Pat McQuaid: “La estrella era realmente un mentiroso”

El presidente de la UCI se mostró decepcionado por lo revelado sobre Armstrong, pero envió un mensaje de confianza a los patrocinadores y al mundo del ciclismo en general.

Pat McQuaid: “La estrella era realmente un mentiroso”
McQuaid ha tenido que lidiar, desde que comenzó su mandato en 2005, con numerosos casos de dopaje.

Pat McQuaid, el controvertido presidente de la UCI, blanco habitual de los numerosos problemas que atañen hoy en día a su deporte, y no sólo en el aspecto doping, se mostró contundente en la rueda de prensa de hoy, algo parco en palabras, pero firme y decidido con la histórica decisión que han tomado él y sus subordinados, posiblemente la más trascendente de toda la existencia del organismo internacional: desposeer de sus triunfos al recordman de victorias del Tour de Francia: Lance Armstrong.

“Agradecemos a la USADA toda su investigación y a las confesiones de los corredores que testificaron para contribuir a la limpieza del ciclismo, así como a las autoridades policiales (FBI) que también examinaron el caso”, declaró. “Armstrong no tiene sitio en el ciclismo, lo mejor es que se le olvide en este mundo. La estrella resultó ser un mentiroso”, llegó a decir.

"Lo mejor es que se le olvide en el mundo del ciclismo"

También hizo un examen de conciencia propio, reconociendo errores del organismo en el pasado, aunque en todo momento negó que fuera a dimitir. “No somos la policía. Trabajamos con los medios disponibles a nuestro alcance en todo momento. Si no destapamos esto antes fue porque no teníamos las herramientas adecuadas para detectar este sistema de dopaje”, explicó.

McQuaid asegura que con el sistema actual estas prácticas se hubieran detectado

Se reafirmó en su determinación de luchar contra este tipo de prácticas, aunque reconoció que en el ciclismo, al igual que en la sociedad en general, siempre ha habido y habrá tramposos, pero la intención es castigar a la mayor cantidad de ellos. “Mi postura contra el dopaje es prioritaria, han sido siete años duros, desde que fui nombrado presidente”. “Gastamos siete millones de euros anuales en la lucha contra el dopaje y los cambios y avances han dado resultado”, aseveró. “Con el sistema actual, actuaciones como éstas se hubieran evitado”.

Por último, se suma a la corriente de opinión que augura un cambio de tendencia en la visión que tienen los corredores actuales sobre el doping. “Sólo hay que atender a lo que dicen los corredores actuales, como Wiggins, o anteriormente Millar. Todo esto ha avanzado mucho y la decisión tomada hoy es un hito para nuestro deporte”, afirma. “El mensaje que puedo dar al mundo del ciclismo y a los sponsors es que hay futuro”.