999-2005, por lo que podrá seguir contando en su palmarés, entre otros, con un Campeonato del Mundo (1993), una Flecha Valona (1996) y una Clásica de San Sebastián (1995).

La magnitud de la sanción a Lance Armstrong cobra mayor fuerza tras haber contabilizado todas las victorias que desde hoy le han sido retiradas. Esto obligará a rescribir importantes partes del calendario durante siete años, quien sabe si encumbrado a nuevos ganadores o dejando desierto el primer cajón del podio. En cualquier caso, el 22 de octubre del año 2012 quedará para la posteridad como la fecha que cambió la historia reciente del ciclismo.

Pérdida económica

Además de las consecuencias estrictamente deportivas, el haber sido desposeído de sus logros tendrá también repercusiones económicas sobre la figura de Lance Armstrong, pues tendrá que devolver lo obtenido en premios durante el período señalado. La cifra total asciende a una cuantía de unos 12 millones de euros (16 millones de dólares según el informe de la USADA), una cantidad muy elevada en relación con los números que habitualmente se manejan en el ciclismo.