Anonymous logra colarse en los Goya y bloquear su página oficial

Los activistas contrarios a la Ley Sinde consiguieron saltar las medidas de seguridad de la gala y hacer acto de presencia antes de la entrega de un premio. Mientras, la web de los premios era boicoteada durante horas debido a un ataque informático del movimiento

Anonymous logra colarse en los Goya y bloquear su página oficial
Imagen de la página web de los Goya tras el ataque de los activistas

Llevaban semanas avisando de sus intenciones. Los activistas de "Anonymous", que realiza acciones a favor de la libertad de expresión, de la independencia de Internet y principalmente en nuestro país en contra de la Ley Sinde, consiguió ayer saltar las medidas de seguridad de la gala de los Premios Goya y colarse en la entrega de premios. Al mismo tiempo, la página oficial de los premios fue atacada con un vídeo protesta que colgaron miembros del movimiento y que provocó que durante horas la web quedara inoperativa. 

Todo ocurrió durante la entrega del Goya a la mejor dirección que presentaban Isabel Coixet, Álex de la Iglesia y Juan Antonio Bayona. Como de la nada, se levantó uno de los miembros del grupo, enfundado en su característica máscara, intentado llamar la atención de los asistentes y de los telespectadores. En tan solo unos segundos, la seguridad del recinto logró interceptar al manifestante sin mayores consecuencias para el desarrollo de la gala. 

 

 

Mientras tanto, en el mundo cibernético, la página web oficial de los Premios Goya era hackeada por miembros del grupo, donde lograron borrar datos y colgar un vídeo reivindicativo. Inmediatamente, la página fue cerrada por sus organizadores, mostrando un escueto mensaje en el que se indicaba que "por problemas técnicos, la web no se encuentra operativa. Estamos trabajando para solucionar el problema. Disculpen las molestias". 

No es la primera vez que el grupo activista "Anonymous" ataca la gala de los Premios Goya. El año pasado, un grupo numeroso de "Anonymous" logró ser noticia por sus abucheos contra la Ley Sinde frente a las puertas del Teatro Real.