Angel Vicioso recupera su olfato en el Muro de Puy

El corredor del conjunto Katusha impuso su punta de velocidad en el complicado final del Gran Premio Miguel Indurain. Los corredores del Movistar que consiguieron colar a dos de sus corredores en el pódium, Izaguirre 2º y Intxausti 3º, fueron incapaces de hacer frente al acelerón final del corredor aragonés.

Angel Vicioso recupera su olfato en el Muro de Puy
Angel Vicioso // Fuente: Tim de Waale

El corredor aragones del conjunto Katusha se ha impuesto en la 17ª edición del Gran Premio Miguel Indurain. Sobre un recorrido de 193 kilómetros plagado de trampas, emboscadas y dificultades montañosas. Angel Vicioso ha conseguido romper los pronósticos iniciales que señalaban como favoritos a los corredores del equipo Movistar y se ha llevado la victoria en la Basílica del Puy rompiendo una sequia de tres años sin ganar. Izaguirre 2º y Intxausti 3º completaron el pódium.

Poco más tarde de las 12:30 de la mañana ha dado comienzo una nueva edición de la carrera que rinde homenaje al campeón navarro Miguel Indurain. Sobre el papel con un recorrido atractivo y una participación de primer nivel hacían presagiar para los espectadores una bonita jornada de ciclismo, como así fue, por las carreteras de los alrrededores de la localidad navarra de Estella.

Fuga con protagonismo español

No tardó en formarse la fuga del día compuesta por seis hombres: Antonio Molina (Caja Rural), Gari Bravo (Murias Taldea), David Lozano (Team Novo Nordisk) Victor Martín y Ibai Salas (ambos compañeros de equipo en el conjunto Burgos-BH) y Luca Frasa (Start-Massi). Todos corredores españoles excepto este último de nacionalidad italiana. Poco a poco comenzaron a marcar distancias con el pelotón mientras los corredores del del conjunto navarro Movistar controlaban las diferencias con los fugados llegando ha alcanzar una renta máxima cercana a los cuatro minutos.

En la escapada uno a uno fueron cediendo corredores hasta que solo se quedaron por delante los hombres del Burgos-BH Ibai Salas y Victor Martín que a cincuenta quilómetros para el final eran cabeza de carrera con escaso margen sobre el gran grupo en el que los equipos más interesads en la peersecución eran los locales del Movistar y los componentes del equipo Katusha.

El Alto de Lezaun hace la selección

Una vez Ibai Salas y Victor Martin fueron neutralizados. En el paso por el alto de Lezaún once corredores se destacaron del pelotón. Este movimiento sería el que a la postre decidiría la carrera. En el grupo delantero habían entrado: Nathan Brown y Jarnier Acevedo (Cannondale), Francisco Mancebo (Skydrive-Dubai), Hugh Carthy y Amets Txurruka (Caja Rural), Ion Izaguirre y Beñat Intxausti (Movistar), Angel Vicioso (Katusha), Imanol Estévez (Murias Taldea), Alberto Gallego (Radio Popular), Delio Ferandez (WR2-Quinta da Lixa). Entre estos corredores hay un buén entendimiento y pronto comienzan a aumentar las diferencias con el gran grupo.

El muro de Puy decide

Como era de preveer la carrera se decidiría en el explosivo final del muro del Puy. En el se presentarón cuatro corredores para jugarse la carrera. Jarnier Acevedo, Angel Vicioso y dos integrantes del conjunto Movistar, Ion Izaguirre y Beñat Intxausti. Mientras por detrás Alejandro Valverde, que había saltado del pelotón y había ido cogiendo a todos los corredores que se habían quedado de la escapada, hacía lo imposible por contactar con el cuarteto de cabeza.

Ya dentro del último quilómetro Angel Vicioso pegaba el arreón definitivo que le sirvió para sumar una nueva victoria que añadir a su palmarés. Con este nuevo éxito el corredor del Katusha reedita el triunfo que ya consiguiera en los años 2001 y 2002 cuando defendía los colores del equipo Kelme. Deja atrás años muy complicados por culpa de numerosos caidas y lesiones.

Clasificación final